Diálogos animados con personas muertas

Ignacio Lloret
Ignacio Lloret tiene algo que lo hace un escritor especial, me atrevería a decir de culto. Mucho y bien ha escrito pero este libro personalmente lo considero una joya, que me recuerda a los clásicos, tal vez Ignacio Lloret con el paso del tiempo se convierta en un clásico.
De momento es un buen escritor que disfrutamos de sus libros que con tan buen gusto escribe
En este libro mantiene un dialogo fluido con diez personas que ya están muertas, pero lejos de hablar de la muerte habla de la vida, la muerte es inherente al ser humano, no se debe vivir como algo extraño.
Lloret nos introduce en un mundo apasionante en cada uno de los relatos, los protagonistas nos narran como murieron, de diversas maneras y modos
Una profundización en la trascendencia antropológica, en como se enfrentan a su muerte, no a la muerte en general sino a su muerte me parece interesante este matiz que queda muy claro en el libro
Realmente son diálogos muy animados, llenos de plenitud, que transmiten serenidad.
Un logro literario el de Ignacio Lloret que no debe pasar desapercibido, una obra la suya que se me antoja maestra

Alberto López Escuer