Gracias

Lazo-rosa1

Cuando me miras me sonríes y yo te devuelvo la sonrisa, dices: ¿A que me sienta bien este pañuelo en la cabeza? Estas guapísima te respondo y realmente lo estas no lo digo por quedar bien. Hace un tiempo tu vida cambio, te detectaron cáncer de mama, tu eras antes una luchadora y solo te permitiste cuando te lo dijeron un segundo para el desasosiego, luego según me contó tu marido, volviste a sonreír. le cogiste de la mano y le dijiste vamos a superarlo.

Desde ese momento comenzó un camino difícil de superación, de tratamientos que te dejaban huella, pero seguiste luchando y lo sigues haciendo, eres un ejemplo para todos los que te rodean. En ti hay representadas muchas mujeres en la misma situación que dia a día luchan con todas sus fuerzas contra la enfermedad

Tu sabes que no estás sola, el año pasado en la carrera que se celebró a favor de la lucha contra el cáncer de mama, escribí tu nombre en el dorsal y corrí por ti tu estabas entre el público y al llegar los últimos cien metros me acompaño mi hija y entramos juntos en la meta – ella te quiere mucho lo sabes y te regalamos la camiseta y el dorsal. Tú sonreías, estabas rodeada de los tuyos, fue un momento muy bonito.

Gracias por tu sonrisa, gracias por tu ejemplo, gracias un millón de veces por ser como eres. No te rindes al desánimo y como dices “si el desánimo llama a mi puerta no le abro y punto”.

 

Hoy más que nunca GRACIAS

 

Alberto López Escuer

Reinold Messner conquistando lo inútil

reinhold-messner-1646687_960_720Premio Princesa de Asturias de los Deportes, un pionero en el alpinismo, primer hombre de hollar los 14 ochomiles sin oxígeno, no es un montañero al uso con su propia filosofía, no le agrada en lo que se ha convertido el actual himalayismo, que si tienes dinero puedes subir a la cima eso sí, alguna tragedia que otra se ha cobrado esa peculiar y peligrosa manera de hacer turismo. Messner no concibe el alpinismo como deporte, según sus propias palabras: “Es un acto cultural entre la montaña y el hombre”. Perdió a un hermano en el Nanga Parbat, muchos le acusaron de dejarlo a su suerte, él se defendió diciendo que eso no era cierto, años después se demostró que tenía razón al hallar el cuerpo de su hermano, los que le acusaron nunca pidieron disculpas- suele ocurrir, por desgracia-. Un montañero que es una institución por sí mismo, no se ha apuntado a la carrera de coleccionar records, eso no va con él, lo hace por ir más allá de sus límites y vaya si lo ha conseguido, no solo se ha ceñido a la montaña, ha recorrido a pie la Atlántida y Groenlandia, en solitario sin ayuda de perros, Messner, hombre espiritual, disfruta cuando regresa al hogar, no le gusta vivir en la ciudad. Reinold Messner es el último representante del montañismo en estado puro, una leyenda viva de los conquistadores de lo inútil.

Alberto Lopez Escuer

San Óscar Romero: “Imagen del buen Pastor que da la vida por sus ovejas”

20181015113740_1060

(ZENIT ).- San Óscar Romero “supo encarnar con perfección” la imagen del buen Pastor que da la vida por sus ovejas, ha asegurado el Papa Francisco esta mañana ante más de 3.500 peregrinos el El Salvador.

Francisco les ha indicado que el Mons. Óscar Romero debe ser para ellos Ejemplo de “predilección por los más necesitados de la misericordia de Dios” y Estímulo para “testimoniar el amor de Cristo y la solicitud por la Iglesia”, sabiendo coordinar la acción de cada uno de sus miembros y colaborando con las demás Iglesias particulares con afecto colegial, ha matizado el Papa.

Misa de acción de gracias

La audiencia se ha celebrado después de la Misa de acción de gracias por la canonización, que ha tenido lugar en la propia aula, permitido por primera vez por el Santo Padre, debido a la participación de un gran número de peregrinos: más de 3.500 personas han querido agradecer a Dios la proclamación del primer santo salvadoreño.

Cíngulo de Óscar Romero

El Cardenal salvadoreño Gregorio Chávez Rosa, arzobispo auxiliar de San Salvador, quien ha presidido la celebración de la Santa Misa, ha entrado en el Aula mostrando a los fieles el cíngulo que tenía puesto Mons. Óscar Romero cuando lo mataron, el mismo que usó el Papa ayer en la Misa de canonización.

Acompañando al Cardenal de El Salvador, han concelebrado la Santa Misa el Cardenal de Honduras Mons. Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa; Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá; Mons. Rubén González Medina, obispo de Caguas, Puerto Rico; Monseñor José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador, y otros dos sacerdotes de El Salvador.

Publicamos a continuación el discurso que el Papa ha dirigido a los presentes en el acto.
Discurso del Papa Francisco

Queridos hermanos y hermanas:

Buenos días y muchas gracias por estar aquí. La canonización de Mons. Óscar Romero, un pastor insigne del continente americano, me permite tener un encuentro con todos ustedes, que han venido a Roma para venerarlo y, al mismo tiempo, para manifestar su adhesión y cercanía al Sucesor de Pedro. Muchas gracias.

Saludo en primer lugar a mis hermanos en el Episcopado, los obispos de El Salvador, venidos a Roma acompañados de sus sacerdotes y fieles, y tanta monja, ¿no? San Óscar Romero supo encarnar con perfección la imagen del buen Pastor que da la vida por sus ovejas. Por ello, y ahora mucho más desde su canonización, pueden encontrar en él un «ejemplo y un estímulo» en el ministerio que les ha sido confiado. Ejemplo de predilección por los más necesitados de la misericordia de Dios. Estímulo para testimoniar el amor de Cristo y la solicitud por la Iglesia, sabiendo coordinar la acción de cada uno de sus miembros y colaborando con las demás Iglesias particulares con afecto colegial. Que el santo Obispo Romero los ayude a ser para todos signos de esa unidad en la pluralidad que caracteriza al santo Pueblo fiel de Dios.

Saludo también con especial afecto a los numerosos sacerdotes, religiosos, religiosas que están aquí y los que quedaron en la Patria. Ustedes, que se sienten llamados a vivir un compromiso cristiano inspirado en el estilo del nuevo santo, háganse dignos de sus enseñanzas, siendo ante todo «servidores del pueblo sacerdotal», en la vocación a la que Jesús, único y eterno sacerdote, los ha llamado. San Óscar Romero veía al sacerdote colocado en medio de dos grandes abismos: el de la misericordia infinita de Dios y el de la miseria infinita de los hombres (cf. Homilía durante la ordenación sacerdotal, 10 diciembre 1977). Queridos hermanos, trabajen sin descanso para dar cauce a ese anhelo infinito de Dios de perdonar a los hombres que se arrepienten de su miseria, y para abrir el corazón de sus hermanos a la ternura del amor de Dios, también a través de la denuncia profética de los males del mundo.

Quiero también dirigir igualmente un cordial saludo a los numerosos peregrinos venidos a Roma para participar en esta canonización, y también a los miembros de la comunidad salvadoreña de Roma. El mensaje de san Óscar Romero va dirigido a todos sin excepción, grandes y chicos, para todos. Me impresionó al entrar una abuela de noventa años que gritaba y aplaudía como si tuviera quince. La fuerza de la fe es la fuerza del Pueblo de Dios. Él, Óscar Romero, repetía con fuerza que cada católico ha de ser un mártir, porque mártir quiere decir testigo, es decir, testigo del mensaje de Dios a los hombres (cf. Homilía en el I Domingo de Adviento, 27 noviembre 1977). Dios quiere hacerse presente en nuestras vidas, y nos llama a anunciar su mensaje de libertad a toda la humanidad. Solo en Él podemos ser libres: libres del pecado, del mal, libres del odio en nuestros corazones –él fue víctima del odio–, libres totalmente para amar y acoger al Señor y a los hermanos. Una verdadera libertad ya en la tierra, que pasa por la preocupación por el hombre concreto para despertar en cada corazón la esperanza de la salvación.

Sabemos bien que esto no es fácil, y por eso necesitamos el apoyo de la oración. Necesitamos estar unidos a Dios y en comunión con la Iglesia. San Óscar nos dice que sin Dios, y sin el ministerio de la Iglesia, esto no es posible. En una ocasión, se refería a la confirmación como al «sacramento de mártires» (Homilía, 5 diciembre 1977). Y es que sin «esa fuerza del Espíritu Santo, que los primeros cristianos recibieron de sus obispos, del Papa…, no hubieran aguantado la prueba de la persecución; no hubieran muerto por Cristo» (ibíd.).

Llevemos a nuestra oración estas palabras proféticas, pidiendo a Dios su fuerza en la lucha diaria para que, si es necesario, «estemos dispuestos también a dar nuestra vida por Cristo» (ibíd.).

También desde aquí envío mi saludo a todo el Pueblo santo de Dios que peregrina en El Salvador y hoy vibra por el gozo de ver a uno de sus hijos en el honor de los altares. Sus gentes tienen fe viva que expresan en diferentes formas de religiosidad popular y que conforma su vida social y familiar: la fe del Santo Pueblo fiel de Dios. A los sacerdotes, a los obispos les pido: «Cuiden al Santo Pueblo fiel de Dios, no lo escandalicen, cuídenlo». Y no han faltado las dificultades, el flagelo de la división, el flagelo de la guerra; la violencia se ha sentido con fuerza en su historia reciente, pero ese pueblo resiste y va adelante. No son pocos los salvadoreños que han tenido que abandonar su tierra buscando un futuro mejor. El recuerdo de san Óscar Romero es una oportunidad excepcional para lanzar un mensaje de paz y de reconciliación a todos los pueblos de Latinoamérica. El pueblo lo quería a mons. Romero, el Pueblo de Dios lo quería. Y ¿saben por qué? Porque el Pueblo de Dios sabe olfatear bien dónde hay santidad. Y acá entre ustedes, yo tendría para agradecer a tanta gente, a todo el pueblo que lo ha acompañado, que lo ha seguido, que estuvo cerca de él. Pero, ¿cómo hago para agradecer? Así que elegí a una persona, una persona que estuvo muy cerca de él, y lo acompañó y lo siguió; una persona muy humilde del pueblo: Angelita Morales. En ella pongo la representación del Pueblo de Dios. Yo le pediría a Angelita si puede venir [aplausos y cantos mientras se acerca la Sra. Morales].

Junto a la alegría de todos ustedes, pido a María, Reina de la Paz, que cuide con ternura a todos los habitantes de El Salvador y que nuestro Señor bendiga a sus gentes con la caricia de su misericordia. Y, por favor… –¿Ustedes pagaron entrada para entrar acá, o no? [Responden: «¡No!»]–. Bueno, ahora van a tener que pagar, y el precio es que recen por mí. Rezamos a la Virgen antes de recibir la bendición. Ave María… San Óscar Romero [R: Ruega por nosotros], y los bendiga Dios Todopoderoso…

[Bendición]

“El Espíritu Santo nos dé la capacidad de soñar

 

34e191e14d4820a20079be1a4f08c2a6_XL

”El Sínodo sobre los jóvenes ha iniciado en un contexto difícil y aparentemente poco favorable para la Iglesia, en medio de tensiones, incredulidad, descenso en las vocaciones y contestación abierta a las enseñanzas de la Iglesia sobre temas importantes como el derecho a la vida y el rol de la fe cristiana en el tejido social y los derechos humanos. Por otra parte un signo de comunión y de esperanza es la presencia de dos obispos de China Continental que “por primera vez” pueden participar en un Sínodo. A pesar de las circunstancias complejas que rodean a esta presencia.

La Iglesia es consciente que el mundo juvenil ha cambiado radicalmente: Los jóvenes de hoy viven en un mundo globalizado, una red de interconexiones y de relaciones, de sufrimientos y contradicciones. Dice el Papa “Los jóvenes nos envían un mensaje claro: tenemos mucha fatiga para poner junto nuestro crecimiento, nuestro viaje hacia la edad adulta y la experiencia religiosa”.

La iglesia sabe que sin la fuerza de los jóvenes acabará perdiendo la capacidad de entusiasmo y fuerza. Sin temor a exagerar, este Sínodo es un momento clave para la Iglesia. Lo afirma el Papa: “Este Sínodo tiene la oportunidad, la tarea y el deber de ser un signo de la Iglesia que escucha realmente, que se deja interpelar por las peticiones de aquellos que salen a su encuentro, aunque no siempre tenga una respuesta preparada”, advirtiendo que además,… nos estamos jugamos nuestro rol profético junto a las nuevas generaciones. “Una Iglesia que no escucha está cerrada a la novedad, cerrada a las sorpresas de Dios, y no será creíble, sobre todo para los jóvenes, que inevitablemente se alejarán en lugar de acercarse”.

En este clima de dialogo el Papa invita a los Padres Sinodales a no dejarse “asfixiar y aplastar por los profetas de calamidades y del infortunio” o por sus propios “límites, errores y pecados”, sino que sean capaces “de encontrar espacios para inflamar el corazón y discernir los caminos del Espíritu”.

El sínodo, es un hito importante para la Familia Salesiana ya que apunta al núcleo de nuestro carisma y nos ofrecerá seguramente elementos que nos ayudarán a discernir nuevos caminos y formas de servicio a los jóvenes.

Las orientaciones del Papa en el discurso inaugural del sínodo son una inspiración para iniciar nuestro camino de discernimiento capitular a la escucha de los jóvenes y responder a la pregunta del CG28: ¿qué salesianos para los jóvenes de hoy?

“Ardor y pasión evangélica que engendra el ardor y la pasión por Jesús. Memoria que despierte y renueve en nosotros la capacidad de soñar y esperar. Porque sabemos que nuestros jóvenes serán capaces de profecía y de visión en la medida que nosotros, ya mayores o ancianos, seamos capaces de soñar y así contagiar y compartir esos sueños y esperanzas que anidan en el corazón”.

Fuente: ANS

15 de octubre, Santa Teresa de Jesús

teresa-de-jesus

Nada te turbe,
nada te espante,
todo se pasa,
Dios no se muda;
la paciencia
todo lo alcanza;
quien a Dios tiene
nada le falta:
Sólo Dios basta.

Eleva tu pensamiento,
al cielo sube,
por nada te acongojes,
nada te turbe.

A Jesucristo sigue
con pecho grande,
y, venga lo que venga,
nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
nada tiene de estable,
todo se pasa.

Aspira a lo celeste,
que siempre dura

14 de octubre,canonización de Pablo VI y Oscar Romero

PabloVIRomero_OficinaCanonizacion_050518

El Papa Francisco canoniza hoy a siete beatos: Pablo VI y Óscar Arnulfo Romero, que son ampliamente conocidos, junto con otros cinco, que también serán elevados a los altares: el sacerdote diocesano Francesco Spinelli; Vincenzo Romano, fundador del Instituto de las Adoratrices del Santísimo Sacramento; Maria Kahtarina Kasper, fundadora del Instituto de las Pobres Siervas de Jesucristo; Nazaria Ignacia March Mesa, fundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras Cruzadas de la Iglesia y el joven obrero Nunzio Sulpricio. Hoy es un día propicio para que reflexionemos sobre lo que significa una canonización, cuál es el proceso que se sigue, qué aporta a la Iglesia, en definitiva, qué sentido tiene en los tiempos actuales.

La canonización significa el reconocimiento de que una persona ha realizado en su vida el ideal cristiano, con fidelidad y constancia; de que ha llevado a la vida el mensaje del Evangelio con obras y palabras, de una manera real y objetiva. Es un reconocimiento solemne que hace la Iglesia; y con la canonización se propone a esta persona concreta como ejemplo, como inspiración, y a la vez se autoriza la veneración y la plegaria pidiendo su intercesión. Por otra parte, las canonizaciones nos recuerdan también la realidad de la comunión de los santos, es decir, el hecho de la comunión misteriosa, pero real, con las personas que nos han precedido. Porque nuestra vida no termina con la muerte, sino que se transforma, y al finalizar nuestra estancia de peregrinos en la tierra, llegamos a nuestro destino definitivo en el cielo.

La proclamación como santo es el final de un largo proceso que consta de cuatro etapas. La primera es la declaración de Siervo de Dios. El obispo diocesano y el postulador de la causa solicitan iniciar el proceso de canonización y presentan a la Santa Sede un informe sobre la vida y las virtudes de la persona. Previamente se realiza una exhaustiva investigación con personas que la conocieron, para saber si en verdad su vida fue ejemplar y virtuosa. La Santa Sede por medio de la Congregación para las Causas de los Santos, examina el informe y responde oficialmente dictando un decreto en el que declara que nada impide iniciar la causa.

La segunda etapa es la declaración de Venerable. La Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano aprueba la “positio”, un documento en el que se incluyen, además de los testimonios de los testigos, los principales aspectos de la vida, virtudes y escritos del Siervo de Dios. Si por estas detalladas averiguaciones se llega a la conclusión de que sus virtudes, fueron heroicas, el Santo Padre lo declara Venerable. Esta parte comprende el proceso sobre la vida y las virtudes del Siervo de Dios; el proceso de los escritos, en el que una comisión de expertos analiza sus escritos; la elaboración y presentación de la “positio”; el examen por parte de una Comisión de teólogos consultores; finalmente, si es aprobada la “positio”, el Santo Padre dicta el Decreto de Heroicidad de Virtudes.

La declaración de Beato es la tercera etapa. Para que un Venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión. Dicho milagro debe ser probado a través de una instrucción canónica especial, que incluye el parecer de un comité de médicos y de teólogos. El milagro no es requerido si la persona ha sido reconocida como mártir. Por último, la canonización. Para ello es necesario otro milagro atribuido a la intercesión del beato y ocurrido después de su beatificación. La Congregación para las Causas de los Santos examina este segundo milagro presentado siguiendo los mismos pasos que para el primer milagro que se presentó para la beatificación. El Santo Padre aprueba el Decreto de Canonización, que culmina con la celebración en la basílica de San Pedro o en la plaza de San Pedro del Vaticano.

Las personas canonizadas se nos proponen como ejemplo, como inspiración. En todas ellas brilla la coherencia de vida, la fidelidad al Señor, la entrega generosa, la aceptación de la cruz, la profunda vida espiritual, el celo evangelizador, la dedicación a los más pobres y pequeños. Que su ejemplo e intercesión nos ayuden, pues, a superar todo tipo de tentaciones en el camino de santidad que todos estamos llamados a recorrer.

 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa.

Fundente: revistaecclesia.com

 

“La escucha auténtica cambia al que habla como al que escucha”: Sor Smerilli (FMA), presente en el Sínodo

ed0f7b021c8664d800d5a78d04578983_L
(ANS) – Sor Alessandra Smerilli, Hija de María Auxiliadora (FMA), profesora de Economía en la Facultad del “Auxilium”, es una de las dos FMA que participan en el Sínodo de los Obispos que se celebra en el Vaticano. En esta asamblea observa con satisfacción “el gran amor” de la Iglesia por los jóvenes, unido al deseo de “escuchar a los jóvenes” y “decir una Palabra a un mundo confuso”.

El celo y el entusiasmo invaden todo el trabajo del Sínodo, incluso los de los círculos menores, donde los religiosos han encontrado “un amplio espacio para la discusión”. “El tema de la escucha ha sido estudiado en profundidad, lo que, cuando es auténtico, cambia tanto al hablante como al oyente”.

“Este es un sínodo – continúa la hermana Smerilli – en el que la Iglesia quiere escuchar a los jóvenes para renovarse en aquellas áreas en las que no puede hablar con los jóvenes”. Pero al mismo tiempo, la Iglesia sabe que si quiere seguir a Jesús, debe poder decir una Palabra a un mundo confundido. Una Iglesia que quiere estar en el mundo y no quiere mirar solo a las ovejas que están en el recinto, sino también a las que están afuera, sin perder su identidad y su misión”.

Los debates no niegan los escándalos de abuso, sino que se centran en los jóvenes y en las oportunidades que brindan: “De la discusión se desprende que es importante tener una mirada hermosa y positiva sobre los jóvenes… Precisamente porque la Iglesia se siente herida puede estar al lado de aquellos que están heridos”, añade la religiosa.

En cuanto a la presencia femenina de las mujeres en la Iglesia, Sor Smerilli precisa: “Es sobre todo una cuestión de mirada y participación. El Sínodo habla de eso, pero el tema real es que la Iglesia es menos Iglesia, y el humano es menos humano, si no tiene ojos masculinos y femeninos”.

Y en el Sínodo, la religiosa también aporta su riqueza de conocimientos y habilidades: “Como religiosa, mujer y economista, me gustaría prestar más atención a las cuestiones económicas con vistas a la sostenibilidad. De hecho, hay una cuarta revolución en progreso y que es la digital y debemos tener cuidado de acompañar este proceso”.

La esperanza de Sor Smerilli es que, incluso después del Sínodo, la Iglesia debe mantener el mismo espíritu y el mismo paso: “Si las obras continúan con este estilo, realmente habrá un nuevo encuentro entre los jóvenes y la Iglesia”.

Fuente: Vatican News

 

La Virgen del Pilar

12108978_10154262699364606_6706733830335472790_n
La Basílica del Pilar es una de las más antiguas de España, en su interior se encuentra la columna sobre la cual la Virgen se apareció al Apóstol Santiago durante la evangelización de España en el año 40 después de Cristo, y que es la aparición mariana más antigua reconocida por la Iglesia.

El Apóstol, desanimado por las grandes dificultades que estaba atravesando para evangelizar España pidió una señal, “fue entonces cuando se le apareció la Virgen quien le animó a seguir adelante y le hizo la promesa, que todavía se mantiene, por la que mientras estuviera ese pilar en pie, habría verdaderos discípulos de su Hijo en España”, explica el P. José Maria Bordetas, capellán de la Virgen del Pilar y encargado del cuidado de esta imagen de la Virgen.

Según explica el capellán “esta grandísima devoción se apoya en la tradición porque no hay documentos escritos de esta aparición mariana, que además tiene la particularidad de que cuando la Virgen se le aparece al Apóstol Santiago, ella todavía está viva, pero en Tierra Santa”.

“Santiago y sus discípulos recogieron el regalo de la Virgen, guardaron esa columna que se convirtió en el centro religioso de esa pequeña comunidad en Zaragoza”, asegura a ACI Prensa el P. Bordetas.

Aunque muchos piensen que la patrona de España es la Virgen del Pilar, no es así. Según explica el P. José María Bordetas, “la patrona de España es la Inmaculada Concepción de María, porque en España fue una abanderada en que la Iglesia proclamara este dogma. Sin embargo fue en el siglo XVIII cuando se nombró a la Virgen del Pilar como patrona de todos los pueblos Hispanoamericanos”.
“Esta unión bajo la Virgen del Pilar la relaciono con el descubrimiento de América, es muy probable que llevaran esta gran devoción a la Virgen del Pilar en España al Nuevo Mundo”, apunta el capellán a ACI Prensa.

De hecho, el P. Bordetas precisa que desde finales del siglo XVIII y principios del XIX “diversos gobiernos de Hispanoamérica tomaron la determinación de enviar sus banderas a la basílica del Pilar para que estuvieran colocadas en el templo, tal y como actualmente todavía hoy adornan a la Virgen y ella les da su protección”.

Amaia Romero, preciosa voz y grandes valores

36113e58-00a2-44ba-8e0f-17044899378b
No necesita presentación, todo el mundo la conoce, hablo de Amaia Romero, la ganadora de Operación Triunfo 2017 y representante española junto a Alfred en el Festival de Eurovisión, una joven pamplonesa de preciosa voz, que transmite grandes valores como la humildad, la sencillez y la cercanía Es una joven humilde, no dice una palabra más alta que la otra pero cuando tiene que hablar claro lo hace, afronta lo que está viviendo con sencillez, se sorprende a cada paso que va por las muestras de afecto que le dedican.Cuida mucho a sus seguidores, para todos tiene una palabra amable, para cada uno de ellos una acogida distinta, no faltan los selfies, autógrafos y los abrazos, todo ello lo hace con una sonrisa infinita y una exquisita amabilidad.Profesionalmente tiene las ideas claras y sabe lo que quiere, va sin prisa pero sin pausa, no se ciñe solo a un estilo, tiene amplitud de miras.Tal vez me pueda equivocar, ojalá no, pero la carrera de Amaia será de largo recorrido, los cimientos de la misma los está colocando con solidez no dejándose llevar por las modas.Es una joven que no solo se ha convertido en referente para los jóvenes, sino también para los adultos, como padre y educador le estoy muy agradecido de que transmita esos valores que tanto benefician a la sociedad. Amaia, la joven de voz preciosa y transmisora de grandes valores.

Alberto López Escuer

“Somos cristianos, pero vivimos como paganos”

santa-marta-june-12-2018

 

El Papa alerta del riesgo de vivir el cristianismo “como un hábito social

(ZENIT ).- El Papa Francisco ha comentado esta mañana, en la Misa matutina de Santa Marta, que corremos el riesgo de vivir el cristianismo “como un hábito social”, formalmente, con “la hipocresía de los justos”, que “temen dejarse amar”.

En la Misa celebrada en la Capilla de Santa Marta, este viernes, 5 de octubre de 2018, el Pontífice ha meditado a partir del Evangelio de San Lucas y el reproche de Jesús a la gente de Betsaida, Corazín y Cafarnaúm, que no han creído en Él, no obstante los milagros, e invitó a todos en su homilía a hacer un examen de conciencia, señala ‘Vatican News’ en español.

Una vez terminada la Misa dejamos a Jesús en la Iglesia –ha advertido el Santo Padre– “no vuelve con nosotros a casa”, en la vida cotidiana. Ay de nosotros, si expulsamos a Jesús de nuestro corazón: “Somos cristianos, pero vivimos como paganos”, ha precavido.

El Papa ha advertido que nos puede pasar con frecuencia: “Yo que he recibido tanto del Señor, he nacido en una sociedad cristiana, he conocido a Jesucristo, he conocido la salvación, he sido educado en la fe. Y con mucha facilidad me olvido de Jesús”.

Después, en cambio –ha añadido– “oímos noticias de otra gente que apenas escucha el anuncio de Jesús, se convierte y lo sigue”. Pero nosotros estamos “habituados”.

Jesús te habla a ti

Este hábito nos hace mal –ha explicado el Santo Padre– porque reducimos el Evangelio a un hecho social, sociológico, y no a una relación personal con Jesús. “Jesús me habla a mí, te habla a ti, habla a cada uno de nosotros. La predicación de Jesús es para cada uno de nosotros”.

“¿Cómo es que aquellos paganos que, apenas escuchan la predicación de Jesús, van con él, y yo que he nacido aquí, en una sociedad cristiana, me acostumbro, y el cristianismo es como si fuera un hábito social, un vestido que me pongo y que después dejo? –ha planteado el Papa.

El Pontífice ha invitado a vivir el cristianismo “realmente”: “Jesús llora, sobre cada uno de nosotros, cuando vivimos el cristianismo formalmente, y no realmente”.

“Echar a Jesús de nuestro corazón”

Francisco ha exhortado a hacer una reflexión interior: “Hoy puede ser para nosotros una jornada de examen de conciencia, con este estribillo: ‘Ay de ti, ay de ti’, porque te he dado tanto, me he dado a mí mismo, te he elegido para ser cristiano, ser cristiana, y tú prefieres una vida a medias, una vida superficial: un poco sí de cristianismo y agua bendita, y nada más. En realidad, cuando se vive esta hipocresía cristiana, lo que nosotros hacemos es echar a Jesús de nuestro corazón. Hacemos de cuenta que lo tenemos, pero lo hemos expulsado. ‘Somos cristianos, orgullosos de ser cristianos’, pero vivimos como paganos”.