María Auxiliadora en Vitoria-Gasteiz

Día de María Auxiliadora.

Nos unimos al colegio para celebrar nuestra fiesta, desde por la mañana asistiendo a la Eucaristía con los niños.

Por la tarde Fiesta en el Patio con muchas atracciones para los niños, y los padres gozando viéndoles disfrutar.

En un ambiente festivo y de gratitud a Dios en primer lugar,  papás, comunidad educativa, compañeros entre sí.

Imagen1

Ya durante la semana iban todos en tarjetas plasmando su “Gracias” y a qué, metiéndola en una urna, y en la fiesta se sacaron algunas por una mano inocente. Este acto contribuyó al buen clima de familia.

El grupo de SSCC en formación contribuimos con el “Mercadillo solidario”, organizado por la ONG MADRESELVA en beneficio de Mozambique para intentar paliar la devastación que produjo el TIFÓN.

Terminamos dando gracias a Dios y María Auxiliadora por los niños las familias y todo lo que nos dan.

El grupo de Vitoria. 24/05/19.

Imagen2

LA AVENTURA DE MARIA

 

Los del equipo de Pastoral de la casa de Santander con esta motivación han creado la campaña  de este año entorno a la fiesta de la Virgen, Mª Auxiliadora, para los más pequeños del colegio.  ¡Me ha encantado! Nos acercan la figura de la primera discípula de Jesús, María, mirando su  vida como una gran aventura, como un viaje a lo largo de su existencia. Van haciendo guiños  sobre lo que necesito durante ese viaje, van mostrando a una mujer, madre y discípula, cerca y  visible para todos nosotros.

Me vais a permitir coger esta motivación para también acercar la figura de la Virgen a todos  nosotros.

Lo cierto es que Dios no se lo puso fácil a María, siendo una niña le dice que va a ser madre, y   no cualquier madre, la Madre del Mesías. Luego tiene que salir de su tierra para ver nacer a su  hijo en un establo, como un forastero. Poco después tienen que huir porque su vida corre  peligro. Con doce años el chaval se queda en el templo y cuando sus padres le van a buscar, él  les suelta, que se tiene que ocupar de las cosas de su Padre/Dios. No, no lo tuvo fácil…

Desde la Anunciación hasta ver morir a su hijo en la Cruz, María recorre un camino, hace un viaje  largo a lo largo de toda su vida. Ciertamente, no puedo evitar pensar en ella como una joven  muchacha, una joven madre, una mujer que va contemplando como su hijo, ese que nació de  su vientre, se va convirtiendo en ese Hijo del Padre. Ella en este recorrido se va dando cuenta  de la fuerza y sentir que tiene Jesús, y supongo que esto también le causaría sufrimiento.

María “la gran mediadora”, desde el minuto cero con su “¡Hágase!” se convirtió en aliada de  Dios en este camino de salvación al cual estamos todos llamados.

María con su “sí” hace posible la venida de Dios entre nosotros, transformando nuestra  concepción de Dios haciéndole Padre, Hijo y Espíritu cercano para cada uno.  María con su actitud sencilla y silenciosa, acompaña el camino de Jesús siempre desde el silencio  y la distancia de quién no estorba, de quién no quiere sobresalir, de quién está pero no se la ve,  pero atenta a la necesidad a decirle al hijo “Necesitan vino”.

María personaje cálido, cercano, con actitud siempre abierta, en posición de dar un abrazo.

María que bajo su manto nos resguarda a todos, esto es muy salesiano, nos protege y vigila, y  alienta a hacer el bien.

María “auxilio” donde poder llorar y compartir tus sufrimientos, donde solicitar su mediación  para necesidades.

María… la gran historia de AMOR: La confianza ciega, dejarse llevar, la sencillez, el dejar hacer,

DISPONIBILIDAD, ENTREGA, AMOR…

¡FELIZ FIESTA DE M. AUXILIADORA! 

 

Lourdes Rojo  Centro

Barakaldo SDB

IMG-20190524-WA0003

Alex, un don en nuestra vida

Una vida pequeña no es una pequeña vida.

ALEX

Soy de esos que afirman que uno no se convierte en padre de la noche a la mañana. La paternidad es todo un complejo proceso de personalización y aprendizaje que se va forjando desde el momento en que se planifica traer una nueva vida a este mundo y que continúa ya de por vida. Lo cierto es que, siendo una de las experiencias emocionalmente más intensas, a la par que más hermosas, ser padre de una criatura es, como casi todo en la vida, don y tarea. Y pocas semanas después puedo confirmar que para nada es una responsabilidad sencilla de llevar adelante…

Álex nos llegó un día muy significativo: el día de San José. Es decir, el día del padre. ¡Qué mejor regalo de Dios para mí, un recién estrenado padre! Confieso que la primera vez que me lo pusieron entre los brazos me emocioné hasta el extremo. Echaron a volar en mi estómago esas mariposas que permanecían en letargo esperando a despertar para cosquillear mi alma. Se cruzaron nuestras miradas. La suya, inocente y nublada, pero llena de confianza y esperanza; quizá también de agradecimiento callado, de amor aún torpemente mostrado… La mía, empañada de lágrimas de alegría, quería ser una mirada de ternura, de protección, de promesa cumplida y alianza eterna. El silencio del paritorio en ese momento estaba cargado de amor verdadero, de ese amor gratuito que está dispuesto a darse por completo sin pedir nada a cambio. El amor esponsal había dado su fruto en un bebé que se resistió a salir cuando las previsiones médicas determinaron. El proyecto de vida familiar que públicamente habíamos firmado en la celebración de nuestro matrimonio adquiría una nueva dimensión. La familia crecía, por fin.

Los primeros días en el hospital hicieron efectivo ese pensamiento que confirma el radical cambio de rutinas de vida que implica tener un recién nacido al que atender y cuidar. Noches largas acompasadas por el llanto del bebé. Días de visitas de familiares y amigos que deseaban compartir con Belén, mi esposa, y conmigo la alegría del momento. En definitiva, todas las miradas, ocupaciones y preocupaciones focalizadas en un cuerpecito de apenas medio metro, pero con una vitalidad extraordinaria. Mi vida, de pronto, al servicio de Álex. Todo tiempo con él en la mente y en el corazón, allí donde se guarda lo importante. Mentiría si dijese que no es costoso adaptarse a esta alocada agenda doméstica que supone ser padre. Álex marca el ritmo. Nosotros nos adaptamos o así hemos de hacerlo. Ya tan pequeño y condicionando el día a día, cada hora y cada minuto. Una vida pequeña, pero no una pequeña vida, pues tiene tanto por dar, tanto por ser, tanto por vivir, tanto por amar…

Doy gracias a Dios por haber hecho fructificar el amor que sellamos el día de nuestro enlace matrimonial. Nuestra familia ha crecido y está decididamente empeñada en acompañar el crecimiento integral de este renacuajo de llanto fácil y noches verbeneras que nos ha cambiado la vida para siempre. Queremos aprender a ser esa humilde y pequeña iglesia doméstica en la que se viva en clave de fe, amor y esperanza; también de compromiso con los más necesitados. El Señor nos brinda una extraordinaria oportunidad para crecer como comunidad de amor, acogiendo sin condiciones esta nueva vida pequeña con nombre propio: Álex. La paternidad es un precioso don por el que doy gracias cada día. El Señor nos ha bendecido y colmado de felicidad con el pequeño Álex.

Sergio Martín Rodríguez

PASCUA FAMILIAR 2019

Un Pueblo que camina, PASCUA FAMILIAR SOMALO 2019.

El organizar y coordinar una actividad para los jóvenes en salesiano siempre está cargada de una gran responsabilidad para quienes la quieren llevar a cabo.

Nuestra Provincia “San Francisco Javier” de Salesianos Cooperadores, lleva años participando de la Pascua de Somalo (primero Pascua para Jóvenes y unos años después Pascua Familiar para jóvenes adultos, a partir de 18 años, y familias).

Desde hace dos años asumimos el servicio de animar y coordinar el desarrollo de esta Pascua desde nuestra Provincia, y así nació el EQUIPO ACOGE, equipo compuestos por Jóvenes, Salesianos y Salesianos Cooperadores.

Cuando hablamos de “Misión Compartida”, que es un término muy de moda ahora en el mundo salesiano, hablamos de poner a los jóvenes en el medio, de saber construir y crear para ellos espacios de encuentro y de crecimiento humano y cristiano; hablamos de hacer camino CON ellos, todos, acompañándolos, pero también hablamos de hacer Iglesia y Pueblo de Dios todos juntos (ese el proyecto de los PEPs locales, ¿no?).

Sé y creo que la Pascua Familiar es uno de esos espacios donde confluyen un montón de “simientes” para crear vida y que nazcan nuevos caminos para todos.

“Vosotros seréis mi pueblo y Yo seré vuestro DIOS”; Este año esta frase bíblica nos convocó a todos los que nos acercamos a Somalo a crear y celebrar la Pascua.

La Pascua es el tiempo litúrgico anual más importante para el cristiano, tiempo cargado de sentido y sin sentido, pero que habla directamente de lo que CREEMOS, BUSCAMOS y DE LO QUE ESTAMOS LLAMADOS A VIVIR: la fraternidad (Amor fraterno), el servicio (lavatorio de pies y sacerdocio), compartir la vida (Eucaristía), amar hasta entregar la vida (la Cruz), sabernos débiles y pequeños (el sepulcro ), atravesar el Perdón  (la Misericordia) y hacernos nuevos en Él (Resucitar a una Vida Nueva).

La Pascua habla de hacer camino juntos, como pueblo, habla de sentirse abandonado por los más queridos, habla de sabernos débiles y que solo en Él podemos encontrar el camino de vuelta, habla de que nuestras vidas están entrelazadas en Él y que eso nos sostiene a todos y hace de nosotros su Pueblo, un pueblo que camina intentando hacer Reino por donde pasamos.

Así ha sido la Pascua de Somalo, y así hemos intentado vivirla, como un Pueblo que camina hacia la tierra prometida. Compartiendo tareas, sueños, inquietudes, penas…y sosteniéndonos unos a otros.

No sé qué más deciros, solo una intuición y una creencia, DIOS nos quiere aquí haciendo camino todos juntos.

¡¡¡¡Feliz Pascua de Resurrección hermanos!!!!

2019 Pascua Somalo_v2

Lourdes Rojo – Equipo Acoge Pascua Somalo

Loiola 2019: Lo que no se conoce, no se ama

Hace un mes que los Salesianos Cooperadores de la provincia de Bilbao – San Francisco Javier, nos reunimos en Loiola para tener nuestro encuentro formativo anual. Nunca es tarde para traer a nuestra memoria estos días tan especiales. Aquí os presento la crónica del encuentro

Un año más, los salesianos cooperadores de la Provincia San Francisco Javier nos encontramos en Loiola. Encuentro de hermanos, encuentro de familia, para formarnos, orar, renovar nuestra Asociación, y, por supuesto, disfrutar entre amigos. Más de 80 personas con caras conocidas, caras nuevas de nuestros hermanos en formación, invitados, y también emotivos reencuentros después de bastante tiempo. Y todos los centros de nuestra provincia representados.

En nuestro momento de formación, “momento sanador” en palabras del Papa Francisco, Koldo Gutiérrez nos presentó el documento final del Sínodo de Jóvenes, que se celebró bajo el lema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. Un completo elenco de ideas y propuestas para interiorizar pausadamente, ya que, más que un documento, es un proceso espiritual y de discernimiento: reconocer, interpretar y elegir, con la vista puesta en la escena de Emaús y con Jesús en el centro. Con los jóvenes, la clave está en las relaciones (“pastoral juvenil relacional”), algo tan salesiano como la presencia, y en acudir a otros espacios (“por tierra, mar y aire”).

Después de recobrar fuerzas (¡cuánto y qué bien nos cuidan siempre en esta casa tan fabulosa!) y de la foto de familia, momento de grupos para analizar el cómo avanzar juntos en la pastoral juvenil, familiar y vocacional. A continuación, presentación del Plan Estratégico de Plataformas Sociales de las FMA por parte de Ana Sarabia, y de BoscoSocial por parte de Chema Blanco y Fernando Llamazares. Nuevas formas de canalizar nuestras inquietudes sociales, de trabajar en una misión compartida y, en definitiva, de construir una gran casa para una gran familia. Terminamos la tarde con una emotiva celebración penitencial, reflexionando en torno a la figura del Joven Rico.

Y para culminar una intensa jornada, la velada en torno al 50 aniversario de CSJM, con bailes del mundo, preguntas, y hasta un coro góspel. Momentos de familia, comunicación y diversión para que una vez más nuestro Encuentro deje huella y nos cargue las pilas.

El domingo comenzamos temprano porque la agenda estaba muy apretada. Desde la SER nos saludaron Rafa, Lourdes y Fernando, como forma de tomar conciencia con nuestra pertenencia a la Asociación en su más amplio sentido. Iñigo tuvo su momento para comunicar su experiencia en la Escuela de Responsables y en el Campobosco Nacional. Finalmente, Ana presentó su labor a favor de CSJM, incluyendo el Proyecto Estrella de este año.

Como correspondía renovar algunos de los consejeros de nuestro Consejo Provincial, celebramos un nuevo Congreso Provincial, en el que resultaron electos Itziar, Fernando, Iñigo y Julio, en sustitución de Alberto, Ana López, Ana Moreno, Idoia y Javier. Toda la asamblea agradeció su servicio y su disposición a favor de la Asociación, y dio la bienvenida a los nuevos consejeros, los cuales conocerán sus responsabilidades en el Consejo que tendrá lugar en el mes de mayo.

La guinda del Encuentro fue la eucaristía final, en la que Josean nos recordó que todos somos los elegidos. La conmemoración de los 25 años de promesa de cinco de nuestros hermanos tendrá que repetirse más adelante por motivos logísticos.

Enhorabuena al Consejo Provincial y a todos los que consiguen que este Encuentro sea el gran momento de los salesianos cooperadores en nuestra provincia, clave tanto para el Ser Cooperador como para el Ser Asociación; debe ser, además, el impulso para nuestro desarrollo vocacional y, como se dijo en varias ocasiones, para dar visibilidad a nuestra Asociación, ya que lo que no se conoce, es difícil que se llegue a amar. Gracias a todos por vuestra participación y por el espíritu de familia que derramáis tan generosamente.

2019-03 Loyola

Julio Pedro del Molino

RESUCITO

resucito

‘Mirando lo esencial’, sexto aniversario del pontificado de Francisco

 

 

enfermas

En el sexto aniversario de la elección, el Papa Francisco vive un año lleno de importantes viajes internacionales, marcados al principio y al final por dos acontecimientos “sinodales”: el encuentro para la protección de los menores que tuvo lugar en el Vaticano el pasado mes de febrero con la participación de los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo, y el Sínodo especial sobre la Amazonia, que se celebrará -de nuevo en el Vaticano- el próximo mes de octubre.

El reciente viaje a los Emiratos Árabes, en el que el obispo de Roma firmó una declaración conjunta con el Gran Imán de Al-Azhar, ha tenido un gran impacto. Un documento que se espera que tenga consecuencias en el campo de la libertad religiosa. El tema ecuménico prevalecerá en los próximos viajes a Bulgaria y luego a Rumania, mientras que el viaje deseado, pero aún no oficial, a Japón ayudará a recordar la devastación causada por las armas nucleares como una advertencia para el presente y el futuro de la humanidad que experimenta la “tercera guerra mundial en pedazos” de la que el Papa habla a menudo.

Pero una mirada al año pasado no puede ignorar el resurgimiento del escándalo de los abusos y las divisiones internas que llevaron el pasado mes de agosto al ex nuncio Carlo Maria Viganò, justo cuando Francisco estaba celebrando la Eucaristía con miles de familias en Dublín proponiendo la belleza y el valor del matrimonio cristiano, para pedir públicamente la dimisión del Papa por la gestión del caso McCarrick.

Ante estas situaciones, el Obispo de Roma pidió a todos los fieles del mundo que rezaran el Rosario todos los días, durante todo el mes mariano de octubre de 2018, para unirse “en comunión y penitencia, como pueblo de Dios, pidiendo a la Santa Madre de Dios y a San Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia del demonio, que siempre quiere separarnos de Dios y entre nosotros”.

Una petición tan detallada no tiene precedentes en la historia reciente de la Iglesia. En sus palabras y en su llamada al pueblo de Dios a orar para mantener unida a la Iglesia, Francisco nos hizo comprender la gravedad de la situación y, al mismo tiempo, expresó su conciencia cristiana de que no hay remedios humanos que puedan garantizar una salida.

Una vez más, el Papa recordó lo esencial: la Iglesia no está formada por superhéroes (ni siquiera superpapas) y no sigue adelante en virtud de sus recursos humanos o estrategias. Sabe que el maligno está presente en el mundo, que el pecado original existe, y que para salvarnos necesitamos ayuda de lo alto. Repetirlo no significa disminuir las responsabilidades personales de los individuos y las de la institución, sino situarlas en su contexto real.

El Papa, en el comunicado sobre las intenciones del mes de octubre pasado, solicita a todos los fieles del mundo que oren para que la Santa Madre de Dios ponga a la Iglesia bajo su manto protector, para preservarla de los ataques del maligno, el gran acusador, y al mismo tiempo nos ayude a hacerla cada vez más consciente de los abusos y errores cometidos en el presente y en el pasado.

En el presente y en el pasado, porque sería un error “descargar” la culpa sobre los que nos precedieron y presentarnos como “puros”. Incluso hoy la Iglesia debe pedir a Dios que la libere del mal. Un hecho de realidad que el Papa, en continuidad con sus predecesores, ha recordado constantemente.

La Iglesia no se redime de los males que la afligen. Incluso del horrible abismo del abuso sexual cometido por clérigos y religiosos, uno no escapa por la fuerza de los procesos de auto-purificación ni confiándose a aquellos que se han investido del rol de purificador. Las normas, la responsabilidad y la transparencia, cada vez más eficaces, son necesarias e incluso indispensables, pero nunca serán suficientes.

Porque la Iglesia, como nos recuerda hoy el Papa Francisco, no es autosuficiente y da testimonio del Evangelio a muchos hombres y mujeres heridos de nuestro tiempo precisamente porque ella también se reconoce como mendiga de sanación, necesitada de misericordia y del perdón de su Señor. Tal vez nunca antes, como en el año turbulento que acaba de pasar, el sexto de su pontificado, el Papa, que se presenta como “pecador perdonado”, siguiendo las enseñanzas de los Padres de la Iglesia y de su inmediato predecesor Benedicto XVI, ha dado testimonio de este hecho

 

Fuente: Zenit

Ahí fuera

portada_ahi-fuera_lorenzo-silva_201807311114
Lorenzo Silva con este libro nos introduce en una primera parte e en las entrañas del mal, el mal con rostro de persona, en un primer momento, son diferentes relatos que ha escrito el autor
También nos habla de la guerra en Irak, de como están nuestros soldados en ese territorio, no siempre tienen los materiales y las necesidades cubiertas, arrancando en el año 2001 donde todo cambio y se fueron sucediendo guerra tras guerra, desde el atentando del 11-S de las Torres Gemelas en New York, tambien nos habla de las guerras del pasado siglo que tampoco faltaron por desgracia
Unos relatos que nos hacen introducirnos en realidades lacerantes, que son muy bien narradas por Lorenzo Silva, que las conoce muy bien, no habla de memoria ni desde un despacho lo hace a pie de calle y sabiendo lo que hay
Acaba este libro con un genero que tambien Silva ha cultivado que es el de la entrevista en este caso podemos leer las entrevista al líder de Extremoduro, Robe Iniesta que no niega ninguno de sus excesos, un personaje peculiar
Tambien a Enmanuel Carrere que ayudan mucho a comprender o al menos intentarlo el mundo que nos esta tocando vivir, que no es nada fácil
Un libro el de Lorenzo Silva que nos ayuda a profundizar en un mundo en conflicto que a veces es difícil de comprender

Alberto López Escuer

No es casualidad… es sincronía

f9497fd571bc02c428d532daf8447a8b_L

 

(ANS) Augusta es una joven de 20 años, cuando sonríe se ilumina su rostro, con esa mirada franca y llena de vida. Nadie imaginaría que es una sobreviviente de las calles de Freetown-Sierra Leona. Esta joven podría perfectamente auto definirse como una “guerrera” en su perfil de Facebook y no mentiría.

Augusta es huérfana, vivió en la calles desde que tenía 6 años y se vio obligada a prostituirse para sobrevivir, estuvo con todo tipo de hombres hasta los 16 años momento que fue rescata por los salesianos de Don Bosco Fambul. Una niña que solo figuraba en los registros sanitarios de la ciudad, en la casa de Don Bosco volvió a pronunciar su nombre, su nombre verdadero, ese que no debía ser pronunciado en las calles de la ciudad. Ahora tiene 20 años y ha cumplido su sueño encontrando al Papa en Roma. Brevemente ha contado a Francisco su historia, el Papa conmovido le ha bendecido y, en ella, ha bendecido a tantas chicas que han vivido y viven similares experiencias de miseria y explotación. Augusta es la protagonista de una cadena de “coincidencias”

Es difícil para el P. Crisafulli no emocionarse cuando habla de los chicos y chicas que ha rescatado de las calles de Freetown, sobre todo cuando piensa en aquellos que ha perdido. Junto a otros salesianos sale en la madrugada a recorrer los lugares habituales donde se refugian estas niñas entre 6 y 14 años que son explotadas sexualmente, les llevan un poco de comida caliente, algo de medicinas y sobre todo la propuesta de una casa segura lejos de ese infierno. Ese grupo de salesianos es el segundo actor de esta cadena.

Desde España un grupo de profesionales comprometidos trata de visibilizar a los ojos del mundo la realidad de la explotación infantil. Desde Madrid viajan a Freetown, para junto con los salesianos, recorrer las calles buscando testimonios de este drama humano de manera tal que el silencio no sea cómplice de esta realidad. Ellos son el tercer actor.

Una niña guerrera, un grupo de religiosos y un medio de comunicación se encuentran en lo que para muchos parecería una coincidencia.

El testimonio de la niña, la vocación de los salesianos y la capacidad profesional de un medio para hacer visible una realidad hasta ahora negada por el gobierno de Sierra Leona, han logrado entrar e impactar en los foros internacionales y en las esferas gubernamentales, produciendo un cambio incluso en las leyes que castigan la trata de menores.

“Coincidencias” de este tipo resultan inimaginables, casi mágicas, poco probables en la vida real; es como si existieran conexiones entre sucesos, personas o informaciones a través de hilos invisibles que tan sólo podemos vislumbrar por momentos. Según el psiquiatra suizo Carl Jung esto no es casualidad, sino sincronicidad, uno de los aspectos más enigmáticos y sorprendentes de nuestro universo. Jung llegó a la conclusión de que hay una íntima conexión entre el individuo y su entorno, que en determinados momentos ejerce una atracción que acaba creando circunstancias llamadas coincidentes. Quizás esta sea una de las muchas leyes universales que no puedan ser probadas con demasiada seguridad, pero que sin embargo a regulado la vida de multitud de personas y está presente a lo largo de la historia de la humanidad. Desde la fe y en la tradición heredada de Don Bosco lo llamamos “Providencia”.

Si sabemos escucharla puede convertirse en una buena guía para nuestras vidas.

I Domingo de Cuaresma

tentaciones-600x315Lecturas del día:

  • Primera lectura

    Deuteronomio 26:4-10
    4 El sacerdote tomará de tu mano la cesta y la depositará ante el altar de Yahveh tu Dios.
    5 Tú pronunciarás estas palabras ante Yahveh tu Dios: «Mi padre era un arameo errante que bajó a Egipto y residió allí como inmigrante siendo pocos aún, pero se hizo una nación grande, fuerte y numerosa.
    6 Los egipcios nos maltrataron, nos oprimieron y nos impusieron dura servidumbre.
    7 Nosotros clamanos a Yahveh Dios de nuestros padres, y Yahveh escuchó nuestra voz; vio nuestra miseria, nuestras penalidades y nuestra opresión,
    8 y Yahveh nos sacó de Egipto con mano fuerte y tenso brazo en medio de gran terror, señales y prodigios.
    9 Nos trajo aquí y nos dio esta tierra, tierra que mana leche y miel
    10 Y ahora yo traigo las primicias de los productos del suelo que tú, Yahveh, me has dado.» Las depositarás ante Yahveh tu Dios y te postrarás ante Yahveh tu Dios.


  • Salmo responsorial

    Salmo 91:1-2, 10-15
    1 El que mora en el secreto de Elyón pasa la noche a la sombra de Sadday,
    2 diciendo a Yahveh: «¡Mi refugio y fortaleza, mi Dios, en quien confío!»
    10 No ha de alcanzarte el mal, ni la plaga se acercará a tu tienda;
    11 que él dará orden sobre ti a sus ángeles de guardarte en todos tus caminos.
    12 Te llevarán ellos en sus manos, para que en piedra no tropiece tu pie;
    13 pisarás sobre el león y la víbora, hollarás al leoncillo y al dragón.
    14 Pues él se abraza a mí, yo he de librarle; le exaltaré, pues conoce mi nombre.
    15 Me llamará y le responderé; estaré a su lado en la desgracia, le libraré y le glorificaré.

  • Segunda lectura

    Romanos 10:8-13
    8 Entonces, ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra: en tu boca y en tu corazón, es decir, la palabra de la fe que nosotros proclamamos.
    9 Porque, si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo.
    10 Pues con el corazón se cree para conseguir la justicia, y con la boca se confiesa para conseguir la salvación.
    11 Porque dice la Escritura: Todo el que crea en él no será confundido.
    12 Que no hay distinción entre judío y griego, pues uno mismo es el Señor de todos, rico para todos los que le invocan.
    13 Pues todo el que invoque el nombre del Señor se salvará.

  • Evangelio

    Lucas 4:1-13
    1 Jesús, lleno de Espíritu Santo, se volvió del Jordán, y era conducido por el Espíritu en el desierto,
    2 durante cuarenta días, tentado por el diablo. No comió nada en aquellos días y, al cabo de ellos, sintió hambre.
    3 Entonces el diablo le dijo: «Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan.»
    4 Jesús le respondió: «Esta escrito: No sólo de pan vive el hombre.»
    5 Llevándole a una altura le mostró en un instante todos los reinos de la tierra;
    6 y le dijo el diablo: «Te daré todo el poder y la gloria de estos reinos, porque a mí me ha sido entregada, y se la doy a quien quiero.
    7 Si, pues, me adoras, toda será tuya.»
    8 Jesús le respondió: «Esta escrito: Adorarás al Señor tu Dios y sólo a él darás culto.»
    9 Le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el alero del Templo, y le dijo: «Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo;
    10 porque está escrito: A sus ángeles te encomendará para que te guarden.
    11 Y: En sus manos te llevarán para que no tropiece tu pie en piedra alguna.»
    12 Jesús le respondió: «Está dicho: No tentarás al Señor tu Dios.»
    13 Acabada toda tentación, el diablo se alejó de él hasta un tiempo oportuno.

Fuente: Aciprensa