Yolanda Almeida Rodríguez: “Para mí, una novela de misterio debe presentarte un reto intelectual”

 

foto

Yolanda es una joven escritora, que cuando hablas con ella transmite tranquilidad, la misma que irradia en esta entrevista que nos ha concedido, una escritora con futuro que ya es una realidad

1. ¿Qué te llevo a ser escritora?
En realidad no creo que haya existido una situación o algo que me haya impulsado a escribir. Siempre, desde niña, me encantaba crear y construir historias, situaciones, relaciones, vidas… Supongo que pasar de los juguetes al papel es un paso natural. Algo cada vez más divertido. Un juego, una construcción.

2. ¿Cómo es Yolanda como persona?
Es curiosa, introvertida, observadora, impaciente, perfeccionista, caótica en su vida diaria y ordenada en el trabajo…

3. ¿De dónde surgen la ideas para escribir “Habitación 254”?
Habitación 254 surgió en realidad de un objeto. En las últimas páginas de Asesinato en la bahía Gustavo encuentra una medalla que tiene mucho significado para él. Le transporta a un momento de su vida lleno de tristeza, en concreto a un 7 de julio. La fecha no es una casualidad, fue ese mismo día hace casi cinco años cuando comencé a escribir la novela. En plenos sanfermines. Me gustó la relación porque son fechas señaladas para la ciudad, debía ser un entorno que le removiera por dentro no un día cualquiera dentro del calendario. De aquí nació esta parte de la trama que es la personal pero también está la policíaca… Esa fue surgiendo conforme se fueron desarrollando los hechos, es verdad que hay ciertos aspectos como la financiación ilegal de partidos, el blanqueo de capitales… Que tienes que haberlos sacado de la realidad, porque por desgracia esas cosas ocurren.
Y en general es cierto que bebo mucho de las series. Si bien la trama de la novela no está sacada de ninguna sí que hay algunas cosas que están inspiradas en Castle, no de forma directa pero su influencia está. Recomendaría mucho el primer capítulo de la quinta temporada, una obra de arte y fuente de escenas, emociones… Al menos a mí me ha dado mucho.
4. En tu opinión ¿Qué tiene que tener una novela de misterio para captar la atención del lector?
Para mí, una novela de misterio debe presentarte un reto intelectual, o al menos, yo lo necesito. Debería darte un mundo, enseñártelo, explicarte las reglas del juego y jugar contigo hasta dejarte sentado sin aliento. Debería ser profunda, enreveseda sin llegar a la complicación e introducirte en una realidad paralela, inexistente, algo que aún bebiendo del mundo que ya existe no sea como él. Una carrera de fondo donde te sientes al volante del coche sin saber cuál será la siguiente curva y al llegar al final cierres el libro sabiendo que has vivido una aventura.

5. ¿Con cuál o cuáles de tus personajes te sientes más identificada?
Todos tienen algo de mí, es imposible que no lo tengan. Pero si tengo que elegir diría que Natalia, por su inteligencia, curiosidad y necesidad de aventura. Gustavo, por su tozudez y nobleza. Y Sara, también por su tozudez pero también por su necesidad de justicia, sus dudas, sus miedos.

6. ¿Cómo es un día en tu vida?
Mis días no son rutinarios ni ordenados. No tengo un trabajo con un horario fijo de lunes a viernes así que son muy variables. Cuando trabajo de mañana aprovecho las tardes para pasear, escribir, estar con mi familia, leer o salir con las amistades, cuando lo hago de tarde las mañanas son para el estudio, hace poco he empezado a estudiar criminología así que intento dedicarle el tiempo que puedo. Y cuando tengo días libre entre semana me gusta mucho aprovechar para ir al cine, al teatro o a presentaciones de libro pero también para caminar.

7. ¿Qué libro en tu opinión no deberíamos dejar de leer?
En realidad es una pregunta difícil, me cuesta elegir un libro solo de todos los que me han acompañado a lo largo de mi vida pero si tuviera que hacerlo sería los de Harry Potter. En mi caso,  fue un antes y un después, fue mi primera lectura larga, como novela. Había leído muchos cuentos pero nunca me había enganchado de tal manera y a partir de ahí no he dejado de leer. Fue mi primer amor literario. El mundo que ha creado, los sentimientos y la empatía que llegas a sentir con los personajes es algo que he sentido con pocos libros. Era absorvente.  De hecho recuerdo el libro que más me marcó de todos ellos y fue el quinto, en ese libro conocí lo que era odiar a un personaje con tanta fuerza que parecía real. Lo vivías.
8. ¿Crees que los jóvenes son aficionados a la lectura?
Creo que con los años cada vez menos. Sobretodo en la medida en la que se les obliga a leer determinados géneros o libros y eso termina haciendo que odien la lectura, que la aborrezcan. Cada uno debe encontrar aquello que le motiva, para algunos será la novela, para otros los ensayos, el periódico, artículos de opinión… A algunos simplemente no les interesará leer. Pero lo importante es ayudarles a descubrir sus intereses y guiarles. Ofrecerles todo tipo de lecturas y autores para que puedan encontrar aquello que les mueva por dentro.

9. ¿Qué tipo de género literario te gusta leer?
Me gusta el policíaco, la ciencia ficción y la fantasía. También el histórico pero mezclado con otros géneros, por sí solo se me hace demasiado pesado. Me encanta también leer libros dedicados a la psicología.

10.  ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Leer, tocar el piano, escribir, ver series (sobretodo las policíacas), el deporte (aunque lo practico menos de lo que me gustaría), debatir, aprender, ir al teatro…

11. ¿Cuáles son tus próximos proyectos profesionales?
Ahora mismo no estoy trabajando en nada en concreto, al menos en lo que a escritura se refiere. En estos momentos lo que estoy intentando es continuar con la historia de Gustavo, de Sara… El final de Habitación 254 me ha dejado muchos frentes abiertos y a los personajes en crisis. Cada uno de ellos va a tener que librar batallas que no estaban en sus planes y hay que encajarlo todo muy bien aunque aún no sé cómo. Ni siquiera sé cómo empezar. Hay mucho puzzle por delante, muchos debates que solucionar…

 

Entrevista: Alberto López Escuer