En la Biblioteca Nacional

e44a623a-faf1-4f65-a3e4-20ec9ca4fafcEs un lugar que cada vez que visito me encuentro como en casa, para un bibliotecario como yo y amante de los libros es como estar en el Paraíso.
Es un viaje a la historia de la literatura, encontrándome con libros, que han sido compañeros de camino, que han estado presentes en mi vida y que me han formado como persona.
Un templo de la sabiduría donde se custodia el saber de varios siglos. Es un privilegio poder entrar en la Biblioteca Nacional, también en sus exposiciones que nos acercan a autores conocidos pero también desconocidos, en una labor impagable de divulgación.
Este pasado mes de julio me acompañó mi hija, visitamos juntos la Biblioteca Nacional, quedó impresionada, le encantó y pensé: otra generación que ese enamora de este precioso lugar. Fue un día inolvidable.  Los ojos de Paula se abrían como platos a cada descubrimiento que hacía, la comprendí, fue la misma sensación que tuve la primera vez que la visité, donde me sentí muy feliz, y qué les voy a contar de ver a mi hija disfrutar de la visita a un  sitio que todos deberíamos hacer al menos una vez en la vida. La Biblioteca Nacional nos habla del amor a los libros, de todos aquellos que nos abrieron ventanas para que volara nuestra imaginación y que gracias a la lectura lo logramos. Un Paraíso que se encuentra en Madrid.

Alberto López Escuer