21 puntos de reflexión para trabajar en ‘La protección de los menores en la Iglesia’

DPF210219_37
Propuestos por el Papa como “punto de partida”
(ZENIT ).- El Papa Francisco ha entregado 21 puntos de reflexión a los 190 participantes en el Encuentro sobre ‘La protección de los menores en la Iglesia’, formulados a la vez por las diferentes Comisiones y Conferencias Episcopales como contribución a la reflexión en el curso de los trabajos.

Esta mañana, jueves, 21 de febrero de 2019, ha comenzado el Encuentro convocado por el Papa para afrontar el problema de los abusos sexuales en la Iglesia, con la “la finalidad de que todos los obispos tengan absolutamente claro lo que se necesita hacer para prevenir y combatir el drama mundial de los abusos a menores”.

Esta mañana, el Pontífice ha pronunciado unas palabras al inicio de la reunión, remarcando la necesidad de disponer de “medidas concretas y efectivas” para combatir este mal en el seno de la Iglesia Católica. “Es necesario la concreción”, ha reiterado.

Por ello, el Santo Padre ha dado a todos los participantes estos 21 puntos de reflexión para trabajar estos días. Se trata de unas líneas orientativas “para ayudar a nuestra reflexión”, ha explicado a los sacerdotes y religiosos. “Son un punto sencillo de partida, que viene de vosotros y vuelve a vosotros, y que no quita la creatividad que debe tener este encuentro”.

***

21 puntos de reflexión

1. Elaborar un vademecum práctico en el que se especifiquen los pasos a seguir por la autoridad en todos los momentos clave de la aparición de un caso.

2. Proveerse de estructuras de escucha, compuestas por personas capacitadas y expertas, donde se realiza un primer discernimiento de los casos de presuntas víctimas.

3. Establecer criterios para la implicación directa del Obispo o del Superior Religioso.

4. Implementar procedimientos compartidos para el análisis de las acusaciones, la protección de las víctimas y el derecho de defensa de los acusados.

5. Informar a las autoridades civiles y a las autoridades eclesiásticas superiores de acuerdo con las normas civiles y canónicas.

6. Revisar periódicamente los protocolos y normas para salvaguardar un ambiente protegido para los menores en todas las estructuras pastorales; protocolos y normas basados en los principios de la justicia y la caridad, y que deben ser integrados para que la acción de la Iglesia, también en este campo, se ajuste a su misión.

7. Establecer protocolos específicos para el manejo de las acusaciones contra los Obispos.

8. Acompañar, proteger y atender a las víctimas, ofreciéndoles todo el apoyo necesario para su completa sanación.

9. Aumentar la conciencia de las causas y consecuencias del abuso sexual a través de iniciativas de formación permanente de obispos, superiores religiosos, clérigos y agentes pastorales.

10. Preparar caminos para la atención pastoral de las comunidades heridas por los abusos, así como caminos penitenciales y de recuperación para los culpables.

11. Consolidar la colaboración con todas las personas de buena voluntad y con los medios de comunicación para poder reconocer y discernir los casos verdaderos de los falsos, las acusaciones de las calumnias, evitando rencores e insinuaciones, rumores y difamaciones (cf. Discurso a la Curia Romana, 21 de diciembre de 2018).

12. Elevar la edad mínima para contraer matrimonio a 16 años.

13. Establecer disposiciones que regulen y faciliten la participación de expertos laicos en las investigaciones y en los diferentes grados de juicio de los procesos canónicos sobre abuso sexual y/o de poder.

14. El derecho a la defensa: también es necesario salvaguardar el principio de derecho natural y canónico de la presunción de inocencia hasta que se pruebe la culpabilidad del acusado. Por lo tanto, es necesario evitar la publicación de las listas de los acusados, incluso por parte de las diócesis, antes de la investigación previa y la condena definitiva.

15. Respetar el principio tradicional de proporcionalidad de la pena con respecto al delito cometido. Dictaminar que los sacerdotes y obispos culpables de abuso sexual de menores abandonen el ministerio público.

16. Introducir reglas concernientes a los seminaristas y candidatos al sacerdocio o a la vida religiosa. Para esto, introducir programas de formación inicial y permanente para consolidar su madurez humana, espiritual y psicosexual, así como sus relaciones interpersonales y su comportamiento.

17. Para los candidatos al sacerdocio y a la vida consagrada, se ha de realizar una evaluación psicológica por parte de expertos cualificados y acreditados.

18. Indicar las normas que rigen el traslado de un seminarista o de un aspirante religioso de un seminario a otro; así como de un sacerdote o religioso de una diócesis o congregación a otra.

19. Formular códigos de conducta obligatorios para todos los clérigos, religiosos, personal de servicio y voluntarios, con el fin de definir límites apropiados en las relaciones personales. Especificar los requisitos necesarios para el personal y los voluntarios, y verificar sus antecedentes penales.

20. Ilustrar toda la información y datos sobre los peligros del abuso y sus efectos, sobre cómo reconocer las señales de abuso y cómo denunciar a las sospechas de abuso sexual. Esto debe hacerse en colaboración con los padres, profesores, profesionales y las autoridades civiles.

21. Donde aún no se ha hecho, es necesario instituir un organismo de fácil acceso para las víctimas que deseen denunciar los delitos. Un organismo que goce de autonomía también con respecto a la autoridad eclesiástica local, y que esté compuesto por personas expertas (clérigos y laicos), que sepan expresar la atención de la Iglesia a aquellos que, en este campo, se consideran ofendidos por actitudes inadecuadas por parte de clérigos.

Se dio inició la Consulta Mundial de la Comunicación: un nuevo contexto mundial espera a los salesianos de hoy

22ccecc00fdad82fbdc508c772a84953_XL
(ANS ) – Con la presencia de más de 20 salesianos y laicos se dio inicio, el día 21 de febrero, a la Consulta Mundial de la Comunicación con el título: ¿Qué salesianos comunicadores para los jóvenes del mundo digital? “A los salesianos y a los laicos en el mundo, nos esperan los jóvenes, que hablan un lenguaje diversos que debemos conocer para caminar y acompañarlos”, ha manifestado el P. Filiberto Gonzalez, Consejero General de la Comunicación Social de la Congregación Salesiana.

Para participar a la Consulta Mundial han llegado representantes de los cinco continentes, salesianos que trabajan en el campo de la Comunicación y laicos que dedican su tiempo al servicio de las inspectorías.

“La propuesta del Dicasterio de Comunicación – ha presentado el P. Filiberto – es ofrecer un perfil elemental de salesiano desde la perspectiva comunicativa actual a los Inspectores, Delegados de Comunicación y encargados de formación. Con este perfil de salesiano estamos mirando al presente y al futuro de nuestra misión”.

Para lograr dicho objetivo, se pidió a cada uno de los participantes presentar estudios sobre la comunicación y el mundo juvenil. Los temas que serán tratados durante estos días, toca directamente el quehacer salesiano al servicio de los jóvenes. Se reflexionarán temas como: El significado de la Planificación de la comunicación, la comunicación en situaciones de crisis, la diversidad y la calidad de la información, el nuevo mundo de la Redes Sociales, la principales líneas de la Educomunicación, algunos elementos para tener una competencia adecuada en el campo de la tecnología, elementos de la comunicación institucional, procesos de formación en el campo de la comunicación, espiritualidad en el mundo digital, la imagen y los videos como medios de evangelización.

“Estos temas son argumentos comunes, pero vistos desde la óptica diversa y complementaria se tendrá una riqueza enorme para la reflexión y para la orientación de los salesianos del mundo – ha afirmado el P. Filiberto – Motivando al salesiano a crecer en esos aspectos, ellos tendrán las herramientas para saber dialogar con los jóvenes y con la sociedad actual que es eminentemente digital”.

Los participantes a la Consulta Mundial son: Javier Valiente (SSM), Carolina Triana (COB), Juan Pablo Abreu (RMG), Zaida Navarrete (CAM), Mercedes Baxzos (ARS), José Luis Muñoz (RMG), Santos Mendes Dos Gildásio (BCG) Filipetto Moreno (ICP), Rodrigues Ribeiro João Carlos (BRE), Jesús Jurado (RMG), Lukasz Nawrat (IRL), Jacob Iruppakkaattu (RMG), Samuel Job (AFW), Hilario Seo (RMG), Joaquim Fernandes (INB), Pakkam Harris (RMG), Jean Marc Marie Matungala (UPS), Marc Auguste Kambire (AFO) Rastislav Hamracek (SLK), Peter Gonsalves (UPS), Lijo Vadakkan (AET), Fidel Orendain (FIS), Jakeline Lira (SUE), Basil Fitzpatrick (AUS).

Cesar, gracias por tu vida

Misionero-Antonio-César-Fernández
Quienes te conocían dicen que eras tan entusiasta como Don Bosco, fuiste signo y portador del amor de Dios a los jóvenes hasta tu martirio, tres balas te segaron la vida en Burkina Faso, disparadas por unos terroristas que hacen del fanatismo su modo de vida y del odio su arma para sembrar el terror.
En un video que te grabaron dos días antes de que te asesinaran se te oía decir “Son los jóvenes de los distintos lugares –del mundo- en los que ha estado los que me han enseñado a ser salesiano y a ser lo que ahora mismo soy”.
Unas palabras de una humildad ejemplar, siempre al servicio de los jóvenes, como buen hijo de Don Bosco.
Ahora Don Bosco te recibe en el Valdocco celestial, César, hermano, gracias por tu vida, entregada hasta el extremo, por tu entusiasmo siempre como Don Bosco buscando el bien de los jóvenes.
Te quitaron la vida, tu vida ha sido un ejemplo para los que estaban a tu alrededor.
En 1982 llegaste a África, desde ese momento te gastaste y desgastaste por los jóvenes.
Hoy muchos lloran tu muerte, has dejado una huella tan profunda entre los que te conocieron que ni el viento ni la lluvia la podrá borrar de sus corazones.
Gracias César por tu vida

Alberto López Escuer

Aprendamos a mirar “Con los ojos de Dios”

 

BS_1903 (1)Conocí personas magníficas en los días de la JMJ y jóvenes maravillosos. Por eso las palabras del Papa Francisco refiriéndose a Don Bosco y a su saber mirar con los ojos de Dios han recorrido el mundo en décimas de segundo y han perdurado y perduran en el tiempo.

 Me ha calado muy profundamente en el corazón la historia de vida de una persona, una joven mamá que a causa de una grave enfermedad estuvo por más de un año y medio recluida en casa. No quería saber nada de nadie; no quería visitar a nadie ni ser visitada. Para ella la vida había terminado.

Personas que la querían bien la invitaron a acercarse a la casa salesiana. Un poco a la fuerza y con no poca resistencia se acercó, y desde aquel día (y han pasado varios años), ya no salió de esa presencia salesiana. Yo la ví allí. Allí la conocí. No podría haberme ni imaginado por un momento toda la lucha y batallas personales que ha tenido que vivir. Su dinamismo, su liderazgo, su capacidad de implicación de los demás y de ella misma me habrían hecho pensar en una vida siempre creciente, siempre de logros y de éxitos.

Resulta que tuvo una oportunidad.

Sucedió que con temor y temblor se acercó y se encontró con personas que sin pedir nada ‘supieron mirar con los ojos de Dios’. Y así he conocido el testimonio de decenas de jóvenes en esos días de la JMJ y de la maravillosa fiesta de Don Bosco en Panamá (con la procesión más multitudinaria que yo haya visto hasta el día hoy en mi vida), jóvenes que tienen otras tantas historias de vida en las que fueron mirados con una mirada ‘especial’, la de Dios.

Lo dijo magníficamente el Papa Francisco en la Vigilia del sábado de la JMJ cuando afirmó que “Abrazar la vida se manifiesta también cuando damos la bienvenida a lo que no es perfecto, a todo lo que no es puro ni destilado, pero no por eso menos digno de amor”. Esto marca la diferencia en los estilos con los que nos tratamos como personas.

Sabemos, y muchos estamos convencidos de ello, seguramente que muchos de ustedes amigos y amigas lectores que ‘el Amor sana’, el amor es curativo, y ‘sólo lo que se Ama puede ser salvado’. Pues bien, justamente por eso el primer paso que sin duda hemos de dar como educadores, como amigos y amigas de este estilo salesiano, o simplemente como personas de bien que andan por el mundo es el “no tener miedo de recibir la vida como viene, no tener miedo de abrazar la vida como es” (Papa Francisco en la Vigilia de la JMJ).

La joven mamá a la que me he referido al inicio de mi escrito sólo necesitaba encontrar un espacio de vida, un lugar con personas en el que con sus manos, con su corazón y su mente, con su persona toda pudiera sentirse ‘parte de algo’, de una ‘comunidad’ más grande que la necesitaba con su historia de vida. Y eso le cambió la vida.

El Papa Francisco ha dicho unas palabras sobre don Bosco en esa noche de la JMJ a la que me he referido que me llenan de emoción y también me resultan muy exigentes porque no podemos escucharlas y quedarnos en la indiferencia, ya que fidelidad a Don Bosco hoy significa tener y tomar las mismas opciones y decisiones que él ha tomado y que tendría hoy. Don Bosco, nos dice el Papa Francisco, “no se fue a buscar a los jóvenes a ninguna parte. (A ver, acá los que quieren a don Bosco, un aplauso…). Don Bosco no se fue a buscar a los jóvenes a ninguna parte lejana o especial, simplemente aprendió a mirar, a ver todo lo que pasaba a su alrededor en la ciudad, con los ojos de Dios y, así su corazón fue golpeado por cientos de niños, de jóvenes abandonados sin estudio, sin trabajo, sin la mano amiga de una comunidad. Muchos vivían en la misma ciudad, muchos criticaban a esos jóvenes, pero no sabían mirarlos con los ojos de Dios.

A los jóvenes hay que mirarlos con los ojos de Dios. Él lo hizo, se animó Don Bosco a dar el primer paso: abrazar la vida como se presenta y, a partir de ahí, no tuvo miedo de dar el segundo paso: crear con ellos una comunidad, una familia donde con trabajo y estudio se sintieran amados. Darles raíces desde donde sujetarse para que puedan llegar al cielo. Para que puedan ser alguien en la sociedad. Darles raíces para que se agarren y no los tire abajo el primer viento que viene. Eso hizo Don Bosco”.

Todo esto y mucho más me han dejado estos días. Me ha dejado el alma y el corazón lleno de rostros, como diría el gran Obispo Pedro Casaldáliga cuando se imaginaba antes de morir en la presencia de Dios, y que le dirían qué había hecho en la vida. Presentaría las manos vacías pero el corazón lleno de nombres.

Mis amigos y amigas lectores de estas páginas del Boletín Salesiano, medio de comunicación que era tan querido, apreciado y estimado por Don Bosco su fundador, “la salvación que Dios nos regala es una invitación a formar parte de una historia de amor que se entreteje con nuestras historias” (Papa Francisco).

Ojalá demos frutos de vida allí donde estemos, como estemos y con quienes estemos…

 

Ángel Fernández Artime

Rector Mayor

 

Fuente: SDB.ORG

 

Carta del Rector Mayor por el asesinato del Padre Antonio César Fernández, SDB

603fa13c2332c5257432f261fc8fd0e2_L
(ANS) – A mis hermanos Salesianos. A la Familia Salesiana en el mundo. Mis queridos hermanos salesianos. Mi querida Familia Salesiana: He llegado hace unos minutos a Roma, Sacro Cuore, procedente de Irlanda, donde estuve realizando la visita a esta Inspectoría “Saint Patrick” con sede en Dublín, y de inmediato me pongo en comunicación con todos ustedes.

El motivo es la dolorosísima noticia recibida hace unas horas, en la noche, en la que me informaban que nuestro hermano salesiano Antonio César Fernández, misionero en África desde 1982, fue asesinado en el día de ayer (viernes, 15 febrero), a las 15,00 horas locales, recibiendo tres disparos durante un ataque yihadista perpetrado a cuarenta kilómetros de la frontera sur de Burkina Faso. Por fortuna, otros dos hermanos pudieron sobrevivir al asalto. Procedían de Lomé (Togo), tras celebrar la primera sesión del Capítulo Inspectorial de AFO.

Hermanos queridos, muchos días en el año recibo la noticia del fallecimiento por causas naturales de hermanos salesianos. Es la ley de la vida, y también nos llegará a nosotros. Pero cuando es así, aún con el dolor de la pérdida, damos gracias al Señor por tantas hermosas vidas generosamente entregadas en el servicio a los demás.

Pero a nuestro hermano Antonio César le han robado la vida, se la han quitado sin ningún motivo. Un hombre bueno y hombre de Dios que, como el Señor, pasó por la vida ‘haciendo el Bien’, especialmente entre su amado pueblo Africano. El P. Antonio César tenia 72 años de edad, 55 de profesión religiosa y 46 de ordenación presbiteral. Pocos meses antes nos habíamos encontrado en Burkina Faso, precisamente en su comunidad en Ouagadougou, donde era director y párroco.

Antonio César se suma a otros tantos mártires de la Iglesia de hoy en el mundo (algunos de ellos salesianos y miembros de nuestra Familia Salesiana).

Les invito a dar gracias al Señor por la hermosa vida de nuestro hermano P. Antonio César. Y también a pedirle al Padre que ayude a esta su Humanidad y Creación a terminar con estas escaladas de violencia que sólo causan daño y muerte. Y quiera el buen Dios que esta sangre, derramada en tierra africana sea semilla de cristianos, seguidores fieles de Jesús, y de jóvenes vocaciones al servicio del Reino.

Descansa en Paz querido César.

Hermanos, sigamos más unidos que nunca en el servicio al Pueblo de Dios y al servicio de los jóvenes más pobres. El mal nunca tiene la última palabra. La Resurrección del Señor nos lo ha puesto en evidencia, y se sigue haciendo realidad, aún en el dolor. Es el Señor quien transforma y hace nuevas todas las cosas.

Un gran abrazo y una oración de todos también por el eterno descanso del P. Antonio César. También nuestro cariño a su familia en Pozoblanco (España) y allí donde se encuentren, y a la querida Inspectoría de AFO en África Occidental a la que pertenecía, y a la Inspectoría María Auxiliadora en España (SMX) donde aprendió a amar a Don Bosco hasta vivir como él.

Con verdadero afecto,

P. Ángel Fernández A., SDB

Rector Mayor

 

¿Dónde está tu hermano en tu corazón?

2-355x533

(ZENIT –).-“¿Dónde está tu hermano en tu corazón? ”: Esta es la pregunta que el Papa Francisco invitó a meditar en la Misa de la mañana que celebró en la Casa Santa Marta el 18 de febrero de 2019.

En la homilía reportada por Vatican News, el Papa meditó sobre “preguntas inquietantes y respuestas de compromiso”, especialmente en la Primera Lectura, donde Caín responde en sustancia: “¿Pero qué tengo que hacer en la vida de mi hermano? ¿Soy su guardián? Me lavo las manos. Y él “busca huir de los ojos de Dios”.

La pregunta de Dios a Caín es “una pregunta perturbadora”, señaló el Papa, enumerando las respuestas de compromiso: “pero, es su vida, la respeto, me lavo las manos … No interfiero”. en la vida de los demás… respondemos un poco con principios generales que no dicen nada, pero que lo dicen todo.

Así, el Papa ha recreado los diálogos: “¿Dónde está tu hermano?”.”No sé”. “¡Pero tu hermano tiene hambre! “. “Sí, sí, ciertamente está en la cena de la parroquia de Caritas. Sí, seguramente le darán algo de comer”, y con esa respuesta, de compromiso, me salvo la piel. “No, el otro, el enfermo…” – “¡Definitivamente está en el hospital!” – “¡Pero no hay sitio en el hospital! ¿Y tiene medicinas?”. “Pero esta es su vida, no puedo entrometerme en la vida de otros … seguramente tendrá padres que le darán medicina”, y me lavo las manos. “¿Dónde está tu hermano, el prisionero?”- “Ah, él tiene lo que merece. Él hizo eso, paga…”.

“Dónde esta tu hermano?”, insistió el papa. “¿Dónde está tu hermano explotado, el trabajador negro, el que no tiene ropa, el hermano pequeño que no puede ir a la escuela, el drogadicto… ¿dónde está? ¿Dónde está tu hermano en tu corazón? ¿Hay espacio para estas personas en nuestros corazones?”.

“Estamos acostumbrados a dar respuestas de compromiso, respuestas para escapar del problema, no para ver el problema, no para tocar el problema”, continuó, antes de advertir: “Cuando vivimos … sin tomar en la mano lo que el Señor nos ha enseñado, el pecado está en la puerta, al acecho, esperando entrar. Y destruirnos. ”

También en el Génesis, “Adán se esconde de la vergüenza, del miedo. Tal vez sintamos esta vergüenza. Dónde esta tu hermano? ¿Dónde estás? ¿En qué mundo vives, sin percibir estas cosas, estos sufrimientos, estos dolores? ¿Dónde esta tu hermano ? ¿Dónde estás ? No te escondas de la realidad. En conclusión, el Papa nos invitó a “responder abiertamente, con lealtad y también con alegría a estas dos preguntas del Señor”.

Los asquerosos

51KOMNUG47L._SX335_BO1,204,203,200_

Santiago Lorenzo ha escrito un libro que es un canto a la libertad, a la austeridad  a dejar atrás lo superfluo de nuestra vida, que disfrazamos de necesario y ni mucho menos lo es.

Manuel es el protagonista de la historia, hiere sin querer hacerlo  en el cuello a un antidisturbios, desde ese momento comienza una huida que le hará recalar en una aldea abandonada, desde ese momento comienza una historia apasionante, Manuel cambia, consigue ver las cosas de otro modo, sin más compañía que él mismo y la naturaleza.

Santiago Lorenzo nos cuenta una historia bella, nos hace mirar con cierta envidia a Manuel, vive y se muestra feliz en un paraje que algunos de nosotros no aguantaríamos ni una hora.

Precioso alegato a la libertad, retrato de una España  rural abandonada y que, poco a poco, va languideciéndose sin que nadie sea consciente de lo que eso supone.

Libro poético, romántico, de gran profundidad, que no quieres que acabe y cuando lo terminas te reconcilias con la vida, una vida que es más sencilla de lo que nosotros la hacemos, que nos la complicamos en demasía.

Manuel nos da toda una lección en ese aspecto, un personaje entrañable y con mucha verdad que nos interpela en  muchos aspectos.

“Los asquerosos” una joya de libro que todos los urbanitas deberían leer.

 

Alberto López Escuer

 

Este es el momento de la inclusión, diversidad y visibilidad

jesus-vidal-premio-goya-3219
Jesús Vidal, actor con discapacidad pero muy capaz como ha demostrado, dijo estas tres palabras en el discurso de agradecimiento por haber conseguido el Goya al Mejor actor revelación, por su trabajo en la película Campeones, la canción de esta película que también consiguió un Goya y que ha sido compuesta por Coque Malla , que se titula “Es el momento”.
Es el momento de la inclusión, la diversidad y la visibilidad de las personas con discapacidad, muchos años han estado marginados, apartados de una sociedad que los convertía en invisibles, muchas personas durante muchos años han luchado por dar visibilidad a estas personas.
“Campeones” es la punta del iceberg de las personas que día a día luchan contra su discapacidad y demuestran lo capaces que son.
Y como se pregunta uno de los personajes de la película de Javier Fesser ¿y qué es ser “normal”? , se puede abrir un debate y nos sorprenderíamos.
“Campeones” es un película bella que dignifica a la persona discapacitada, lloras, ríes y empatizas con cada uno de los personajes, real como la vida misma donde los muchachos del equipo Amigos, no lo han tenido nada fácil, pero han demostrado mucho, han dado una lección a su entrenador, un ser soberbio y encantado de conocerse.
Que eso no sea una moda sobrevenida por el éxito de esta película.
Es el momento de visibilizar, incluir a la diversidad.

Alberto López Escuer

VI Domingo Ordinario

the-sermon-on-the-mount-by-berg-von-gustave-dorc3a9 (1)

 

 

 

 

 

 

Lecturas del día:

Primera lectura
Jeremías 17:5-8
5 Así dice Yahveh: Maldito sea aquel que fía en hombre, y hace de la carne su apoyo, y de Yahveh se aparta en su corazón.
6 Pues es como el tamarisco en la Arabá, y no verá el bien cuando viniere. Vive en los sitios quemados del desierto, en saladar inhabitable.
7 Bendito sea aquel que fía en Yahveh, pues no defraudará Yahveh su confianza.
8 Es como árbol plantado a las orillas del agua, que a la orilla de la corriente echa sus raíces. No temerá cuando viene el calor, y estará su follaje frondoso; en año de sequía no se inquieta ni se retrae de dar fruto.
Salmo responsorial
Salmo 1:1-4, 6
1 ¡Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni en la senda de los pecadores se detiene, ni en el banco de los burlones se sienta,
2 mas se complace en la ley de Yahveh, su ley susurra día y noche!
3 Es como un árbol plantado junto a corrientes de agua, que da a su tiempo el fruto, y jamás se amustia su follaje; todo lo que hace sale bien.
4 ¡No así los impíos, no así! Que ellos son como paja que se lleva el viento.
6 Porque Yahveh conoce el camino de los justos, pero el camino de los impíos se pierde.

Segunda lectura
I Corintios 15:12, 16-20
12 Ahora bien, si se predica que Cristo ha resucitado de entre los muertos ¿cómo andan diciendo algunos entre vosotros que no hay resurrección de los muertos?
16 Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó.
17 Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana: estáis todavía en vuestros pecados.
18 Por tanto, también los que durmieron en Cristo perecieron.
19 Si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, ¡somos los más dignos de compasión de todos los hombres!
20 ¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos como primicias de los que durmieron.

Evangelio
Lucas 6:17, 20-26
17 Bajando con ellos se detuvo en un paraje llano; había una gran multitud de discípulos suyos y gran muchedumbre del pueblo, de toda Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón,
20 Y él, alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: «Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios.
21 Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados. Bienaventurados los que lloráis ahora, porque reiréis.
22 Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del hombre.
23 Alegraos ese día y saltad de gozo, que vuestra recompensa será grande en el cielo. Pues de ese modo trataban sus padres a los profetas.
24 «Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque habéis recibido vuestro consuelo.
25 ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis hartos!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que reís ahora!, porque tendréis aflicción y llanto.
26 ¡Ay cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!, pues de ese modo trataban sus padres a los falsos profetas.

Muere asesinado el misionero salesiano Padre Antonio César Fernández

839e7eb21f29f9046e9535f886295240_L (1)

(ANS ) – Siempre es la hora del martirio. Una trágica muerte ha golpeada a la Congregación Salesiana en el África. Nuestro querido hermano, el Padre Antonio César Fernández Fernández, de la Inspectoría de África Occidental Francofona (AFO), fue asesinado a tiros en una emboscada, por parte de asesinos yihadistas, al promediar las 3:00 p.m. de ayer viernes 15 de febrero de 2019.

Desde la Inspectoría Salesiana de África (AFO) nos comunican este hondo pesar:

Con profundo dolor, comunicamos la noticia desde la Inspectoría Salesiana de África Occidental Francófona (AFO), que ha fallecido, asesinado, nuestro misionero salesiano Padre Antonio César Fernández Fernández.

El trágico suceso se produjo pasadas las 15:00 de hoy viernes 15 de febrero de 2019, tras recibir tres disparos durante un ataque yihadista perpetrado a cuarenta kilómetros de la frontera sur de Burkina Faso. César regresaba a su comunidad en Uagadugú junto a otros dos religiosos que pudieron sobrevivir al asalto, tras celebrar en Lomé (Togo), la primera sesión del Capítulo Inspectorial de aquella Inspectoría.

Antonio César Fernández Fernández, nacido en Pozoblanco el 7 de julio de 1946, fue misionero en diversos países de África desde 1982. Su primer destino fue Lomé y en la actualidad ejercía su ministerio en Burkina Faso. Tenía 72 años de edad y había cumplido los 55 de salesiano y los 46 de sacerdote.

Este ataque se enmarca dentro de la ola de violencia que asola Burkina Faso desde 2015, en un contexto que ha vivido un recrudecimiento de la amenaza terrorista en las últimas semanas tras la celebración de la V Conferencia de jefes de Estado del G5 del Sahel, en la que este país asumió la presidencia rotatoria.

Que el Señor Resucitado acoja con ternura al hermano César entre todos aquellos que han entregado su vida a la misión salesiana, y que María Auxiliadora, a la que tanto amó, lo acoja con el cariño de Buena Madre del cielo.