Evangelio del 16 de marzo de 2013: Jn 7, 40-53

thMaite: Muchas veces estamos tan ocupados con tareas, actividades, trabajos… Que luego no podemos verte ni sentirte, Señor. Quiero quedarme con la idea que nos propone Oscar R. Maradiaga: Quiero poner todos mis sentidos en amarte, para sentirte y conocerte.

Alberto: Tenían delante al hijo de Dios y no le conocieron.

Marian: Me quedo con la frase: “y luego cada uno se fue a su casa”. En ocasiones  es bueno regresar a casa y pensar…