Nos habla Txemari Zuza

txemari_2

Cuando me paro a pensar en la Congregación Salesiana lo primero que me viene a la cabeza es todos los grandes momentos vividos con los Salesianos, las innumerables horas de Centro Juvenil, el patio, el colegio, …, la vida vivida en clave Salesiana.

Don Bosco, esa gran persona que con el sueño de los nueve años vio que la Virgen le tenia algo reservado para él, hombre tenaz que fue capaz de crear cosas de la nada y quizás lo mas importante, supo trasmitir a todos los que le rodeaban esa alegría  y esas ganas de trabajar por los jóvenes, persona con un don, un gran don que supo trasmitirlo, supo enseñar a los demás que la rosa también tiene espinas pero eso no impide ver su hermosura, ¡¡¡tenemos que ser como Don Bosco!!!

En estos tiempos en los que vivimos y ahora mas que nunca tenemos que ser los que trasmitamos esa alegría de Don Bosco, tenemos que ser sus dignos sucesores, los jóvenes, la sociedad en la que nos movemos tienen que ver en nosotros algo especial, tenemos que se capaces de trasmitir esperanza, alegría, ganas de ayudar a los demás, de esta manera seremos los Don Bosco del siglo XX!

Don Bosco fundó una familia, creo a los Salesianos, las Salesianas, y se fijo que su obra quedaba coja sino fundaba los Salesianos Cooperadores, a nosotros nos fijo la tarea de evangelizar en la familia, en la parroquia, en nuestros trabajos, una dura labor pero a su vez una bonita labor, Don Bosco nos dejó esas rosas para los Cooperadores asi que tenemos que seguir siendo valientes y estar donde se nos necesita.

Esta celebración es un momento de jubilo para todos, es el momento de unir fuerzas, de caminar todos juntos en ese apasionante proyecto de Don Bosco, ver en el joven el rostro de Don Bosco y sobre todo que el joven vea en nosotros a esas personas que uno puede acudir, tenemos que crear nuevas vocaciones que sean capaces de seguir trasmitiendo este espíritu a los demás.

Enhorabuena a los Salesianos y enhorabuena a toda la Familia Salesiana.