Maite López Arias. “Mi familia ha sido mi gran apoyo”

 

IMG-20150919-WA0001
Hemos entrevistado para nuestra página web a Maite López Arias, le fue diagnosticado cáncer de mama, en esta entrevista nos habla de su lucha diaria contre él, de sus apoyos, de sus miedos, de horizonte. Maite eres un orgullo de hermana, todo un ejemplo que ha quedado plasmado en esta preciosa entrevista. Gracias hermana

1. ¿Quién es Maite López Arias? Preséntate por favor
Soy Salesiana Cooperadora, profesora de Filosofía en el instituto público de Yunquera de Henares en Guadalajara. Hija y hermana de Salesianas Cooperadoras, tía de tres maravillosos sobrinos, miembro de una gran familia.

2. Padeciste cáncer de mama ¿Qué sentiste en el momento que te lo diagnosticaron?
Es difícil explicar lo que se siente. La noche que me confirmaron que era maligno no pude dormir. Fue un impacto terrible. Parece que no te está pasando, que eso no va contigo y luego sientes mucho miedo, al dolor, a morirte. Sientes un gran vacío.

3. ¿Cómo se afronta una enfermedad así?
Siempre recordaré las palabras de mi oncóloga, a la que estoy enormemente agradecida, Patricia Novas: las batallas una a una. Hay que vivir día a día, aprovechando cuando te encuentras mejor y descansando cuando el cuerpo te lo pide. No pensar en lo que te pueda pasar y confiar siempre en que pase lo que pase todo tiene un sentido aunque haya momentos en que no lo veas por ninguna parte.

4. ¿En qué personas te apoyaste?
Mi familia ha sido mi gran apoyo. Mi padre ha estado siempre a mi lado. Mi hermana Ana ha sido mi paño de lágrimas y mi sostén cuando flaqueaba, que habría hecho yo sin ella. Mis hermanos siempre pendientes de cualquier cosa. El recuerdo y el ejemplo de mi madre que pasó por la misma situación que yo. Natxo y mis sobrinos con los que he compartido tantos momentos. Mi cuñada, mis tíos y primos de Guadalajara. Mis tías. Mis amigas de Guada que vinieron a visitarme en Navidades, que gran momento y que inyección de energía. Mis compañeros. Mis hermanos cooperadores…
La lista es larga pero cada uno me aportó energía y ganas de seguir luchando. He recibido tanto cariño que muchas veces me he sentido desbordada y teniendo eso yo tenía que seguir adelante. No sé si he dicho suficientes veces gracias a todos ellos. Podría estar toda la vida diciéndolo y no les haría justicia. Soy muy afortunada.

5. ¿Qué papel ha jugado la fe en esta situación?
Un papel muy importante. Mi madre siempre decía que había que mirar todo con otros ojos, darle la vuelta. Yo estaba en un momento de mi vida complicado a nivel personal, estancada, muy centrada en mí. Esta enfermedad ha sido algo positivo en mi vida. Ha aumentado mi confianza en Dios, me he sentido abrazada por Él y ahí estoy, intentando corresponderle.

6. ¿Cuál fue tu peor momento?
Al principio, hasta que comienza el tratamiento y lo tienes que asimilar que te está pasando a ti y cuando me dijeron que me tenían que dar quimio. Se te pasan muchas cosas por la cabeza y ninguna buena y yo tengo mucha imaginación.

7. ¿Ahora estas curada?
Sigo con mis revisiones. Los médicos dicen que eso no se puede decir todavía, pero yo me siento muy bien. He ido recuperando mi cuerpo, las fuerzas y llevo una vida normal.

8. ¿Cómo te ha cambiado la vida tras esta enfermedad?
Ahora veo las cosas de otra manera. Siento más tranquilidad y paz interior. He aprendido a quererme más, a aceptarme y a afrontar las cosas con menos miedo. Creo que esta experiencia me ha hecho mejor persona. Relativizas muchas situaciones que no tienen tanta importancia. Si pudiese resumir (que es complicado) lo que he aprendido diría: Confía en Dios, Él sabe lo que hace y lo que es mejor para ti. Lo más importante en esta vida es el amor, con amor puedes afrontar y superar todo, quiérete y quiere a los que te rodean y díselo siempre que puedas. En eso estoy ahora, en llevarlo a la práctica, intentando que el ritmo de la vida no me lleve a olvidar que esto es lo único que importa.
Desde aquí quiero agradecer a todos los que me habéis transmitido fuerza y energía a través de vuestra oración, presencia, sonrisa, cariño. GRACIAS. Mi tarea es estar a la altura. GRACIAS
Entrevista: Alberto López Escuer