Ser simpática implica solo eso

minifalda_424_533x800
No hace mucho hablaba con una amiga de los problemas que tenía en algunas ocasiones por ser simpática, por ser como es, algunos hombres interpretaban su simpatía como otra cosa lejos de la realidad, también su forma de vestir equivocaba al personal, lo decía con mucha pena y casi al borde del llanto, a más de uno le había tenido que parar los pies pues veía donde no había nada que ver.
La sangre me empezó a hervir conforme mi amiga hablaba, ¿Cómo puede haber hombres así? Haberlos hailos, se creen con derecho a todo porque una mujer, en su perfecto derecho, sea simpática o vista como le de la gana, el problema lo tienen ellos, sus mentes están enfermas y llenas de prejuicios, reprimidos que hacen daño, mi amiga a la cual llamaré Sara aunque su nombre no es ese, es una mujer simpática, atractiva, culta, que viste muy elegante, es un placer hablar con ella, compartir un café y una buena conversación, claro que eso algunas mentes cerriles no lo ven y ni quieren verlo.
Sus argumentos son absurdos y dan la medida de lo que son, repelen a las mujeres con su aptitud machista y fuera de lugar, ridículos enanos mentales que hacen un flaco favor al resto de los hombres que al mirar a una mujer como Sara ven a una persona llena de valores que desborda simpatía, y que da gusto compartir el tiempo con ella.
Ser simpática implica ser simpática ni mas ni menos y solo eso

Alberto López Escuer