Alzuza el Monte Tabor de la Familia Salesiana de Pamplona

51c6271f-41ae-462d-8d25-a0a1a80b17a8El pasado 17 de junio los Salesianos Cooperadores de Pamplona celebraron su fiesta fin de curso, motivos para celebrar había, un curso lleno de acontecimientos que ya está acabando, los 50 años de la primera profesión de nuestros hermanos Mari Carmen San Miguel y Jorge Lanchas.
El nuevo Coordinador Local, Alberto, dijo unas palabras de bienvenida y posteriormente comenzó la Eucaristía presidida por Agustín Fernández, donde todos participamos, una eucaristía muy familiar donde pusimos en manos del Señor los trabajos realizados en el curso que termina.
Al finalizar la misma nos hicimos la foto de Familia en el jardín de la casa, la comida nos esperaba y como siempre fue una muy buena pitanza de buenos manjares y con unos cocineros de varias estrellas Michelin a sus espaldas y si no las tienen las merecen sin duda.
Mari Carmen y Jorge recibieron un detalle por parte de los Salesianos Cooperadores, un gesto de Familia que celebra los acontecimientos de los hermanos.
El Certamen de Postres puso el broche de oro a esta jornada de convivencia, un jurado que dictó una sentencia justa y merecida donde todos recibieron su premio. Alzuza con el paso de los años se ha convertido en el Monte Tabor de la Familia Salesiana de Pamplona, rezamos, festejamos, convivimos con el estilo de nuestro padre Don  Bosco.

Alberto López Escuer

 

 

 

 

Consulta Regional

23232366-ec75-4163-9ffb-0d684d46afc9

Los pasados días 10 y 11 de junio se celebró en Madrid, la Consulta Regional con la participación, de las siete provincias que componen la Región Ibérica.
Fue un fin de semana de reflexión sobre el futuro, de la misión compartida con nuestros hermanos SDB, de presentación de los informes de las diferentes Vocalías Regionales. Hubo tiempo para hablar de las diferentes Provincias, de los hermanos alejados, una situación que preocupa.
De la Provincia de Bilbao estuvieron presentes su Coordinadora Mertxe Martin, el Vocal de Inclusión Social Javier Camino , el de Informacion Alberto López y nuestro Delegado Provincial Josean Hernández
Un fin de semana de Familia donde se abordaron temas que nos ocupan y nos preocupan.
Nos acompañó Cristobal López Inspector de la Inspectoria Maria Auxiliadora, estando presente en los debates y reflexiones que se llevaron a cabo, presidió la Eucaristía que puso el broche de oro a este fin de semana entre hermanos que caminan con Don Bosco y con los tiempos.

Alberto López Escuer

 

Encuentro Provincial en Barakaldo

a79d784c-1b86-4e8b-bad5-69c40d96cdeb (1)El pasado fin de semana en la provincia de Bilbao, pudimos vivir un encuentro muy FAMILIAR. El centro de Barakaldo SDB dio la bienvenida a cooperadores de todos los centros locales de la provincia. El día amaneció lluvioso, pero eso no fue ningún impedimento para disfrutar de una jornada maravillosa.  Al llegar a Barakaldo, recibimos el cariño de los hermanos cooperadores. A continuación nos enseñaron el colegio. De la mano de María, la hija de Mertxe, conocimos el significado del mural pintado por los chavales de la ESO, y con Irune descubrimos los rincones del colegio.  A continuación llegó el momento de compartir la Eucaristía.  Los niños participaron y entre todos, conseguimos crear un clima de especial oración y de cariño.Yo me llevo la paloma que nos regaló Goyo, para hablarnos de Pentecostés. De la misa, a la mesa.  Los niños después de visitar una exposición en la Pl de los Fueros de Barakaldo, entraron de 4 en 4 a la cocina para prepararse su propia pizza.  ¡Qué delicia verlos cocinar!  Gracias desde aquí a Alejo, que nos preparó una comida riquísima. Todo el mundo ayudó, todo el mundo participó y todo el mundo pasó una jornada que se resume en una palabra : FAMILIA.  Desde aquí un abrazo enorme a todos los que se acercaron a Barakaldo, por conseguir que todos los hermanos al irse de allí, se fueran con una sonrisa en su cara.
¡Nos vemos pronto!

Ana López Arias

 

 

 

 

Don Bosco no puede ser robado

949d9e436ef1467926c2dacf5f9040b2_XL

(ANS ) – A tres días del robo sacrílego de la reliquia de Don Bosco del Colle Don Bosco, y mientras los investigadores continúan, los salesianos que animan la Basílica agradecen a las personas que han expresado su solidaridad frente a lo sucedido. Una particular cercanía ha manifestado Mons. Cesare Nosiglia, Arzobispo de Turín, que el sábado 3 de junio instó a todos los sacerdotes de su diócesis recordar a la comunidad salesiana en la Solemnidad de Pentecostés.

“La noticia del robo de la reliquia de San Juan Bosco” del templo de Castelnuovo es aquello que no se quisiera escuchar – escribió en un comunicado el Arzobispo – debido a que nos hace pensar en una profunda miseria moral, de alguien que roba un ‘signo’ que se conserva para la devoción y la fe de todos”.

“La Iglesia de Turín está cerca de la Comunidad Salesiana – continúa el mensaje del prelado – (…) Don Bosco fue un sacerdote de esta diócesis: Hace dos años celebramos juntos, con la exposición de la Sábana Santa y la visita del Papa Francisco el 200 aniversario de su nacimiento”.

Después de instar a sus sacerdotes a recordar a la Comunidad Salesiana en la Solemnidad de Pentecostés, Mons. Nosiglia concluyó invitando a los que han robado la reliquia a devolver “inmediatamente, sin condiciones: con el fin de cerrar este capítulo doloroso y continuar de manera digna, honrando la memoria de Don Bosco en su lugar de origen”.

Mientras tanto, los Salesianos de la Comunidad del Colle Don Bosco han expresado su agradecimiento por la atención, las oraciones y las muestras de solidaridad recibidas a través de correos electrónicos, mensajes y llamadas telefónicas.

El P. Luca Barone, Director de la comunidad, informó de la cercanía por parte del Arzobispo de Turín, del Rector Mayor y su Vicario, del P. Stefano Martoglio del Consejero Regional, del P. Enrico Stasi Inspector de Piamonte y Valle de Aosta y de muchas personas de diversas partes del mundo salesiano que “hacen sentir su cercanía”.

Desde el Colle Don Bosco, los Salesianos informan que la policía está trabajando en el caso. Reafirman lo manifestado por el P. Ezio Orsini, Rector de la Basílica, inmediatamente después del robo: “Estamos seguros de que se puede robar una reliquia de Don Bosco, pero no se puede robar a Don Bosco”.

Las peregrinaciones continúan con devoción y compostura.

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA 51 JORNADA MUNDIAL DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES

 

comunicacion«No temas, que yo estoy contigo» (Is 43,5) 

Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos

Gracias al desarrollo tecnológico, el acceso a los medios de comunicación es tal que muchísimos individuos tienen la posibilidad de compartir inmediatamente noticias y de difundirlas de manera capilar. Estas noticias pueden ser bonitas o feas, verdaderas o falsas. Nuestros padres en la fe ya hablaban de la mente humana como de una piedra de molino que, movida por el agua, no se puede detener. Sin embargo, quien se encarga del molino tiene la posibilidad de decidir si moler trigo o cizaña. La mente del hombre está siempre en acción y no puede dejar de «moler» lo que recibe, pero está en nosotros decidir qué material le ofrecemos. (cf. Casiano el Romano, Carta a Leoncio Igumeno).

Me gustaría con este mensaje llegar y animar a todos los que, tanto en el ámbito profesional como en el de las relaciones personales, «muelen» cada día mucha información para ofrecer un pan tierno y bueno a todos los que se alimentan de los frutos de su comunicación. Quisiera exhortar a todos a una comunicación constructiva que, rechazando los prejuicios contra los demás, fomente una cultura del encuentro que ayude a mirar la realidad con auténtica confianza.

Creo que es necesario romper el círculo vicioso de la angustia y frenar la espiral del miedo, fruto de esa costumbre de centrarse en las «malas noticias» (guerras, terrorismo, escándalos y cualquier tipo de frustración en el acontecer humano). Ciertamente, no se trata de favorecer una desinformación en la que se ignore el drama del sufrimiento, ni de caer en un optimismo ingenuo que no se deja afectar por el escándalo del mal. Quisiera, por el contrario, que todos tratemos de superar ese sentimiento de disgusto y de resignación que con frecuencia se apodera de nosotros, arrojándonos en la apatía, generando miedos o dándonos la impresión de que no se puede frenar el mal. Además, en un sistema comunicativo donde reina la lógica según la cual para que una noticia sea buena ha de causar un impacto, y donde fácilmente se hace espectáculo del drama del dolor y del misterio del mal, se puede caer en la tentación de adormecer la propia conciencia o de caer en la desesperación.

Por lo tanto, quisiera contribuir a la búsqueda de un estilo comunicativo abierto y creativo, que no dé todo el protagonismo al mal, sino que trate de mostrar las posibles soluciones, favoreciendo una actitud activa y responsable en las personas a las cuales va dirigida la noticia. Invito a todos a ofrecer a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo narraciones marcadas por la lógica de la «buena noticia».

La buena noticia

La vida del hombre no es sólo una crónica aséptica de acontecimientos, sino que es historia, una historia que espera ser narrada mediante la elección de una clave interpretativa que sepa seleccionar y recoger los datos más importantes. La realidad, en sí misma, no tiene un significado unívoco. Todo depende de la mirada con la cual es percibida, del «cristal» con el que decidimos mirarla: cambiando las lentes, también la realidad se nos presenta distinta. Entonces, ¿qué hacer para leer la realidad con «las lentes» adecuadas?

Para los cristianos, las lentes que nos permiten descifrar la realidad no pueden ser otras que las de la buena noticia, partiendo de la «Buena Nueva» por excelencia: el «Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios» (Mc 1,1). Con estas palabras comienza el evangelista Marcos su narración, anunciando la «buena noticia» que se refiere a Jesús, pero más que una información sobre Jesús, se trata de la buena noticia que es Jesús mismo. En efecto, leyendo las páginas del Evangelio se descubre que el título de la obra corresponde a su contenido y, sobre todo, que ese contenido es la persona misma de Jesús.

Esta buena noticia, que es Jesús mismo, no es buena porque esté exenta de sufrimiento, sino porque contempla el sufrimiento en una perspectiva más amplia, como parte integrante de su amor por el Padre y por la humanidad. En Cristo, Dios se ha hecho solidario con cualquier situación humana, revelándonos que no estamos solos, porque tenemos un Padre que nunca olvida a sus hijos. «No temas, que yo estoy contigo» (Is 43,5): es la palabra consoladora de un Dios que se implica desde siempre en la historia de su pueblo. Con esta promesa: «estoy contigo», Dios asume, en su Hijo amado, toda nuestra debilidad hasta morir como nosotros. En Él también las tinieblas y la muerte se hacen lugar de comunión con la Luz y la Vida. Precisamente aquí, en el lugar donde la vida experimenta la amargura del fracaso, nace una esperanza al alcance de todos. Se trata de una esperanza que no defrauda ―porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones (cf. Rm 5,5)― y que hace que la vida nueva brote como la planta que crece de la semilla enterrada. Bajo esta luz, cada nuevo drama que sucede en la historia del mundo se convierte también en el escenario para una posible buena noticia, desde el momento en que el amor logra encontrar siempre el camino de la proximidad y suscita corazones capaces de conmoverse, rostros capaces de no desmoronarse, manos listas para construir.

La confianza en la semilla del Reino

Para iniciar a sus discípulos y a la multitud en esta mentalidad evangélica, y entregarles «las gafas» adecuadas con las que acercarse a la lógica del amor que muere y resucita, Jesús recurría a las parábolas, en las que el Reino de Dios se compara, a menudo, con la semilla que desata su fuerza vital justo cuando muere en la tierra (cf. Mc 4,1-34). Recurrir a imágenes y metáforas para comunicar la humilde potencia del Reino, no es un manera de restarle importancia y urgencia, sino una forma misericordiosa para dejar a quien escucha el «espacio» de libertad para acogerla y referirla incluso a sí mismo. Además, es el camino privilegiado para expresar la inmensa dignidad del misterio pascual, dejando que sean las imágenes ―más que los conceptos― las que comuniquen la paradójica belleza de la vida nueva en Cristo, donde las hostilidades y la cruz no impiden, sino que cumplen la salvación de Dios, donde la debilidad es más fuerte que toda potencia humana, donde el fracaso puede ser el preludio del cumplimiento más grande de todas las cosas en el amor. En efecto, así es como madura y se profundiza la esperanza del Reino de Dios: «Como un hombre que echa el grano en la tierra; duerma o se levante, de noche o de día, el grano brota y crece» (Mc 4,26-27).

El Reino de Dios está ya entre nosotros, como una semilla oculta a una mirada superficial y cuyo crecimiento tiene lugar en el silencio. Quien tiene los ojos límpidos por la gracia del Espíritu Santo lo ve brotar y no deja que la cizaña, que siempre está presente, le robe la alegría del Reino.

Los horizontes del Espíritu

La esperanza fundada sobre la buena noticia que es Jesús nos hace elevar la mirada y nos impulsa a contemplarlo en el marco litúrgico de la fiesta de la Ascensión. Aunque parece que el Señor se aleja de nosotros, en realidad, se ensanchan los horizontes de la esperanza. En efecto, en Cristo, que eleva nuestra humanidad hasta el Cielo, cada hombre y cada mujer puede tener la plena libertad de «entrar en el santuario en virtud de la sangre de Jesús, por este camino nuevo y vivo, inaugurado por él para nosotros, a través del velo, es decir, de su propia carne» (Hb 10,19-20). Por medio de «la fuerza del Espíritu Santo» podemos ser «testigos» y comunicadores de una humanidad nueva, redimida, «hasta los confines de la tierra» (cf. Hb 1,7-8).

La confianza en la semilla del Reino de Dios y en la lógica de la Pascua configura también nuestra manera de comunicar. Esa confianza nos hace capaces de trabajar ―en las múltiples formas en que se lleva a cabo hoy la comunicación― con la convicción de que es posible descubrir e iluminar la buena noticia presente en la realidad de cada historia y en el rostro de cada persona.

Quien se deja guiar con fe por el Espíritu Santo es capaz de discernir en cada acontecimiento lo que ocurre entre Dios y la humanidad, reconociendo cómo él mismo, en el escenario dramático de este mundo, está tejiendo la trama de una historia de salvación. El hilo con el que se teje esta historia sacra es la esperanza y su tejedor no es otro que el Espíritu Consolador. La esperanza es la más humilde de las virtudes, porque permanece escondida en los pliegues de la vida, pero es similar a la levadura que hace fermentar toda la masa. Nosotros la alimentamos leyendo de nuevo la Buena Nueva, ese Evangelio que ha sido muchas veces «reeditado» en las vidas de los santos, hombres y mujeres convertidos en iconos del amor de Dios. También hoy el Espíritu siembra en nosotros el deseo del Reino, a través de muchos «canales» vivientes, a través de las personas que se dejan conducir por la Buena Nueva en medio del drama de la historia, y son como faros en la oscuridad de este mundo, que iluminan el camino y abren nuevos senderos de confianza y esperanza.

Francisco

Ella nos espera

Maria AuxiliadoraComo cada mes de mayo Ella –ya sabéis cuál es su nombre- nos espera, su espera es permanente somos sus hijos, hoy es su día  un buen momento para acercarnos, dedicándole un rato de nuestra ajetreada vida, poniendo en sus manos nuestro ser Salesianos Cooperadores, cuando entramos en el templo estamos en nuestra casa Ella nos recibe majestuosa , cercana nos mira con ojos de la gran madre que es, antes de que hablemos ya sabe de nuestra situación, pacientemente nos escucha nos acoge bajo su manto.
Los miembros de la Familia Salesiana somos sus preferidos, Don Bosco  nos han enseñado a amarla a dirigirnos a Ella con total confianza.
Unos días los de mayo que nos hablan de Ella, de nuestra vocación, del mundo que nos necesita como signos y portadores del amor de Dios.
Días donde los hijos agasajan a su madre le hablan de su vida con sencillez sin grandes discursos, un dialogo familiar lleno de amor, un amor de los hijos a su madre, contenta de que vayamos a verla, Ella siempre nos espera en cualquier momento, a cualquier hora, su casa es nuestra casa.
La iglesia de los Salesianos de Pamplona es nuestra casa, Ella nos espera con los brazo abiertos y con el amor que solo una madre sabe dar a sus hijos. Feliz día de Maria Auxiliadora

Alberto López Escuer

Bajo el manto de María

82666daada52f04f02214f4311d23448_L

Somos familia y María Auxiliadora es nuestra madre atenta y consoladora. Tomó de la mano a Don Bosco y nos toma a nosotros para guiarnos por los senderos de este mundo.

Fue ayer mismo cuando hablando con una joven esposa que se encuentra pasando momentos de dificultad me dice cuando hablábamos de la fe: “Ciertamente que tengo fe, padre. Intento vivir con fe y desde la fe, pero además lo que puedo decirle con toda certeza que cada mañana, cuando me despierto, lo primero que hago al poner mis pies en el suelo es rezar mi oración a María Auxiliadora”.

Como se pueden imaginar, mi pensamiento voló rápido hacia Don Bosco y esa certeza absoluta que tenía en María Auxiliadora. Es Don Bosco mismo quién tantas veces dijo: “Es imposible ir a Jesús sino pasas por el amor a María”, y esta otra: “María ha sido siempre mi guía. El que pone su confianza en ella nunca quedará defraudado”.

Casi en broma, una vez dijo: “Si se llega a saber que alguno de ustedes ha orado, pero en vano, voy a escribir de inmediato una carta a san Bernardo diciéndole que está equivocado al decir: ” Acuérdate, ¡oh piadosísima, Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a tu protección, implorando tu auxilio haya sido abandonado de Ti.”. Pero pueden estar seguros de que no tendré que escribir ninguna carta a san Bernardo”.

Me imagino que para estar joven esposa, y para otras muchísimas personas que viven esta confianza absoluta en la Madre del Cielo, el sentimiento es el mismo; es decir, la confianza en María Auxiliadora es certeza de que nunca quedará defraudada.

Todo esto me habla de algo más que de una pensamiento piadoso acerca de Don Bosco. Contemplar, como tantas veces he podido hacer, la devoción sencilla de miles y miles de personas en María, la Madre del Señor, en los más diversos santuarios marianos del mundo, me conmueve, no me puede dejar indiferente. Y ver lo que significa María Auxiliadora en nuestro “mundo salesiano de Valdocco, en la Basílica” toca profundamente el corazón. Mi imaginación vuela en el imaginarme a Don Bosco, pisando ese mismo espacio, ese patio -aunque con otras piedras- y ‘enamorando’ cada día a sus muchachos, a sus jóvenes y a sus primeros salesianos con este amor a la Madre del Cielo.

Y me dice que si queremos transitar una senda acertada como educadores salesianos no podemos hacerlo sin hacer latir fuertemente el corazón de nuestros muchachos y muchachas ante la Madre. Sin esto, nuestra educación de ‘buenos cristianos’ tiene carencia de algo esencial.

Puedo asegurarles que yendo por el mundo sigo viendo cada día auténticos ‘milagros’ fruto de la educación salesiana, fruto de un sistema preventivo donde se sigue confiando en una presencia que hace razonable la exigencia, que poner a Dios como sentido de la vida y que hace sentir el verdadero afecto del educador, de la educadora que sólo busca el bien de estos niños, adolescentes y jóvenes, preparándoles para la vida y haciéndoles crecer.

La Virgen de Don Bosco se representa siempre con un gran manto de reparación, refugio de protección en muchas de sus sueños.

En el primer sueño, María “me tomó con la bondad de las manos”. Don Bosco nunca va a dejar aquella mano. Así lo extraordinario florecerá en lo ordinario, porque esta es la verdadera fe. Podríamos decir: “Donde está María está Don Bosco”. Una presencia concreta.

Como Don Bosco trató de explicar a las hermanas reunidas en Niza. “Sólo quiero deciros que la Virgen os quiere mucho, muchísimo. Y… no lo sabéis, ¡Ella en persona se encuentra aquí en medio de vosotras! Entonces don Juan Bonetti, al verle conmovido, lo interrumpió, y empezó a decir, solo para distraerlo: -¡Sí, así…, así…! Don Bosco quiere decir que la Virgen es vuestra Madre y que os mira y os protege. -¡No, no, reanudó el Santo sus palabras; quiero decir que la Virgen está realmente aquí, en esta casa; que está contenta de vosotras y que, si perseveráis con el espíritu de ahora, que es el que desea la Virgen… El buen Padre se enternecía más que antes, y don Juan Bonetti volvió a tomar la palabra: -Sí; ¡así…, así…! Don Bosco quiere deciros que, si sois siempre buenas, la Virgen estará contenta de vosotras. -Que no, que no, se esforzaba Don Bosco por explicar, intentando dominar su propia emoción. ¡Quiero decir que la Virgen está realmente aquí, aquí mismo en medio de vosotras! La Virgen se pasea por esta casa y la cubre con su manto. (Memorias Biográficas XVII, 557).

Cuando esto es así, cuando se ve tanta vida en las casas salesianas del mundo y el bien que se hace, uno puede seguir diciendo: “Todo lo ha hecho Ella, y … confiad en María Auxiliadora y veréis lo que son Milagros”. Que la Madre les siga bendiciendo con ese amor que solo las madres saben dar.

 

Ángel Fernández Artime

Rector Mayor

Marta Llohis: “Disfruto mucho de mí día a día y del contacto con la gente

MartaHemos entrevistado a la periodista Marta Llohis actualmente trabaja en los informativos de Tele 5, antigua alumna de las salesianas de Sarria, nos hablar de su profesión con pasión, madre de familia disfruta cada segundo con sus hijos. Una entrevista vita, positiva y muy interesante. Gracias Marta por concedernos parte de tu tiempo con tanta amabilidad y cercanía

1. ¿Cuándo decidiste ser periodista?
Desde muy pequeña tuve claro que me gustaba el mundo de la televisión, de la comunicación y también del show. Empecé con la danza clásica y el jazz, cantaba en el coro de mi escuela en Salesianas de Sarrià en Barcelona, cantaba en la ducha, en casa delante del espejo, en el coche con mi familia que siempre me animaba a sacar lo mejor de mi y también hacía teatro. Además siempre imitaba a los periodistas de los programas de tv y poco a poco me fuí dando cuenta que me gustaba en general el mundo de la televisión y del periodismo.

2. ¿Cómo es Marta Llohis como persona?
Soy muy vital, positiva, proactiva, muy deportista, y me gusta saber sobre lo que me rodea, aunque no me gustan nada los cotilleos! Disfruto mucho de mí día a día y del contacto con la gente y de las nuevas experiencias que este trabajo me aporta en cada jornada. Soy mami de dos simpáticos hombrecitos de 4 y 8 años e intento que el tiempo que les dedico sea de calidad, ya que mis horarios no son muy conciliadores. Así que siempre que puedo juego a fútbol en familia y ellos, presumen de lo fuerte que chuta su madre, y eso a mi me hace mucha ilusión!

3. ¿Cuáles han sido tus periodistas de referencia?
De muy jovencita me gustaba mucho Jesús Hermida, Ángels Barceló y en una versión más artística de la entrevista era muy fan de Raffaella Carrà, ya que soñaba con poder llegar a ser una presentadora cantante como era ella.

4. ¿Actualmente cuál es el profesional de la comunicación que admiras más?
Antoni Bassas de tv3 es y ha sido para mí el periodista más potente, aunque admiro enormemente a Lorenzo Milá de RTVE.

5. Televisión, radio, prensa escrita ¿En qué Medio te sientes más cómoda trabajando?
Me gustan TODOS, de verdad! Pero sin duda donde he pasado más tiempo y donde me siento como pez en el agua es en televisión, por eso llevo ya más de 12 años, ahora en Informativos Tele 5 aunque con algunos parones! La radio es también muy intensa y ahora estoy colaborando de contertulia de actualidad en RNE en Radio4.

6. ¿Cuál ha sido el mejor momento de tu vida profesional? ¿Y el peor?
Pues infinitos buenos momentos y alguno muy malo. El mejor día profesionalmente hablando fue la cobertura que hice en 2011 para Espejo Público de Antena3. Fue sobre el desalojo por parte de la Policía de los indignados en Plaza Cataluña en Barcelona. Yo, mi operador de cámara y mis compañeros de la unidad móvil fuímos los únicos dentro de la Plaza en directo y estuvimos 5 horas contando lo que sucedía, con total libertad de movimientos en el programa, y conseguimos ser los únicos en informar a todo el país de lo que allí dentro estaba sucediendo. Fuimos trending topic y disfrutamos mucho de la tensión y la importancia del momento. El peor sin duda, fue el día que murió una personita de 4 años a la que le cogí mucho cariño. Con ella y su familia habíamos estado luchando también en Espejo Público para que el estado le diera unas ayuda para pagar un tratamiento de inmunosupresores en Nueva York que la podían ayudar a que su cáncer no apareciera de nuevo. Al poco tiempo y sin más reapareció y se la llevó, me despedí de ella con un gran beso y un abrazo con lágrimas en los ojos y me fuí del Hospital San Juan de Dios con la cabeza muy baja, y sin un trocito de corazón, yo ya era madre de mi primer hijo y me costó mucho encontrarle el sentido a todo.

7. ¿Cómo es un día en tu vida?
Muy largo, pero muy divertido e intenso. Me despierto sobre las 6.45 o 7 de la mañana para despertar a mis peques y ayudarles a empezar el día. Les llevo a la escuela junto mi pareja Cristian y después siempre tengo algo de tiempo para hacer deporte, ya sea running, baile, o tenis, entre otras actividades. Y con la mente sana y el corpore sano toca trabajar. Siempre sé cuando empiezo y nunca cuando acabo, es una de las premisas del periodismo, pero lo amo! No puedo ser más feliz de lo que soy metida en todos los ajos de la actualidad diaria.

8. ¿Qué recuerdo guardas de tu paso por el colegio de las Salesianas de Sarriá?
Recuerdo una escuela donde me sentía en como en casa, donde me supieron transmitir muy bien la importancia de ayudar al prójimo. Era mi segunda familia y fui muy feliz cantando en su coral y jugando a voleibol con mi equipo. Las hermanas lo daban todo por los niños!

9. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Deporte, mucho deporte. Bailar y cantar. Y viajar a todos los países que pueda, aunque por mi momento vital ahora lo tengo un poco complicado.
AH y leer tranquila y feliz tomando el sol relajadamente! Si es en una playa desértica mejor.

10. ¿Cuáles son tus próximos proyectos profesionales?
Todos los que vengan y puedan hacerme crecer como profesional y ser humano. Ahora disfruto mucho de cada minuto de mi día a día persiguiendo la actualidad y contándola de la mejor manera que se. Con eso tengo suficiente porque me llena mucho, pero creo que podría hacer todo lo que me proponga, confío en mí misma y en el valor del esfuerzo y la perseverancia, eso sí te tiene que acompañar la suerte!

Entrevista: Alberto López Escuer

 

Instagram de Marta: @marta_llohis

 

 

 

Pascua Somalo 2017: En Familia

4bf0ec3b-0241-4c2d-838f-54cb61b628b0Jóvenes, niños y no tan jóvenes hasta un total de noventa y cinco personas se dispusieron a vivir un año más la Pascua en Somalo, unos días en Familia y con familia. Lourdes Rojo,  Josean Hernández, Santi Domínguez y Alberto López comparten esta Pascua.
Arrancamos en Nájera y nos convertimos en peregrinos  caminando hacia la casa de Somalo donde nada más llegar nuestros pies fueron lavados como en aquel Jueves Santo, como hizo Jesús a sus discípulos antes de celebrar la Última Cena.
Un gesto lleno de profundidad y sentido que nos introdujo en la Celebración de la Eucaristía donde conmemoramos la instauración de la misma, el Día del Amor fraterno y el Día del Sacerdote.
Una Eucaristía que dio paso a la exposición del Santísimo, en un silencio reverencial por la importancia del momento.
Tras la cena celebramos la Hora Santa, un rato precioso de oración pausada, pausada, tranquila que nos llevó a lo profundo se nuestro ser, que nos interrogó por nuestro camino de cristiano, introduciéndonos en el momento que estábamos recordando, que no era otro que la sufrida oración de Jesus en Getsemaní, donde se puso en manos del Padre para que se hiciera su voluntad
Viernes Santo
Comenzamos el día con la noticia que habíamos vivido en día anterior: ¡Jesús, está preso!
Desde la conciencia de la continuidad de lo que habíamos empezado a celebrar el día anterior, nuestro primer rezo del día era una petición para tener fuerzas para acompañar a nuestro amigo y maestro en este día de sufrimiento y dolor.
Después de un reconfortante desayuno, nos pusimos a trabajar en grupos para la preparación del ViaCrucis que los iba a ayudar a recordar e interiorizar las lecturas de la tarde. En grupos de tarea y reflexión, donde niños, jóvenes y mayores compartían ideas, reflexiones, fuimos preparando cada una de las estaciones de nuestro camino a la Cruz.
Saliendo desde Somalo y hicimos un recorrido de 10 estaciones, y en cada una de ellas nos motivaba la reflexión/oración lo sugerido en los grupos de preparación. Llevar la Cruz, llevar a los otros, denunciar, renunciar, ayudar a levantarse, cargar con nuestras piedras,…..poco a poco fuimos volviendo al comienzo, Somalo, allí las dos últimas estaciones nos esperaban. Finalizamos en un espacio de silencio compartido, dando posibilidad de oración personal en las dos capillas y dialogo compartiendo en el patio.
Sobre las 16.30h. comenzamos de nuevo a preparar la celebración nos dividimos en grupos y empezaron los preparativos.
Una cruz oculta presidia un altar desnudo. Durante la lectura de la Pasión el silencio era  compañero y sólo con las notas de algún canto se rompió para expresión de lo que estábamos viviendo.

La Cruz descubierta y cubierta de claveles rojos, que fuimos desnudando dando paso a la visión de los agujeros que estos dos maderos tenían. Agujeros que simbolizaban las heridas hechas por nosotros a este Cristo crucificado. Un beso, un abrazo, un inclinar la cabeza……cada uno un gesto de adoración. De nuevo silencio y oración.
Después de la merienda dos propuestas: la proyección de RESUCITADO y los pequeños estuvieron haciendo el detalle para los participantes. La película recomendable para quien no la haya visto.
Después de cenar. Oración ante la Cruz. De nuevo desde una Cruz desnuda y prostrada ya en el suelo, desnuda y visibles sus agujeros, el rezo, el canto y el ir revistiéndola de nuevo con sus claveles rojos, símbolo de nuestro querer llevar y ser parte de esta historia de salvación.
Silencio, oración y descanso.
En la noche del Viernes Santo habíamos dejado la Cruz con flores rojas tapando las docenas de agujeros.

Sábado Santo

El Sábado Santo, de nuestra Pascua familiar y juvenil de Somalo, comenzó  con una sentida oración en la capilla (delante de una cruz formada solo por las flores).
Más tarde se nos entregaron materiales para reflexionar en este día de Desierto y silencio. Entre ellos lo necesario para elaborar un plan de vida y para preparar la Confesión de la tarde.
Los que quisieron, que eran muchos (desde niños hasta veteranos), fueron llevados en coches hasta Navarrete  para hacer una etapa del Camino de Santiago (unos 20 km)  en actitud de desierto.  Allí se nos dio un bocata, una pieza de fruta y un botellín de agua.
Cada uno siguió el ritmo que su cuerpo y su corazón le marcaban: se paraban donde querían para reflexionar, escribir, rezar. Otros se desviaban y entraban en alguna de las iglesias del camino.
Los que se quedaron en Somalo, especialmente los niños, también hicieron su Sábado Santo en actitud de Desierto.
A las 18,00 acabó esta preparación a la Vigilia Pascual con la celebración del Sacramento de la Penitencia.

Vigilia Pascual
… y después de recuperar las fuerzas con unas torrijas preparadas para la ocasión, nos dispusimos en grupos para preparar la gran noche, la gran vigilia. Unos preparaban el rito de la luz, otros la liturgia de la palabra, otros la liturgia bautismal, otros los diversos espacios de la celebración y los más pequeños una parte de la homilía….. se respiraba una gran ilusión y esperanza en cada uno de nosotros, ¡algo importante iba a suceder!
Por fin llegó: ¡¡¡ Jesús RESUCITA!!!
Las tinieblas se hacen LUZ. Dios toma la palabra: resucita a Jesús y resucitándolo, nos dice ese hombre tenía razón, nos dice que lo que Él hizo y dijo es lo que merece la pena pensar, decir y hacer. Con la Resurrección, Dios nos dice que el triunfo del bien sobre el mal está asegurado. Tenemos futuro. En la medida en que vivamos como Jesús iremos encontrando respuesta a todas las preguntas, a todas las dudas y nuestra vida se llenará de sentido y de esperanza. Podemos vivir con serenidad: Dios está de nuestra parte, no nos abandona ni se olvida de nosotros. Al contrario, resucitando a Jesús no ha mostrado el camino de la plenitud, de la felicidad. Vivir como Jesús, seguir su estilo de vida es la respuesta final a todas las preguntas. Si Jesús Vive significa que el único Dios en quien merece la pena creer y de quien podemos fiarnos es el Dios del que nos habló Jesús, aquel a quien él llamaba Abba, Padre.
La noche se convirtió en una noche de ensueño, no de sueño. Comenzamos con la bendición del fuego y la procesión de la luz, alrededor de Somalo. Escuchamos con emoción el canto del pregón pascual, con el agua de fondo del chafarín , y continuamos con la liturgia de la palabra haciendo un recorrido como el pueblo de Israel, hasta la inauguración del nuevo testamento. En la entrada de Somalo mientras cantábamos se encendió toda la luz y el grito del gloria salía de nuestra voces, mientras la campana rompía el silencio de los campos y de la noche. La representación del evangelio en el patio nos volvía a recordar una noche muy especial. La liturgia del bautismo, hizo que pudiéramos renovar nuestras promesas bautismales y comprometernos con Jesús resucitado de manera personal. Ya dentro de la Iglesia, los niños y niñas nos dijeron mediante una representación que tenemos que ser Testigos de la resurrección en el día a día. Santi Domínguez, que presidía la celebración, nos regaló una nariz de payaso como símbolo de la alegría profunda que salía de nuestros corazón. En la paz nos pudimos enredar unos con otros y enredar con Jesús.
Al finalizar la celebración, pudimos degustar un chocolate bien caliente, mientras nos felicitábamos la Pascua : Jesús VIVE, Jesús ha resucitado.

Lu Rojo, Josean Hdez, S. Domínguez y Alberto López
Algunos momentos de la Pascua de Somalo desde ESTA GALERÍA FOTOGRÁFICA, que iremos completando.

https://www.flickr.com/photos/131646643@N03/sets/72157679546410154

 

 

 

 

 

 

 

Miguel Izu: “Desde pequeño quería ser escritor”

Miguel IzuHemos entrevistado para nuestra página Web al escritor navarro Miguel Izu que pronto va a sacar su última novela “El crimen del sistema métrico decimal”, Miguel de fino sentido del humor le encanta escribir, vivir tranquilamente. Sus respuestas transmiten serenidad. Gracias por concedernos parte de tu tiempo para contestar a nuestras preguntas.

 1. ¿Qué te llevó a ser escritor?
Siempre me ha gustado leer y escribir y desde pequeño quería ser escritor y poder contar cosas. Supongo que inicialmente es el ansia de imitación, aunque luego escribir se va convirtiendo en una terapia para sobrevivir. A lo largo de los años he escrito cosas diversas, ensayo, artículos de opinión, crónicas de viajes, reportajes, programas electorales, proyectos legislativos, resoluciones administrativas, chascarrillos sanfermineros, y durante mucho tiempo he ambicionado escribir una novela. Tras varios intentos hace dos años publiqué la primera y ahora sale la segunda. Solo después de publicar novela la gente dice que soy escritor, pese a que mis novelas son una mínima parte de lo que he escrito. En la imagen social escritor es quien escribe novelas; el que escribe poesía es poeta, el que escribe teatro dramaturgo, el que escribe cine guionista, el que escribe en la prensa periodista y el que escribe ensayo un pesado.

2. ¿Cómo es Miguel como persona?
Creo que soy la persona menos indicada para responder a esta pregunta. Por decir algo, creo que soy responsable, aparentemente trabajador (en realidad, un vago contrariado), cabezón, meticuloso, introvertido, solitario, curioso, moderadamente pesimista, razonablemente idealista, escéptico, impaciente, tolerante, ordenado, exigente, artista frustrado, egoísta y generoso a ratos, observador, despistado, sarcástico, amable u odioso según el día, con buena memoria para lo que me interesa y pésima para lo que no, muy inteligente o muy estúpido según el tipo de inteligencia de la que hablemos.

3. ¿De dónde surgen las ideas para escribir tus novelas?
De la vida. Cuando me preguntan cuánto he tardado en escribir un libro siempre respondo con los años que tengo en ese momento. Uno va acumulando experiencias, propias o ajenas, directas o indirectas, que luego va plasmando en lo que escribe. El desencadenante para empezar a escribir una historia puede ser cualquier cosa: una noticia en la prensa, un comentario casual en una conversación, una frase que uno lee en un libro, una ley de 1849 que uno encuentra hojeando la Gaceta de Madrid en internet (este es el origen de la novela que acabo de publicar). En cualquier caso, siempre trato de contar una historia que me hubiera gustado leer pero que nadie había escrito todavía.

4. En breve va a salir tu último libro “El crimen del sistema métrico decimal” ¿Puedes hablarnos un poco de él?
Es un híbrido de novela histórica y de novela policíaca. Se desarrolla en Madrid en 1849, cuando está a punto de aprobarse la ley que estableció en España el sistema métrico decimal. Hay un crimen, una investigación, pero también una descripción de la sociedad de la época y algunas tramas políticas. Es un tiempo interesante porque durante el reinado de Isabel II se estaban asentando muchas de las instituciones que han llegado hasta nuestra época, desde el Estado constitucional hasta la división provincial, la industrialización, algunos elementos básicos del sistema capitalista como la Bolsa o los bancos modernos, pasando por inventos como el ferrocarril, el telégrafo o las armas de repetición. Inevitablemente, hay muchos paralelismos de aquella época con la actual, pero también bastantes diferencias. La primera mitad del siglo XIX es también la época en que surgen tanto la policía moderna como la novela policíaca, y ambas cosas tienen reflejo en mi novela.

5. ¿Con cuál o cuáles de tus personajes te sientes más identificado?
El autor pone algo de sí mismo en todos sus personajes, creo que casi todos los personajes literarios son una especie de monstruo de Frankenstein, hechos con retales de otras personas reales o ficticias a los que se añaden algunos tornillos o alguna prótesis. A veces, cuando las piezas están ensambladas, las criaturas han cobrado vida y la novela está acabada, ya no recuerdo muy bien de dónde han surgido todas las características de los personajes. En todo caso, uno pone más cosas propias en los protagonistas, son los que se parecen más al autor, en lo bueno y en lo malo. Y aunque el lector, en mi caso, me identifique con los protagonistas masculinos (en mis dos novelas los hay, un abogado y un policía, la acción sigue sus pasos y la historia se narra en tercera persona pero atendiendo a su punto de vista), los personajes femeninos también llevan cosas mías. En todo caso, mis protagonistas no son héroes ni sujetos superdotados, más bien, como se suele decir de las películas de Hitchcock, personas normales enfrentadas a situaciones extraordinarias.

6. ¿Cómo es un día en tu vida?
Me encantaría ser uno de esos escritores que cuentan que todos los días escriben varias horas seguidas, por la mañana, por la tarde o por la noche, pero yo soy escritor a salto de mata. La mayoría de mis días, los laborables, son tan vulgares como los de otros tantos empleados. Soy funcionario, no uno de esos tan admirados por el público (médicos, maestros, bomberos, investigadores), sino de los sistemáticamente denostados en los barómetros del CIS (burócratas con manguitos, en el imaginario popular, dedicados a leer el periódico y a tomar cafés). Trabajo en el Tribunal Administrativo de Navarra, que pese a su nombre no es un órgano judicial sino que forma parte de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra. Madrugo, para las 7:30 estoy sentado en mi despacho ante el ordenador y los expedientes, y ahí paso ordinariamente toda la mañana hasta las 15:00. Luego voy a casa de mi madre donde como y aprovecho para ver cómo está ella, solo tiene 89 años, y como está mi tía, que tiene 105. Me voy a mi casa a echar la siesta y de paso, como vivo solo y soy ama de casa (ama, no amo, no tengo a quien mandar pero friego y plancho), hago la compra. El resto del día lo dedico a actividades diversas, desde leer o escribir hasta hacer deporte, asistir a alguna reunión cultural o políticosocial (llevo años intentando abandonar cualquier responsabilidad en cualquier entidad pero no lo consigo, cuando logro escaquearme de una me reclutan para alguna otra, mi último tropiezo ha sido convertirme en secretario de la Asociación Navarra de Escritores), tomar cañas con los amigos, ver la televisión (también me estoy quitando, como el cine, cada vez veo menos y me deja más tiempo para leer), o acompañar a mi tía o mi madre a misa, si me toca (compartimos turnos de atención entre cinco hermanos). El fin de semana parecido, salvo que no tengo que ir a trabajar y puedo dormir más (mi ritmo circadiano sería más apropiado para un trabajo nocturno que no he tenido nunca, me cuesta dormir por la noche).

7. ¿Qué libro en tu opinión no deberíamos dejar de leer?
Hay tantos… Elegir uno es un reto diabólico. Haciendo un gran esfuerzo, pero siendo poco original, me voy a limitar a los dos más imprescindibles en lengua castellana: el Quijote y Cien años de soledad. Pero me quedo con las ganas de recomendar otros clásicos como Cumbres borrascosas, Oliver Twist o La conjura de los necios.

8. ¿Crees que los jóvenes son aficionados a la lectura?
Creo que, como siempre ha sido, hay una amplia minoría que lee mucho y una mayoría que lee poco o nada. Los que leen de jóvenes suelen seguir haciéndolo de mayores. No tengo muy claro si la competencia que hoy hacen a la lectura las series de televisión (que ahora se ven en el móvil, la tableta o el ordenador), los videojuegos o las redes sociales hará disminuir o no la cantidad de lectores. En todo caso, la oferta y la accesibilidad que existe hoy para leer es infinitamente superior a la de cualquier otra época, así que quien no lee es porque no quiere.

9. ¿Qué tipo de género literario te gusta leer?
Un poco de todo. Me gusta el ensayo, temas de historia, pensamiento, religión, sociología, economía y política, y me gusta la novela, género policíaco, histórico, humorístico, realista, psicológico, de aventuras. Sobre todo soy adicto a la prensa, tengo que mirar varios periódicos cada día (por supuesto, no me creo lo que dice ninguno) y los tres días del año que no salen (Año Nuevo, Sábado Santo y Navidad) los echo de menos.

10.  ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Me gusta hacer muchas más cosas de las que puedo. Leer y escribir, viajar, comer (no cocinar, soy buen pinche pero mal cocinero), estar con los amigos, oír música, navegar por internet, andar en bicicleta o andar a pie (por el Camino de Santiago una vez cada varios años) y, por encima de todo, no hacer absolutamente nada, preferentemente en una tumbona y mirando el mar.

11. ¿Cuáles son tus próximos proyectos profesionales?
Mi principal proyecto profesional es jubilarme. Dentro de cuatro años tendré sesenta años de edad y treinta y cinco de cotización y, como pertenezco a un régimen peculiar de derechos pasivos, me podré jubilar con la pensión intacta. A partir de ahí podré dedicar mucho más tiempo a mis aficiones, entre ellas a escribir, lo que no considero una profesión sino un placer. Tengo en la cabeza unas cuantas ideas para varios libros, tanto novelas como ensayo.

 

Entrevista: Alberto López Escuer