‘Mirando lo esencial’, sexto aniversario del pontificado de Francisco

 

 

enfermas

En el sexto aniversario de la elección, el Papa Francisco vive un año lleno de importantes viajes internacionales, marcados al principio y al final por dos acontecimientos “sinodales”: el encuentro para la protección de los menores que tuvo lugar en el Vaticano el pasado mes de febrero con la participación de los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo, y el Sínodo especial sobre la Amazonia, que se celebrará -de nuevo en el Vaticano- el próximo mes de octubre.

El reciente viaje a los Emiratos Árabes, en el que el obispo de Roma firmó una declaración conjunta con el Gran Imán de Al-Azhar, ha tenido un gran impacto. Un documento que se espera que tenga consecuencias en el campo de la libertad religiosa. El tema ecuménico prevalecerá en los próximos viajes a Bulgaria y luego a Rumania, mientras que el viaje deseado, pero aún no oficial, a Japón ayudará a recordar la devastación causada por las armas nucleares como una advertencia para el presente y el futuro de la humanidad que experimenta la “tercera guerra mundial en pedazos” de la que el Papa habla a menudo.

Pero una mirada al año pasado no puede ignorar el resurgimiento del escándalo de los abusos y las divisiones internas que llevaron el pasado mes de agosto al ex nuncio Carlo Maria Viganò, justo cuando Francisco estaba celebrando la Eucaristía con miles de familias en Dublín proponiendo la belleza y el valor del matrimonio cristiano, para pedir públicamente la dimisión del Papa por la gestión del caso McCarrick.

Ante estas situaciones, el Obispo de Roma pidió a todos los fieles del mundo que rezaran el Rosario todos los días, durante todo el mes mariano de octubre de 2018, para unirse “en comunión y penitencia, como pueblo de Dios, pidiendo a la Santa Madre de Dios y a San Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia del demonio, que siempre quiere separarnos de Dios y entre nosotros”.

Una petición tan detallada no tiene precedentes en la historia reciente de la Iglesia. En sus palabras y en su llamada al pueblo de Dios a orar para mantener unida a la Iglesia, Francisco nos hizo comprender la gravedad de la situación y, al mismo tiempo, expresó su conciencia cristiana de que no hay remedios humanos que puedan garantizar una salida.

Una vez más, el Papa recordó lo esencial: la Iglesia no está formada por superhéroes (ni siquiera superpapas) y no sigue adelante en virtud de sus recursos humanos o estrategias. Sabe que el maligno está presente en el mundo, que el pecado original existe, y que para salvarnos necesitamos ayuda de lo alto. Repetirlo no significa disminuir las responsabilidades personales de los individuos y las de la institución, sino situarlas en su contexto real.

El Papa, en el comunicado sobre las intenciones del mes de octubre pasado, solicita a todos los fieles del mundo que oren para que la Santa Madre de Dios ponga a la Iglesia bajo su manto protector, para preservarla de los ataques del maligno, el gran acusador, y al mismo tiempo nos ayude a hacerla cada vez más consciente de los abusos y errores cometidos en el presente y en el pasado.

En el presente y en el pasado, porque sería un error “descargar” la culpa sobre los que nos precedieron y presentarnos como “puros”. Incluso hoy la Iglesia debe pedir a Dios que la libere del mal. Un hecho de realidad que el Papa, en continuidad con sus predecesores, ha recordado constantemente.

La Iglesia no se redime de los males que la afligen. Incluso del horrible abismo del abuso sexual cometido por clérigos y religiosos, uno no escapa por la fuerza de los procesos de auto-purificación ni confiándose a aquellos que se han investido del rol de purificador. Las normas, la responsabilidad y la transparencia, cada vez más eficaces, son necesarias e incluso indispensables, pero nunca serán suficientes.

Porque la Iglesia, como nos recuerda hoy el Papa Francisco, no es autosuficiente y da testimonio del Evangelio a muchos hombres y mujeres heridos de nuestro tiempo precisamente porque ella también se reconoce como mendiga de sanación, necesitada de misericordia y del perdón de su Señor. Tal vez nunca antes, como en el año turbulento que acaba de pasar, el sexto de su pontificado, el Papa, que se presenta como “pecador perdonado”, siguiendo las enseñanzas de los Padres de la Iglesia y de su inmediato predecesor Benedicto XVI, ha dado testimonio de este hecho

 

Fuente: Zenit

Ahí fuera

portada_ahi-fuera_lorenzo-silva_201807311114
Lorenzo Silva con este libro nos introduce en una primera parte e en las entrañas del mal, el mal con rostro de persona, en un primer momento, son diferentes relatos que ha escrito el autor
También nos habla de la guerra en Irak, de como están nuestros soldados en ese territorio, no siempre tienen los materiales y las necesidades cubiertas, arrancando en el año 2001 donde todo cambio y se fueron sucediendo guerra tras guerra, desde el atentando del 11-S de las Torres Gemelas en New York, tambien nos habla de las guerras del pasado siglo que tampoco faltaron por desgracia
Unos relatos que nos hacen introducirnos en realidades lacerantes, que son muy bien narradas por Lorenzo Silva, que las conoce muy bien, no habla de memoria ni desde un despacho lo hace a pie de calle y sabiendo lo que hay
Acaba este libro con un genero que tambien Silva ha cultivado que es el de la entrevista en este caso podemos leer las entrevista al líder de Extremoduro, Robe Iniesta que no niega ninguno de sus excesos, un personaje peculiar
Tambien a Enmanuel Carrere que ayudan mucho a comprender o al menos intentarlo el mundo que nos esta tocando vivir, que no es nada fácil
Un libro el de Lorenzo Silva que nos ayuda a profundizar en un mundo en conflicto que a veces es difícil de comprender

Alberto López Escuer

No es casualidad… es sincronía

f9497fd571bc02c428d532daf8447a8b_L

 

(ANS) Augusta es una joven de 20 años, cuando sonríe se ilumina su rostro, con esa mirada franca y llena de vida. Nadie imaginaría que es una sobreviviente de las calles de Freetown-Sierra Leona. Esta joven podría perfectamente auto definirse como una “guerrera” en su perfil de Facebook y no mentiría.

Augusta es huérfana, vivió en la calles desde que tenía 6 años y se vio obligada a prostituirse para sobrevivir, estuvo con todo tipo de hombres hasta los 16 años momento que fue rescata por los salesianos de Don Bosco Fambul. Una niña que solo figuraba en los registros sanitarios de la ciudad, en la casa de Don Bosco volvió a pronunciar su nombre, su nombre verdadero, ese que no debía ser pronunciado en las calles de la ciudad. Ahora tiene 20 años y ha cumplido su sueño encontrando al Papa en Roma. Brevemente ha contado a Francisco su historia, el Papa conmovido le ha bendecido y, en ella, ha bendecido a tantas chicas que han vivido y viven similares experiencias de miseria y explotación. Augusta es la protagonista de una cadena de “coincidencias”

Es difícil para el P. Crisafulli no emocionarse cuando habla de los chicos y chicas que ha rescatado de las calles de Freetown, sobre todo cuando piensa en aquellos que ha perdido. Junto a otros salesianos sale en la madrugada a recorrer los lugares habituales donde se refugian estas niñas entre 6 y 14 años que son explotadas sexualmente, les llevan un poco de comida caliente, algo de medicinas y sobre todo la propuesta de una casa segura lejos de ese infierno. Ese grupo de salesianos es el segundo actor de esta cadena.

Desde España un grupo de profesionales comprometidos trata de visibilizar a los ojos del mundo la realidad de la explotación infantil. Desde Madrid viajan a Freetown, para junto con los salesianos, recorrer las calles buscando testimonios de este drama humano de manera tal que el silencio no sea cómplice de esta realidad. Ellos son el tercer actor.

Una niña guerrera, un grupo de religiosos y un medio de comunicación se encuentran en lo que para muchos parecería una coincidencia.

El testimonio de la niña, la vocación de los salesianos y la capacidad profesional de un medio para hacer visible una realidad hasta ahora negada por el gobierno de Sierra Leona, han logrado entrar e impactar en los foros internacionales y en las esferas gubernamentales, produciendo un cambio incluso en las leyes que castigan la trata de menores.

“Coincidencias” de este tipo resultan inimaginables, casi mágicas, poco probables en la vida real; es como si existieran conexiones entre sucesos, personas o informaciones a través de hilos invisibles que tan sólo podemos vislumbrar por momentos. Según el psiquiatra suizo Carl Jung esto no es casualidad, sino sincronicidad, uno de los aspectos más enigmáticos y sorprendentes de nuestro universo. Jung llegó a la conclusión de que hay una íntima conexión entre el individuo y su entorno, que en determinados momentos ejerce una atracción que acaba creando circunstancias llamadas coincidentes. Quizás esta sea una de las muchas leyes universales que no puedan ser probadas con demasiada seguridad, pero que sin embargo a regulado la vida de multitud de personas y está presente a lo largo de la historia de la humanidad. Desde la fe y en la tradición heredada de Don Bosco lo llamamos “Providencia”.

Si sabemos escucharla puede convertirse en una buena guía para nuestras vidas.

I Domingo de Cuaresma

tentaciones-600x315Lecturas del día:

  • Primera lectura

    Deuteronomio 26:4-10
    4 El sacerdote tomará de tu mano la cesta y la depositará ante el altar de Yahveh tu Dios.
    5 Tú pronunciarás estas palabras ante Yahveh tu Dios: «Mi padre era un arameo errante que bajó a Egipto y residió allí como inmigrante siendo pocos aún, pero se hizo una nación grande, fuerte y numerosa.
    6 Los egipcios nos maltrataron, nos oprimieron y nos impusieron dura servidumbre.
    7 Nosotros clamanos a Yahveh Dios de nuestros padres, y Yahveh escuchó nuestra voz; vio nuestra miseria, nuestras penalidades y nuestra opresión,
    8 y Yahveh nos sacó de Egipto con mano fuerte y tenso brazo en medio de gran terror, señales y prodigios.
    9 Nos trajo aquí y nos dio esta tierra, tierra que mana leche y miel
    10 Y ahora yo traigo las primicias de los productos del suelo que tú, Yahveh, me has dado.» Las depositarás ante Yahveh tu Dios y te postrarás ante Yahveh tu Dios.


  • Salmo responsorial

    Salmo 91:1-2, 10-15
    1 El que mora en el secreto de Elyón pasa la noche a la sombra de Sadday,
    2 diciendo a Yahveh: «¡Mi refugio y fortaleza, mi Dios, en quien confío!»
    10 No ha de alcanzarte el mal, ni la plaga se acercará a tu tienda;
    11 que él dará orden sobre ti a sus ángeles de guardarte en todos tus caminos.
    12 Te llevarán ellos en sus manos, para que en piedra no tropiece tu pie;
    13 pisarás sobre el león y la víbora, hollarás al leoncillo y al dragón.
    14 Pues él se abraza a mí, yo he de librarle; le exaltaré, pues conoce mi nombre.
    15 Me llamará y le responderé; estaré a su lado en la desgracia, le libraré y le glorificaré.

  • Segunda lectura

    Romanos 10:8-13
    8 Entonces, ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra: en tu boca y en tu corazón, es decir, la palabra de la fe que nosotros proclamamos.
    9 Porque, si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo.
    10 Pues con el corazón se cree para conseguir la justicia, y con la boca se confiesa para conseguir la salvación.
    11 Porque dice la Escritura: Todo el que crea en él no será confundido.
    12 Que no hay distinción entre judío y griego, pues uno mismo es el Señor de todos, rico para todos los que le invocan.
    13 Pues todo el que invoque el nombre del Señor se salvará.

  • Evangelio

    Lucas 4:1-13
    1 Jesús, lleno de Espíritu Santo, se volvió del Jordán, y era conducido por el Espíritu en el desierto,
    2 durante cuarenta días, tentado por el diablo. No comió nada en aquellos días y, al cabo de ellos, sintió hambre.
    3 Entonces el diablo le dijo: «Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan.»
    4 Jesús le respondió: «Esta escrito: No sólo de pan vive el hombre.»
    5 Llevándole a una altura le mostró en un instante todos los reinos de la tierra;
    6 y le dijo el diablo: «Te daré todo el poder y la gloria de estos reinos, porque a mí me ha sido entregada, y se la doy a quien quiero.
    7 Si, pues, me adoras, toda será tuya.»
    8 Jesús le respondió: «Esta escrito: Adorarás al Señor tu Dios y sólo a él darás culto.»
    9 Le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el alero del Templo, y le dijo: «Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo;
    10 porque está escrito: A sus ángeles te encomendará para que te guarden.
    11 Y: En sus manos te llevarán para que no tropiece tu pie en piedra alguna.»
    12 Jesús le respondió: «Está dicho: No tentarás al Señor tu Dios.»
    13 Acabada toda tentación, el diablo se alejó de él hasta un tiempo oportuno.

Fuente: Aciprensa

“La sangre de César hará fecundar la semilla del Evangelio en África”

c742bdf24bd6a8eb9f537ca12b4c6f7c_XL

(ANS ) – El Santuario de María Auxiliadora de Madrid se llenó de fieles ayer para celebrar un funeral en memoria del misionero salesiano Antonio César Fernández, asesinado durante un ataque terrorista en Burkina Faso el pasado 15 de febrero. El religioso viajaba aquel día en coche de regreso a su comunidad de Uagadugú (Burkina Faso), junto con dos salesianos togoleses, tras participar en el Capítulo Provincial de la Inspectoría Salesiana de África Occidental (AFO). 40 kilómetros después de atravesar la frontera sur de Burkina Faso, fueron asaltados por terroristas yihadistas, que dispararon mortalmente al misionero español.

Cientos de personas, entre las que había un gran número de religiosas y religiosos de diferentes congregaciones, se unieron a la celebración del funeral ayer. Fue una muestra del afecto que ha mostrado durante las últimas semanas toda la Iglesia hacia la Familia Salesiana. La Eucaristía fue presidida por el provincial de la Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor, Juan Carlos Pérez Godoy, y concelebrada por el vicario episcopal para la Vida Consagrada, Elías Royón SJ, y el vicario episcopal de la Vicaría V, Juan Pedro Gutiérrez, así como por varios salesianos sacerdotes.

“César me parece un santo no solo por cómo murió, sino por toda su vida”, expresó Pérez Godoy, quien confesó al inicio de su homilía que lloró el pasado 15 de febrero. El provincial recordó las circunstancias en las que fue asesinado César Fernández, con ciertas similitudes con la muerte de Cristo en la cruz: “Era un viernes, a las 3 de la tarde. Fue atravesado tres veces, por tres disparos”. Además, resaltó el hecho de que el misionero viajara en coche, cuando podría haberse desplazado en avión.

La vida de César Fernández estaba íntimamente ligada al continente africano. El misionero salesiano fue uno de los fundadores de la presencia salesiana en Togo, país al que enviado en el marco del ‘Proyecto África’ del entonces Rector Mayor de los Salesianos, Don Egidio Viganò. “La sangre de César hará fecundar la semilla del Evangelio en la tierra africana en bien para la Iglesia, y especialmente de los jóvenes más necesitados de África”, aseguró Pérez Godoy.

El provincial salesiano mostró “sentimientos de acción de gracias al Señor por personas como César”, que “nos estimulan a seguir viviendo con fidelidad nuestra vocación”. Y acabó con una petición: “Que el Señor nos dé su luz para aceptar estos momentos y su fuerza para vivir con los mismos ideales que César”.

Al finalizar la Eucaristía, los fieles se acercaron a Juan Carlos Pérez Godoy para expresarles su pésame, muchos de ellos en representación de sus congregaciones religiosas o movimientos eclesiales.

Lo que debes saber sobre el Miércoles de Ceniza

11PuntosMiercolesCeniza_030216

La Cuaresma, que sirve de preparación para la Pascua y que comienza este hoy de marzo , recordamos algunas cosas esenciales que todo católico debe saber para poder vivir intensamente este tiempo litúrgico.

1. Es el primer día de la Cuaresma

Con el Miércoles de Ceniza inician los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

El Miércoles de Ceniza es una celebración contenida en el Misal Romano. En este se explica que en la Misa, se bendice e impone en la frente de los fieles la ceniza hecha de las palmas bendecidas en el Domingo de Ramos del año anterior.

2. La imposición de las cenizas surge en los primeros siglos del cristianismo

La tradición de imponer la ceniza se remonta a la Iglesia primitiva. Por aquel entonces las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo.

La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos casi 400 años D.C. y a partir del siglo XI, la Iglesia en Roma impone las cenizas al inicio de este tiempo.

3. La ceniza recuerda la necesidad de la misericordia de Dios

“El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza. Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual”.

4. Las cenizas tienen varios significados

La palabra ceniza, que proviene del latín “cinis”, representa el producto de la combustión de algo por el fuego. Esta adoptó tempranamente un sentido simbólico de muerte, caducidad, pero también de humildad y penitencia.

La ceniza, como signo de humildad, le recuerda al cristiano su origen y su fin: “Dios formó al hombre con polvo de la tierra” (Gn 2,7); “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho” (Gn 3,19).

5. Las cenizas se producen de las palmas del Domingo de Ramos

Para la ceremonia se deben quemar los restos de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior. Estas son rociadas con agua bendita y luego aromatizadas con incienso.

6. Las cenizas se imponen en la frente al término de la homilía

Este acto tiene lugar en la Misa al término de la homilía y está permitido que los laicos ayuden al sacerdote. Las cenizas son impuestas en la frente, haciendo la señal de la cruz con ellas mientras el ministro dice las palabras bíblicas: «Acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás», o «Conviértete y cree en el Evangelio».

Luego, quien recibe las cenizas debe retirarse en silencio meditando la frase o invitación que la acaban de hacer.

7. Las cenizas también pueden imponerse sin Misa

Cuando no hay sacerdote la imposición de cenizas puede realizarse sin Misa, de forma extraordinaria. Sin embargo, es recomendable que al acto se preceda con una liturgia de la palabra.

Es importante recordar que la bendición de las cenizas, como todo sacramental, solo puede realizarla un sacerdote o diácono.

Puede recibir este sacramental cualquier persona, inclusive no católica. Como especifica el Catecismo (1670 y siguientes) los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo como sí lo hacen los sacramentos, pero por la oración de la Iglesia estos «preparan a recibirla y disponen a cooperar con ella».

9. No es obligatorio recibir las cenizas

El Miércoles de Ceniza no es día de precepto y por lo tanto la imposición de ceniza no es obligatoria. No obstante, ese día concurre una gran cantidad de personas a la Santa Misa, algo que siempre es recomendable.

10. No existe tiempo exacto para llevar las cenizas en la frente

Cuanto uno desee. No existe un tiempo determinado.

11. En Miércoles de Ceniza es obligatorio el ayuno y la abstinencia

El Miércoles de Ceniza es obligatorio el ayuno y la abstinencia, como en el Viernes Santo, para los mayores de 18 años y menores de 60. Fuera de esos límites es opcional. Ese día los fieles pueden tener una comida “fuerte” una sola vez al día.

La abstinencia de comer carne es obligatoria desde los 14 años. Todos los viernes de Cuaresma también son de abstinencia obligatoria. Los demás viernes del año también, aunque según el país puede sustituirse por otro tipo de mortificación u ofrecimiento como el rezo del rosario.

 

Fuente: Aciprensa. com

¡¡Qué bien que viene Loyola!!

266px-Basilica_of_St._Ignatius_in_Loyola_(contrasted)

Se acerca el encuentro de Loyola. ¡Me parece tan importante!
Quizá porque yo estos dos últimos años no he podido disfrutarlo. El trabajo, ya se sabe…
Es un tiempo corto, pero intenso.
En Loyola nos encontramos y saboreamos…
Reflexionamos, dialogamos, proyectamos nuestro futuro… y charlamos, compartimos confidencias, pastas y pacharán; trasnochamos, cotilleamos, nos reímos, lloramos y, a veces, hasta discutimos. Porque somos hermanos… y eso es lo que han hecho los hermanos toda la vida de Dios o ¿no?
En Loyola celebramos juntos lo que somos y lo que queremos ser…
Rezamos por los que estamos, los que no han podido venir, por los que ya no están y los que algún día llegarán…
Vemos como crecen los hijos de los demás y nos damos cuenta de lo que han crecido los nuestros… o nos acordamos de cuándo venían… o sentimos el inmenso gozo de volverlos a tener con nosotros…
Conocemos a nuevos hermanos y vemos cómo crece la familia…
Nos enamoramos de San Ignacio y queremos convertirnos como él, llenarnos de ese ardor ahí, donde él lo sintió por primera vez; y nos volvemos a enamorar de Don Bosco… y nos sentimos de nuevo pequeños, acurrucados en el manto de nuestra madre Auxiliadora…
Y nos revitalizamos, de mente y espíritu… De cuerpo, menos; porque no le damos mucha tregua ni descanso…
En Loyola soñamos, hacemos mil planes, que luego no nos da tiempo a poner en práctica; y se nos ocurren mil cosas para el día en que podamos…
En Loyola somos y hacemos nuestra vocación y la incubamos para que de fruto allá donde luego vayamos…
En Loyola…
Es un tiempo corto, pero tan intenso…
¡¡Qué bien que viene Loyola!!
Irune López
Barakaldo SDB

Un Don Bosco del siglo XXI: padre Jorge Crisafulli

62a329bcf406b6c7440d79d407bfe745_L

 

(ANS – Ciudad del Vaticano) – Sierra Leona es uno de los países más pobres del mundo. El 52,3% de la población vive con menos de 1,90$ al día. Se encuentra situado en la zona occidental de África, tiene una población que supera los 7 millones de habitantes, con una esperanza de vida que apenas alcanza los 50 años y en el que la población menor de 15 años representa el 41,2%

 

Las consecuencias de la guerra civil de 11 años de duración que sufrió el país hasta 2002 y que dejó más de 120.000 muertos, junto a las de la epidemia de ébola que, entre 2014 y 2016 causó la muerte de más de 4.000 personas, sitúan a Sierra Leona en la cola de todos los indicadores económicos, sociales, educativos y sanitarios a nivel mundial.

Don Bosco Fambul-Girls Shelter

Y es allí donde llegaron los Salesianos en 1986 para trabajar en favor de los menores y jóvenes más vulnerables, fundando en 1998 la ONG Don Bosco Fambul (que significa “familia” en la lengua local). Esta labor de Don Bosco, que hoy son 5 salesianos y 126 trabajadores, se les es muy reconocida por todas las instituciones locales e internacionales. Desde el 2017, el director de Don Bosco Fambul es el sacerdote argentino Jorge Mario Crisafulli, allí lleva a cabo 8 programas en favor de la infancia y juventud en riesgo. A Don Bosco se le conoce en todo el país por sus acciones con los niños, especialmente los de calle, a los que salen a recoger en un autobús por las noches y les dan comida, alojamiento, ropa e intentan reunificarlos con sus familias.

Su labor durante el ébola fue reconocida en todo el mundo, ya que los Salesianos aceptaron la petición del Gobierno de Sierra Leona de encargarse de los niños que quedaban huérfanos por la epidemia, en muchos casos incluso superando la enfermedad. Decidieron quedarse mientras otras organizaciones y ONG abandonaban el país.

Jorge Carufulli: El Don Bosco del siglo XXI

Se podría definir así al sacerdote Jorge Crisafulli, uno de los Don Bosco de este siglo que anda por el mundo dando su amor por los menores más vulnerables y su dedicación a ellos.

La ONG salesiana trabaja en Freetown con la infancia más vulnerable: comenzaron su intervención con los niños soldado y en la actualidad trabajan con los niños de la calle, niñas abusadas, huérfanos y huérfanas del ébola, niños y jóvenes encarcelados y, desde finales de 2016, también para rescatar de la calle a las menores en situación de prostitución. Desde septiembre de 2016, los Salesianos en Sierra Leona han empezado un nuevo programa que es hacerse cargo de las menores en situación de prostitución, algo que también ha aumentado tras el ébola, por la cantidad de huérfanas que hay y por la necesidad de sobrevivir que tienen, ya que sólo ‘trabajan’ para comer y ganan como mucho 2 euros por servicio.

Rescatando a chicas de la calle. Rescatando su dignidad

Según datos de la ONG, se calcula que existen 26.000 chicas ejerciendo la prostitución en Sierra Leona, decenas de ellas son niñas y adolescentes de entre 9 y 17 años que trabajan en la actualidad en las calles de Freetown ofreciendo sus frágiles cuerpos en mercados, burdeles y clubes nocturnos, principalmente por la pobreza de sus familias o las dificultades para pagar los estudios. Muchas son traficadas desde los pueblos del interior, engañadas con falsas oportunidades de trabajo hasta acabar en la prostitución, otras explotadas por su entorno cercano, pero ninguna es consciente de los riesgos de esta actividad, ya que la mayoría sufre enfermedades de trasmisión sexual (hepatitis, sífilis, gonorrea…) e, incluso, sida aunque lo desconocen por no haber ido nunca a un médico.

El programa ‘Girls OS +’ (OS en lengua local Krio significa refugio) pretende la reinserción social de las chicas menores de edad abocadas a ejercer la prostitución para sobrevivir. Gracias a la educación y al trabajo multidisciplinar de médicos, trabajadores sociales, educadores y psicólogos, logran reintegrarse en la sociedad y al mundo del trabajo. Más de un centenar de adolescentes y jóvenes menores de edad ha pasado por el Centro de Acogida de Don Bosco Fambul desde su apertura en septiembre de 2016, contando en la actualidad con 18 chicas internas. El 43% de las menores atendidas tienen una edad comprendida entre los 15-17 años y ha sobrevivido entre 1-2 años en las calles de Freetown, siendo víctimas de cualquier tipo de abuso, y violencia policial. La mayoría de ellas muestra interés en ser reunificadas especialmente con su madre y en continuar su educación escolar o Formación Profesional.

Por: Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Fuente: www.vaticannews.va

 

VIII Domingo Ordinario

evangelio_204

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    Eclesiástico 27:4-7
    4 Cuando la criba se sacude, quedan los desechos; así en su reflexión se ven las vilezas del hombre.
    5 El horno prueba las vasijas de alfarero, la prueba del hombre está en su razonamiento.
    6 El fruto manifiesta el cultivo del árbol; así la palabra, el del pensamiento del corazón humano.
    7 Antes que se pronuncie no elogies a nadie, que esa es la prueba de los hombres.

  • Salmo responsorial

    Salmo 92:2-3, 13-16
    2 Bueno es dar gracias a Yahveh, y salmodiar a tu nombre, Altísimo,
    3 publicar tu amor por la mañana, y tu lealtad por las noches,
    13 Florece el justo como la palmera, crece como un cedro del Líbano.
    14 Plantados en la Casa de Yahveh, dan flores en los atrios del Dios nuestro.
    15 Todavía en la vejez producen fruto, se mantienen frescos y lozanos,
    16 para anunciar lo recto que es Yahveh: mi Roca, no hay falsedad en él.

  • Segunda lectura

    I Corintios 15:54-58
    54 Y cuando este ser corruptible se revista de incorruptibilidad y este ser mortal se revista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: La muerte ha sido devorada en la victoria.
    55 ¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?
    56 El aguijón de la muerte es el pecado; y la fuerza del pecado, la Ley.
    57 Pero ¡gracias sean dadas a Dios, que nos da la victora por nuestro Señor Jesucristo!
    58 Así pues, hermanos míos amados, manteneos firmes, inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que vuestro trabajo no es vano el el Señor.

  • Evangelio

    Lucas 6:39-45
    39 Les añadió una parábola: «¿Podrá un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo?
    40 No está el discípulo por encima del maestro. Todo el que esté bien formado, será como su maestro.
    41 ¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu propio ojo?
    42 ¿Cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, deja que saque la brizna que hay en tu ojo”, no viendo tú mismo la viga que hay en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna que hay en el ojo de tu hermano.
    43 «Porque no hay árbol bueno que dé fruto malo y, a la inversa, no hay árbol malo que dé fruto bueno.
    44 Cada árbol se conoce por su fruto. No se recogen higos de los espinos, ni de la zarza se vendimian uvas.
    45 El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca lo bueno, y el malo, del malo saca lo malo. Porque de lo que rebosa el corazón habla su boca.

Un nuevo volumen del Epistolario de Don Bosco

04c60ec4d77a717b94a6386f7f4cf62f_XL

 

(ANS – Roma) – Desde hace pocos días, se encuentra disponible VIII volumen de la edición crítica del “Epistolario di Don Bosco”, editado por el Director Emérito del Instituto Histórico Salesiano, P. Francisco Motto, y que se encuentra en la editorial LAS de Roma. Recoge 394 cartas de 1882 a 1883, muchas de ellas inéditas, con todas las consecuencias evidentes para una mejor comprensión de la vida humana y espiritual del santo.

Los destinatarios de las cartas son, como de costumbre, muy diferentes entre sí. El 45% de las cartas están dirigidas a los bienhechores, mientras que algo menos del 40% están dirigidas a miembros del clero. Los temas tratados son numerosos y pueden identificarse fácilmente en el índice.

El volumen difiere de los anteriores y tiene algunas particularidades. En primer lugar por el hecho de que un 25% de las cartas están en francés: un francés más “hablado” que escrito, con un “sabor” italiano. En segundo lugar, la destinataria con más cartas y una benefactora francesa de cuarenta años, Claire Louvet, que a partir de ese momento se relaciona con Don Bosco con densas correspondencias de carácter espiritual, que se prolongan prácticamente hasta la muerte del Santo.

Por último, se trata de un corpus de cartas, más de la mitad de las cuales fueron escritas lejos de Turín-Valdocco. De hecho, a lo largo estos dos años, Don Bosco ha estado “fuera de casa” todo un año, de los cuales 6 meses en Francia.

Estos pocos datos son suficientes para comprender el valor histórico-biográfico-espiritual de estas cartas. El “hilo rojo” que une las cartas es la vida cotidiana de Don Bosco, entrelazada con grandes acontecimientos (los largos viajes, el triunfo en París, la expedición misionera, la fundación de nuevas casas, la Empresa de la Patagonia, los primeros nombramientos Episcopales de algunos salesianos, la relación dolorosa y las amargas controversias con Mons. Gastaldi…), pero también y sobre todo con los compromisos cotidianos: citas comunitarias, audiencias privadas, estudios, lecturas, visitas a los bienhechores.

Aquello que emerge es un Don Bosco en todos los campos que, aunque físicamente frágil, lo da todo para mantener viva y consolidada la Congregación. Ahora camina sobre sus propias piernas, pero Don Bosco sigue siendo, incluso desde lejos, en la cima, un punto de referencia para los grandes problemas, procurador de recursos económicos esenciales para el desarrollo, defensor de sus convicciones, “padre y maestro” vigilante de los jóvenes, de los hermanos, de los trabajadores.

Ciertamente no es la “sombra de sí mismo” como se ha dicho; solo lo será más tarde y de hecho se verá en los próximos dos volúmenes.