Carolina Marín, humildad, perseverancia y fe

carolina_marin-655x368

Carolina Marín es nada más y nada menos que tricampeona del mundo de Badminton, un deporte minoritario en nuestro país, pero de gran predicamento en Asia. Carolina es en estos momento la única que puede presumir de tener tres campeonatos del mundo en su Palmarés, si fuera de otra disciplina más conocida ocuparía muchas portadas, pero Carolina Marín no es futbolista por ejemplo, paso a paso sin prisa pero sin pausa, ha ido escalando posiciones convirtiéndose tal vez en la mejor jugadora de la historia de este deporte. Consiguiendo un oro olímpico, tres campeonatos del mundo y cuatro europeos, entre otros galardones, unas conquistas que hablan por sí solas de la calidad de Carolina.
“Puedo porque pienso que puedo” frase que acuñaron los Argonautas, es su motivación, muy joven tuvo que dejar su Huelva natal para perseguir un sueño, mucho entrenamiento, momentos difíciles, encontró en la persona de Fernando Rivas, un entrenador que la supo comprender y que la ha sabido llevar a lo mas alto.
Carolina nunca ha olvidado sus orígenes, lleva a Huelva en su corazón, es una mujer humilde, con mucho tesón, todo ello le ha llevado a lo más alto del Badminton mundial.
Ha roto barreras que años atrás eran impensables, ahora es la rival a batir y un ejemplo para muchas jóvenes.
Tiene fe en sí misma, transmite preciosos valores como la deportividad, el trabajo en equipo, – nunca considera que sus triunfos son solo de ella-
Carolina Marín el triunfo de la humildad, la perseverancia y la fe.

Alberto López Escuer