Nos espera en el Paraiso

DonBosco_MariaAuxiliadora_220916

Querida hermana Isabel.:
Una vez más la vida nos hace vivir acontecimientos que no son del agrado aunque en la celebración que tuvimos en su recuerdo lo llamáramos “fiesta”. Ir a un funeral de alguien querido suele ser doloroso, y si estrechamos el círculo personal a un familiar, suele ser muy doloroso. En este caso se mezclan ambas causas porque dicho funeral ha sido para decir adiós a una de nuestras hermanas Cooperadoras del Centro Local de Deusto- Bilbao, Isabel Oláiz.
Siempre es “a toro pasado” cuando muchas veces pensamos en lo buena que ha sido tal persona, en las buenas acciones que le viste, en tales defectos o maneras de hacer que no compartías con ella, en… En este caso -¡cómo no!- también sucede que muchas acciones cobran más vida precisamente cuando falta esa persona.
No voy aquí a repasar la vida de Isabel, porque todos aquellos que la conocisteis bien sabéis que no caben en estas pocas líneas todo lo que nos ha enseñado, porque era una mujer de “bien hacer”. Desde el año 1988 Cooperadora con promesa, habiendo estado a cargo de la presidencia de las Admas, Isabel siempre estaba allí donde se organizaba algo de Admas o de Cooperadores, participando activamente y dando una opinión que podías no compartir pero que ella con su quehacer diario refrendaba y aleccionaba. Don Arcadio, el sacerdote que ofició la misa-funeral, recordó varios de los momentos vividos con Isabel, y siempre remarcaba el carácter fuerte de esa mujer que tenía como uno de sus lemas para vivir cristianamente su Fe el “hacer bien lo que hay que hacer”. Una mujer que nos ha ido enseñando no con palabras sino con sus maneras constantes de acción que se trata de hacer lo mejor posible lo que tenemos que hacer pero hacerlo, y por Amor a Dios- ¡ahí queda eso!
Isabel está presente tanto en Admas como en SS.CC. “desde siempre” como muchas otras Admas y Cooperadoras, presentes y ausentes, y me sirve para recordar a todas. Nuestro Centro de Deusto- Bilbao ha sido muy numeroso tanto en la Asociación de Admas como en los Cooperadores, pero en personas como Isabel te das cuenta que la calidad es lo que queda. Esa calidad entendida como todo aquello que cada uno de nosotros aporta a la Asociación en la que está integrada, y que sea siempre para bien. Una manera de estar y trabajar constantes, -que hay que vender lotería, pues ale, a venderla, que hay que estar presente en distintas acciones dentro de la Iglesia Local como Ekoropa, o leer en nuestra Iglesias en las eucaristías, o los desayunos a los desfavorecidos aquí al lado de Salesianos, etc. ¡pues se está!- Bien recuerdo en alguna eucaristía de Cooperadores que ella pedía por todos nosotros presentes allí para que fuéramos mejores- ahora cobra más sentido-.
Isabel, constante y tenaz, poco amiga de los besos- y eso que alguno ya me dio tras no vernos en período vacacional-, con el recuerdo a todos los SS.CC. y Admas que nos han precedido, ¡Gracias por vuestras enseñanzas!
Parece más un cumplido o unas palabras bonitas, pero siento decir que ” a toro pasado” muchas acciones cobran más sentido que cuando las vives en el momento. Dios nos pone a personas muy variopintas en nuestro camino para demostrarnos que nos quiere, que nos acompaña y que tenemos que vivir como honrados ciudadanos y buenos cristianos, haciendo bien lo que hay que hacer. Con el ejemplo de Isabel, y de tantos compañeros de viaje de Admas y de SS.CC. tiene que ser fácil sentirlo y no tan difícil vivirlo.

 

 

Enrique G. Caballero
Secretario SS.CC. Centro Local de Deusto- Bilbao.