Rosa Álvarez: “Cada personaje que interpreto me enriquece como persona”

Rosa Alvarez.jpg 1Balarina- sus primeros pasos profesionales los dio  con Antonio Gades- y actriz, Rosa Álvarez transmite arte por cada poro de su piel, mujer sensible, una gran dama que ha encontrado en la interpretación un cauce para transmitir sentimiento y belleza

1. ¿Cuándo decidiste ser bailarina?
No lo decidí, fue pura casualidad. Comencé con ocho años, con una maestra de ballet amiga de mi tío, pintor en París; él venía todos los años a ver a su familia y a saludar a sus antiguos compañeros del Círculo de Bellas Artes, donde trabajó siendo joven como carpintero. Una tarde le pregunté donde iba y me invitó a ir con él. Le dije que si, y llegamos al Círculo. Al despedirnos de sus compañeros en las clases de pintura, escuchamos una música de piano, sorprendida le pregunté por ella y sonriendo me dijo: quieres que vayamos, conozco a la maestra. Acepté. Efectivamente era clases de ballet clásico. En aquella época solo las familias de clase alta podían pagarles a sus hijas esta formación. Al entrar dentro de la clase, la música se detuvo, la maestra se dirigió a mi tío y al verme le preguntó quién era esa niña con pinta de bailarina. Finalmente me invitó a acudir a sus clases. Por la amistad que le unía a él, no me cobraría. Pasado el tiempo me convertí en su ayudante durante tres años. Más tarde decidí comenzar clases de danza española, con distintos maestros.

2. ¿Cómo es Rosa Álvarez como persona?
Me considero una persona con mucha sensibilidad. Me gusta escuchar a los demás y necesito constantemente tener motivos para ilusionarme. Disciplinada y muy exigente conmigo misma.

3. Diste el salto a la interpretación ¿Te fue fácil hacerlo?
Si, encontré a la gente adecuada en el camino. Me separé de Rosa bailarina y hallé a Rosa actriz. Estoy segura que ese era mi destino. Cada personaje que interpreto me enriquece como persona y esto me hace sentirme muy llena.

4. Bailarina, actriz dos formas de interpretar personajes y sentimientos ¿En cuál te sientes más cómoda?
Son disciplinas muy distintas y no sabría contestar. La danza requiere de una gran entrega física, tu trayectoria es corta y eso te obliga a vivirla profundamente, lo que hace que disfrutes de ella con mucha intensidad. La interpretación en la madurez ha sido un regalo; en mi condición de artista cada segundo durante los rodajes me voy sintiendo mejor, y eso me resulta apasionante.

5. ¿Cuáles han sido tus referentes de tu vida?
Mis referentes han sido en primer lugar, Antonio Gades, con quien comencé mi vida profesional. Ya en el Ballet Nacional de España pude trabajar bajo la dirección de Antonio Ruiz, entre otros.
En mis comienzos como actriz: Francesco Cocco, director con quién he trabajado en varios cortos; es mi maestro y mi amigo, al que le debo gran parte de mi trayectoria y con quién espero poder seguir trabando en el futuro. Sus personajes me han hecho amar esta profesión.

6. ¿Cómo preparas tus personajes?
Me gusta hablar con el director para que me cuente cómo es su personaje, que es lo quiere sacar, cómo lo siente y que quiere transmitir. Después, leer el guión, trabajar en solitario y empatizar con él, por muy duro que sea.

7. ¿Cómo ves a los jóvenes respecto al arte?
Los jóvenes tienen mucho que aportar y creo que debemos saber escucharlos. Su fuerza y su frescura en esta profesión son muy necesarias. Nos pueden enseñar cosas que quizás no nos hayamos parado a valorar como merecen. Oír a las nuevas generaciones siempre es enriquecedor y apasionante.

8. Si tuviera que elegir ¿Con cuál de tus personajes te quedarías?
Siempre el último que estoy rodando.

9. ¿Cuál ha sido tu mejor momento profesional? ¿Y el peor?
Entre los mejores, cuando interpreté a Bernarda Alba con el Ballet Nacional, con coreografía de Rafael Aguilar bajo la dirección de Antonio Ruiz. Como actriz, mis últimos cortos bajo la dirección de Francesco Cocco y Ángel Gómez Hernández.
El peor sin duda, la lesión de espalda que me retiró como bailarina del Ballet Nacional.

10. ¿Cuáles son tus próximos proyectos?
El rodaje de un nuevo corto del director Inge Vela.
Un largo para el próximo año y seguir trabajando intensamente.

Entrevista: Alberto López Escuer