Diana Quer

dianaquer-ultimaimagen

Diana era una joven madrileña que después de una noche de diversión en las fiestas del pueblo que veraneaba, se retiraba a su casa, era el 22 de agosto del 2016 pero tuvo la desgracia de encontrarse con un hombre de mal – como los hay de bien también los hay de mal-.
Desapareció y siguieron quinientos días de incertidumbre, investigación y de esperanza.
Unos días de angustia para su familia, la esperanza se desvaneció cuando ese hombre de mal declaró el 31 de diciembre del 2017 donde estaba el cadáver de Diana, confesó que estaba en una fábrica abandonada, ese hombre de mal la dejó en ese lugar, siempre había estado allí, desde el primer día que desapareció.
Su familia ya no podrá abrazar a Diana, nunca regresará, un hombre de mal se cruzó en su camino , la esperanza de hallarla con vida se desvaneció, ahora es el momento de que la justicia haga su trabajo, que juzgue a ese hombre de mal que tanto daño ha hecho y que ha cercenado la vida de una joven que tenía toda una vida por delante y que esa noche llegó a su punto final de una manera abrupta.
“Gracias a este señor mis navidades y fechas especiales dejen de serlo. Me has quitado lo que más necesitaba solo por darte el gusto una noche”.
Esto escribió Valeria la hermana de Diana en una de sus Redes Sociales. Palabras llenas de dolor, un dolor que se ha alojado en su familia y que me temo nunca los dejará.
Diana esa noche de agosto venía de disfrutar de unas fiestas, un hombre de mal se cruzó en su camino, lo demás ya lo conocen.

Alberto López Escuer