Julia Navas Moreno: “Me encantaba escuchar cuentos, historias a mi madre y a mi abuelo y, más tarde, leer”

20663903_10213556386172053_46880277431970509_n

Hemos entrevistado para nuestra página Web a la escritora Julia Navas, antes de la entrevista hay una pequeña biografia de Julia, una mujer que ama la literatura. Agradecemos a Julia que nos haya dedicado parte de su tiempo con tanta amabilidad 

 

Nacida en Avilés en 1966. Desde 1989 reside en Gijón. Licenciada en Historia del Arte
por la Universidad de Oviedo, su verdadera pasión ha sido siempre la literatura.
Comenzó a escribir poesía y relatos a una edad temprana, recibiendo varios premios
como ganadora y finalista. Permaneció muchos años inactiva, volviendo con ganas y
retomando la escritura con la que ha sido su primera novela, Esperando a Darian,
publicada por la editorial Hades que en seguida alcanzó la segunda edición y ha
obtenido un cierto éxito de ventas por todo el país.
También se atreve con artículos de opinión que recogen algunos de sus blogs y que
han visto la luz en numerosas cartas a El País Semanal. En la actualidad colabora
mensualmente en la revista digital Future Magazine , con reseñas musicales y
literarias, reportajes y entrevistas: Jesús Ordovás, Beatriz Aranzábal, Pía Tedesco, etc
En noviembre del 2014 se alzó como ganadora en el II Concurso de Relatos Contra la
Violencia Machista que organiza el Ayuntamiento de Terrassa con la concejalía de
Políticas de Género. Dicho relato aparece en un libro: Compartiendo Historias. ”
El 27 de marzo de 2015 presentó en Gijón el poemario “Confieso que he perdido el miedo” de
la mano del editor de Hades y el poeta David González En septiembre del 2014 aparece en un
reportaje sobre poetas asturianas en la revista ATLÁNTICAXXII titulado “Nietas de Gloria
fuertes”.
En mayo, la compañía valenciana Teatro Círculo de Benimaclet, dramatizó parte de su primer
poemario
El 7 de diciembre presentó su nuevo poemario con Canalla Ediciones OMBLIGOS Y
UNIVERSOS”

1. ¿Cuándo decidiste dedicarte a escribir?

Escribir no es una decisión personal, sino una necesidad de expresión, una compulsión vital. Escribo creando desde que aprendí a hacerlo académicamente, casi a la vez… Copiaba poemas, adivinanzas, y luego intentaba hacer lo mismo. Me encantaba escuchar cuentos, historias a mi madre y a mi abuelo y, más tarde, leer. Y siempre he tenido mucha imaginación, algo que es un arma poderosa y necesaria para una escritora

2. ¿Cómo es Julia Navas como persona?
Es difícil describirse a una misma, pero lo intentaré. Soy entusiasta y optimista y curiosa; esa curiosidad me crea la necesidad de estar siempre leyendo, informándome; a la vez, es agotadora, ya que me es muy difícil desconectar. Desde pequeña me duele el mundo: la injusticia, la sinrazón, la intolerancia…; siempre que he tenido ocasión me he rebelado contra ello y ahora lo llevo a mis escritos. Últimamente me invade la desesperanza y el escepticismo y las utopías que perseguía en mi juventud ahora me parece eso: utopías. Solo hay que ver las noticias.

3. ¿De dónde te viene la inspiración para escribir tus obras?

En la poesía, de la introspección personal, de la mirada a lo que te rodea, de hacer una crítica donde no falte la ironía y el sarcasmo. Como dice el título de mi segundo libro de poemas, ”Ombligos y Universos”, intento, desde mi interior, desde lo umbilical, mirar lo que me rodea y hacer de esa mirada algo universal, que llegue al lector sea cual sea.
En la narrativa, no soy autobiográfica aunque utilice experiencias propias y ajenas. Creo que me nutro de lo que he leído, de tantas vidas no vividas pero sentidas a través de los personajes de novelas; también me apasiona la Historia que forma parte de mi formación universitaria. Y la música es una fuente de inspiración para mí muy importante; un latido oculto, pero que siempre me acompaña.

4. ¿Cómo es un día en tu vida?

Bastante “normal”. Tengo tres hijos: dos niñas y un niño. Estoy desempleada -que no inactiva- , y procuro escribir todos los días. Me gusta mucho buscar información en internet y dedico un tiempo- a veces siento que excesivo-a las redes sociales. Hoy en día son una plataforma necesaria para cualquier escritor. De vez en cuando, asisto a actos literarios, recito, viajo para dar a conocer mis libros… Es lo único que me saca de mi rutina.

5. ¿Cuáles han sido tus referentes a la hora de escribir?

Mis lecturas son bastante “clásicas”. Empecé con los cuentos de Andersen; después, libros de aventuras como “ La isla del Tesoro”, “Robinson Crusoe”, “Tom Sawyer”…, para llegar a autores como Poe, Víctor Hugo, Dickens, Galdós, escritores rusos. Me encanta la literatura del siglo XIX. En poesía, también con los clásicos, pero ahora me llega más la poesía actual con autores como Ángel González o David González-por cierto, ambos asturianos- y la de tantas mujeres que se están rescatando del olvido-terrible olvido- como Josefina de la Torre, Teresa León, Gloria Fuertes-no olvidada pero no reivindicada como otros compañeros, además de las poetas actuales que tiene una gran calidad y una fuerza arrolladora.

6. ¿Cómo ves a los jóvenes de esta generación respecto a la lectura?

Los tiempos han cambiado vertiginosamente con la era digital, pero aunque cambie el formato, lo importante es el contenido. Leer requiere un detenimiento, una introspección que estos tiempos no alientan demasiado, pero creo que leer más allá del fenómeno best seller siempre ha sido y será minoritario, desgraciadamente. Cambian los gustos y ahora la literatura fantástica está dentro de sus preferencias, pero a veces me pregunto si no será que no se sabe hacerles llegar la “otra” literatura. Estuve coordinado clubs de lectura y me sorprendió cómo los más jóvenes descubrían obras como “Misericordia” de Galdós y se sorprendían por su modernidad. Uno de ellos me dijo que nunca hubiera leído a Galdós si no hubiera sido lectura obligada y eso me hizo reflexionar sobre si a veces la imposición es necesaria. Creo que esta sociedad tan hedonista evita el esfuerzo, la introspección. La poesía ha dejado el mundo elitista para acercarse a la calle, para denunciar y no solo regalar los oídos, y tengo la sensación de que está en auge.

7. ¿Cómo te sientes más cómoda escribiendo prosa o poesía?
Cambio de registro sin dificultad. Cuando escribo narrativa, necesito un cierto equilibrio y concentración; la poesía me destensa, tiene un efecto catártico… Necesito las dos y muchas veces una me ha llevado a la otra; se retroalimentan.

8. ¿Qué libro en tu opinión no deberíamos dejar de leer?

¡Qué difícil elección! Lo siento, me permito la licencia de nombrar más de una…
Para empezar, imprescindibles “La isla del Tesoro”, “Las aventuras de Tom Sawyer”, “Narraciones Extraordinarias” de Poe, “Ana Karenina”, “A sangre fría”… Lo siento: es un ejercicio muy difícil. Cada lectura depende del tiempo, del estado emocional y vital.

9. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Durante casi treinta años tuve un parón en esto de la escritura. Fue algo difícil de explicar, frustrante; quizás por eso, ahora que ha vuelto la inspiración y las ganas de trabajar, disfruto mucho escribiendo. También he descubierto el placer de recitar, algo que me ha sorprendido ya que siempre he tenido pánico escénico. La música es una de mis pasiones-escucharla, soy nula con cualquier instrumento-. He escrito artículos musicales, reseñas, entrevistas en una revista digital, Future Magazine, y he tenido una pequeñita participación en un maravilloso y recomendable libro biográfico de The Kinks, que está teniendo un merecido éxito.
Y de las cosas que más disfruto es tomar algo con amigos y charlar. Si no tienes esos momentos para compartir lo vivido, nada tiene demasiado sentido.

10. ¿Cuáles son tus próximos proyectos literarios?

Acabo de termina-si eso es posible-, lo que espero sea mi próximo libro de poemas. No tengo prisa por publicarlo ya que aún está “fresco” Ombligos y Universos, así que ahora se trata de madurarlo y dejarlo lo más limpio posible. Me encantaría repetir poemario con EDICIONES CANALLA, una editorial cada vez más emergente y con la que me siento muy a gusto.
Tengo una novela esperando respuesta editorial. Los tiempos en este género son lentos y a veces es desesperante la espera, porque si es negativa no se trata-al menos así lo creo- de llamar a otra puerta, sino de parar y cuestionártela antes de intentarlo de nuevo. Me hace mucha ilusión volver a la narrativa y tengo en mente una idea para una próxima novela.

 

Entrevista: Alberto López Escuer