De esas pequeñas cosas

Esto pretende ser una bienvenida a este blog –una pequeña ventana abierta a los internautas-, una bienvenida acogedora para que te sientas a gusto en él. En este blog me gustaría hablar de esas pequeñas cosas que tal vez no cambien el mundo pero que nos hacen la vida más llevadera y preciosa
Es un intento de parafrasear el titulo de una canción de Serrat –autor que probablemente cite más de una vez en este blog- titulada Aquellas pequeñas cosas, que a veces aparecen por los cajones y nos traen recuerdos de tiempos pretéritos. Pero no quiero hacer un ejercicio de nostalgia, sino de mirada al  presente, de esas pequeñas cosas que guardamos en nuestro corazón como perlas valiosas y que nos hacen mirar al futuro con esperanza.
Pequeñas cosas pero que muchas de ellas tendrán una gran profundidad pues hablarán de cosas no tangibles, pero que al menos mueven mi vida y la llenan de sentido diariamente
También escribiré de inquietudes que me interrogan o que me motivan a seguir buscando, en este peregrinar vital.
De mucho se puede escribir, sobre todo si se cogen lo que considero  mi nombre y dos apellidos en la vida  que no son otros que PERSONA, CRISTIANO y  SALESIANO.
Muchas pequeñas cosas aparecerán en este espacio y las podemos comentar con la tranquilidad de una tertulia relajada y sin prisas.
Sed bienvenidos estáis en vuestra casa

Alberto

 3694695940_d9cf90150f