Fiesta navideña en Pamplona

agustinUn año más los salesianos cooperadores, sus familias, familia salesiana y amigos nos juntamos en la sala de audiovisuales para escuchar la religiosa salesiana Teresa Perich, quien nos habló de las vivencias de Madre Mazzarello y sus compañeras en el convento en Mornese, sus primeros años en 1873 con la primera misa de gallo celebrada en el convento, el avance en las vocaciones y postulantas en 1874 y 1875, con las celebraciones de la novena a María Inmaculada, avanzando hasta Nizza en 1878 donde en la novena de la inmaculada hay quince vesticiones, nueve primeras profesiones y tres profesiones perpetuas.

También nos habló de las primeras misiones a Argentina, al barrio de la Boca, donde no tuvieron mucha oposición porque aunque había muchos masones, estaban divididos y fueron recibidas muy bien, o los viajes y misión en la Patagonia con su clima tan severo.

En 1880 se celebra una novena a la Inmaculada muy intensa y una Navidad alegre y la Madre hace este comentario: “Querida hermanas, progresemos en el sacrificio y en la santidad; ¡hay tanto bien que hacer! Dichosas las que lo pueden hacer y han sido elegidas para sacrificarse más, para dar más almas al Señor. En Mornese nos robábamos los sacrificios unas a otras:  ¡continuemos as-i, cada vez más, siempre más!”Por último nos habló del Adviento en Pamplona al día de hoy, siguiendo las indicaciones del Papa Francisco:

  • Purificar la fe
  • Purificar la espera…la esperanza
  • Purificar la vigilancia.

Terminó con la reflexión del Papa Francisco del día de la Inmaculada del ¡Aquí estoy! De María en contraposición de ¡Me he escondido! de Adán.

Después de la charla, Agustín Fernández, celebró la Eucaristía y en la homilía comparó el adviento con un embarazo, donde la futura madre se cuida, se abstiene de cosas que puedan perjudicar al bebé, para al final dar una nueva vida. Así tendríamos que cuidar nuestro adviento para recibir la Luz, al mejor Niño.

Por último la cena compartida con chorizo, salchichón, quesos diferentes, patatas fritas, ensaladilla rusa, tortillas, ajoarriero, magras con tomate, lomo con pimientos y postres. Al final la rifa, de la que casi todos los comensales salieron con un regalo bajo el brazo. Nos despedimos con los mejores deseos esperando vernos el sábado en el retiro.

Feliz Adviento y Feliz Navidad!

Angel Oteiza Eugui

salesiana01