La noche

c988d2e1-72ed-4f83-8ef8-7fc67ba5c280
Nos envuelve con sus alas misteriosas, lugar para el olvido donde descansamos, los enamorados se encuentran dedicándose los mejores versos, la noche tiene algo de poético, nuestros ojos se cierran buscando el descanso.
Hay noches serenas, oscuras, esperanzadoras, toledanas…Según nuestra situación la oscuridad que nos envuelve
“la sombra, el miedo, el mal se te atribuya,
solícita, poeta, enferma, fría,
manos del bravo y pies del fugitivo”.
Estos versos de Lope de Vega nos hablan de ella, la noche, lugar de poetas, delincuentes, héroes.
La noche esa bella dama misteriosa que nos mira a los ojos, temiéndola y amándola al mismo tiempo.
Noches estrelladas, tormentosas, quiméricas donde se citaron los aquelarres que alimentaron leyendas que se cuentan en las noches de nuestros días.
La noche compañera, amiga de nuestra vida donde muchos nacieron y otros expiraron.
La noche con sus ojos felinos nos escruta en silencio como pantera de bellas formas.
Se le han dedicado libros, películas, y cuentos hasta contar mil y uno.
La noche que donde las leyendas cobran otra dimensión donde todos los gatos dicen que son pardos.
La noche que invita al recogimiento y a la oración, a bucear dentro de nosotros mismos, la noche que con el día se desvanece. Bella noche que nos acompañas.

Alberto López Escuer