LA AVENTURA DE MARIA

 

Los del equipo de Pastoral de la casa de Santander con esta motivación han creado la campaña  de este año entorno a la fiesta de la Virgen, Mª Auxiliadora, para los más pequeños del colegio.  ¡Me ha encantado! Nos acercan la figura de la primera discípula de Jesús, María, mirando su  vida como una gran aventura, como un viaje a lo largo de su existencia. Van haciendo guiños  sobre lo que necesito durante ese viaje, van mostrando a una mujer, madre y discípula, cerca y  visible para todos nosotros.

Me vais a permitir coger esta motivación para también acercar la figura de la Virgen a todos  nosotros.

Lo cierto es que Dios no se lo puso fácil a María, siendo una niña le dice que va a ser madre, y   no cualquier madre, la Madre del Mesías. Luego tiene que salir de su tierra para ver nacer a su  hijo en un establo, como un forastero. Poco después tienen que huir porque su vida corre  peligro. Con doce años el chaval se queda en el templo y cuando sus padres le van a buscar, él  les suelta, que se tiene que ocupar de las cosas de su Padre/Dios. No, no lo tuvo fácil…

Desde la Anunciación hasta ver morir a su hijo en la Cruz, María recorre un camino, hace un viaje  largo a lo largo de toda su vida. Ciertamente, no puedo evitar pensar en ella como una joven  muchacha, una joven madre, una mujer que va contemplando como su hijo, ese que nació de  su vientre, se va convirtiendo en ese Hijo del Padre. Ella en este recorrido se va dando cuenta  de la fuerza y sentir que tiene Jesús, y supongo que esto también le causaría sufrimiento.

María “la gran mediadora”, desde el minuto cero con su “¡Hágase!” se convirtió en aliada de  Dios en este camino de salvación al cual estamos todos llamados.

María con su “sí” hace posible la venida de Dios entre nosotros, transformando nuestra  concepción de Dios haciéndole Padre, Hijo y Espíritu cercano para cada uno.  María con su actitud sencilla y silenciosa, acompaña el camino de Jesús siempre desde el silencio  y la distancia de quién no estorba, de quién no quiere sobresalir, de quién está pero no se la ve,  pero atenta a la necesidad a decirle al hijo “Necesitan vino”.

María personaje cálido, cercano, con actitud siempre abierta, en posición de dar un abrazo.

María que bajo su manto nos resguarda a todos, esto es muy salesiano, nos protege y vigila, y  alienta a hacer el bien.

María “auxilio” donde poder llorar y compartir tus sufrimientos, donde solicitar su mediación  para necesidades.

María… la gran historia de AMOR: La confianza ciega, dejarse llevar, la sencillez, el dejar hacer,

DISPONIBILIDAD, ENTREGA, AMOR…

¡FELIZ FIESTA DE M. AUXILIADORA! 

 

Lourdes Rojo  Centro

Barakaldo SDB

IMG-20190524-WA0003