El periodismo que busca la verdad contribuye a la justicia y la paz en el mundo

 

Capture-d’écran-2018-05-13-
(ZENIT).- Para el Papa Francisco, el periodismo que busca la verdad contribuye a la justicia y la paz en el mundo.

El Papa ha mencionado la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales este domingo, 13 de mayo de, 2018, después de la oración mariana del Regina Caeli, en la Plaza de San Pedro, a la que asistieron unas 45 000 personas.

“Hoy es el Día Mundial de las Comunicaciones Sociales, sobre el tema: « Fake news”, es decir, noticias falsas, y periodismo de la paz “, dijo el Papa, y agregó: “Saludo a todos los operadores de medios , especialmente a los periodistas que están comprometidos con buscar la verdad de las noticias, contribuyendo a una sociedad justa y pacífica”.

En vista de este Día Mundial de las Comunicaciones Sociales, el Papa Francisco también emitió un mensaje, el 24 de enero último en la fiesta de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas.

Los insta a “promover el periodismo de paz” y pide a los periodistas que sean los “guardianes de las noticias”. “En el centro de la información”, dice, “no es la velocidad de transmisión y el impacto en la audiencia, sino las personas”

“El mejor antídoto contra las falsedades no son las estrategias, sino las personas”, dice el Papa Francisco: “personas que, libres de avaricia, están listas para escuchar y mediante el esfuerzo de un diálogo sincero, dejan que surja la verdad; las personas que, atraídas por lo bueno, se sienten responsables en el uso del lenguaje”.

El Papa se dirige en particular a “quien se encarga de informar, es decir, el periodista, guardián de las noticias”: “Este, en el mundo contemporáneo, no ejerce solo una profesión, sino una verdadera misión. Él tiene la tarea, en el frenesí de las noticias y en la primicia del torbellino, de recordar que el centro de información no es la velocidad de transmisión y el impacto en la audiencia, sino que es la gente. Informar es formarse, es tratar con la vida de las personas”.

Al abogar por “la precisión de las fuentes”, alienta “a promover el periodismo de paz”. Y el Papa aclara que este no es un “periodismo” elegante que niega la existencia de problemas serios y asume tonos melifluos. Es “periodismo sin engaño, hostil a las falsedades, consignas y declaraciones enfáticas; un periodismo hecho por personas para las personas, y entendido como un servicio para todas las personas, especialmente aquellos que son la mayoría en el mundo, que no tienen voz; un periodismo que no quema las noticias, pero que se dedica a la investigación de las causas reales de los conflictos, para favorecer la comprensión desde las raíces y la superación mediante el inicio de procesos virtuosos; un periodismo comprometido a proporcionar soluciones alternativas a la intensificación del clamor y el abuso verbal”.

“El antídoto más radical contra el virus de las mentiras es ser purificado por la verdad”, dice el Papa.

© Traducción ZENIT, Raquel Anillo