Natalia Huarte: “El silencio es muy importante para mí”

Natalia-Huarte-8
Natalia Huarte es una actriz pamplonesa que pisa muy fuerte en el panorama teatral, en estos momentos está de gira con “La valentía” del también navarro Alfredo Sanzol. Natalia ama su profesión comenzó en un grupo de teatro en el Instituto Navarro Villoslada, Natalia es un referente para muchos jóvenes que se quieren dedicar a la interpretación

1. ¿Cuándo fue el momento que decidiste dedicarte a la interpretación?
Yo quise dedicarme a la interpretación cuando entré a formar parte del taller de teatro que imparte Ignacio Aranguren en el Instituto Navarro Villoslada. Hasta entonces me gustaba la danza pero no había hecho nada relacionado con el teatro. Sabía que existía el grupo de Ignacio y decidí apuntarme. Cuando pude hacer el papel de Mirandolina en La posadera, de Carlo Goldoni, me di cuenta de que era lo que realmente quería hacer en la vida.

2. ¿Cómo es Natalia Huarte como persona?
La verdad es que me cuesta hacer una descripción de mí misma. Tengo muchísima autocrítica, en algunos momentos me viene muy bien porque creo que es importante pero, a veces, creo que puede jugarme en contra. Me gusta parar para poder escucharme y saber hacia dónde me debo dirigir. Cuando veo claro cuál tiene que ser el siguiente paso me arriesgo al tomar la decisión y voy a por ello. Me gusta mucho estar con gente, creo que hay una parte de mí que busca entender al ser humano por encima de todo. Creo que vivo en una búsqueda constante del sentido y muchas veces me doy cuenta de que el sentido reside en la búsqueda precisamente.

3. ¿Cuáles han sido tus referentes en la vida?
Mi referente principal ha sido mi padre, de él he aprendido todo lo que sé. Hay algo en él que me hace entender cómo se puede ¨¨vivir la vida bien¨ en el sentido más amplio y simple de la expresión. Sin duda es mi pilar. Ignacio Aranguren supuso mi primer referente profesional. Siempre me fijo en los que están a mi alrededor, me gusta beber de la gente con la que puedo conversar, con la que puedo reírme y llorar. Tanto en el ámbito
profesional como en el personal siempre intento aprender de quienes me rodean.

4. ¿Cómo es un día en tu vida?
Un día en mi vida es muy sencillo, supongo que como el de todo el mundo. Quizás un poco más ajetreado porque siempre me apunto a todo lo que me proponen. Me levanto, trabajo cuando tengo trabajo, y siempre intento que haya varios momentos de la semana para el deporte. Ahora mismo tengo una perra cachorra y estoy aprendiendo muchísimo viéndola crecer. Sí que me gusta guardar un pequeño momento al día para estar en silencio, tranquila y sin hacer nada. Muchas veces mirar un poquito por mi ventana me ayuda a ordenar mi cabeza. El silencio es muy importante para mí. (Aunque luego no paro de hablar, en realidad)

5. Televisión, teatro y cine ¿En qué medio te sientes más cómoda trabajando?
La televisión no la había probado hasta este año y me estoy dando cuenta, mientras ruedo la serie de Amar es para siempre, que es muy divertido. Estoy disfrutando mucho del proceso. Los actores con los que trabajo son maravillosos y el equipo que hace posible la serie también. El teatro tiene una magia, un rigor y un encanto del que no me puedo desenganchar, no me gustaría desvincularme del teatro nunca. Pero reconozco que al fin y al cabo lo importante es poder contar historias, poder conocerme cada vez más y poder poner el alma a los personajes, y eso hay que poder hacerlo en cualquier ámbito. Mi reto es ser cada vez más honesta conmigo y con el trabajo y no perder nunca mi ilusión.

6. ¿Qué supone para ti trabajar con directores tan reputados como Alfredo Sanzol o Miguel Del Arco?
Supone un regalo inmenso. Trabajar con personas como Alfredo o Miguel te hace aprender inmensamente. Ellos ven el mundo desde una perspectiva muy especial y ,sin querer, la saben transmitir a todos los que trabajamos con ellos. Una vez dijo una frase Miguel durante un ensayo: ¨Cómo me gustaría poder tener los ojos nuevos, recién estrenados¨ y creo que ambos viven su día a día con esos ojos nuevos sin estrenar. Es maravilloso mantener el niño que llevamos dentro y ellos, a pesar de ser dos de los directores más importantes de este país, siguen siendo dos niños con muchísimas ganas de jugar, de descubrir, de compartir y de quitar prejuicios.

7.¿Cómo preparas tus personajes?
Cada proceso es diferente. En la Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD) nos enseñaban diferentes técnicas para poder encarnar al personaje. Es maravilloso haber tenido una formación tan amplia. Cuando trabajas profesionalmente te das cuenta de que se añaden muchos más factores y lo más importante es estar abierto al director, a los compañeros y al contexto. A mí me gusta entender de qué manera está relacionado el personaje conmigo y qué cosas tiene nuevas para que yo las pueda aprender. Hay muchas fases en el trabajo, muchas capas, pero siempre es fundamental mirar al compañero y dejarte llevar por lo que te aporta.

8. ¿Qué es más difícil interpretar drama o comedia?
La comedia aunque parezca más agradecida es muy difícil. Hay que tener muy claro cuál es el tempo de la comedia y hay que repetirla cada día durante las funciones. Muy pocas veces se levanta el público en una comedia, es como si se diera por hecho. El drama tiene una complicación emocional muy concreta. Pero para mí todo está unido, no hay una cosa sin la otra. Yo no puedo entender la comedia sino soy capaz de ver el drama de mi vida, solamente ahí podré hacer humor. Tenemos que ser capaces de reírnos de nosotros mismos y eso puede ser muy dramático.
Del mismo modo creo que es importante ahondar en los problemas y ser muy honestos con nosotros mismos para poder seguir hacia adelante.

9. ¿Cuál es tu sueño como actriz?
Mi sueño como actriz es la realidad que estoy viviendo. Me gusta vivir poco de sueños. Para mí lo esencial es el trabajo, intentar disfrutarlo cada día, y aprender de lo que he hecho mal para mejorarlo mañana. Claro que tengo metas, pero suelen ser inmediatas, con cosas que pueda hacer en un periodo corto de tiempo. Si no, me da la sensación, de que se pueden empañar de expectativas, puede aparecer mucha frustación si ¨los sueños¨no se cumplen, y yo prefiero vivir en el presente con las herramientas que tengo a mi alcance para poder hacer algo con ellas.

10. ¿Cuáles son tus próximo proyectos?
De momento estoy rodando la serie como he dicho antes y sigo de gira con ¨La Valentía¨. Han aparecido un par de propuestas de alguna cosa que todavía no se han materializado. De momento iré aprovechando todo lo que venga y lo que finalmente salga adelante será muy bienvenido

 

Entrevista: Alberto López Escuer 

Gracias

Lazo-rosa1

Cuando me miras me sonríes y yo te devuelvo la sonrisa, dices: ¿A que me sienta bien este pañuelo en la cabeza? Estas guapísima te respondo y realmente lo estas no lo digo por quedar bien. Hace un tiempo tu vida cambio, te detectaron cáncer de mama, tu eras antes una luchadora y solo te permitiste cuando te lo dijeron un segundo para el desasosiego, luego según me contó tu marido, volviste a sonreír. le cogiste de la mano y le dijiste vamos a superarlo.

Desde ese momento comenzó un camino difícil de superación, de tratamientos que te dejaban huella, pero seguiste luchando y lo sigues haciendo, eres un ejemplo para todos los que te rodean. En ti hay representadas muchas mujeres en la misma situación que dia a día luchan con todas sus fuerzas contra la enfermedad

Tu sabes que no estás sola, el año pasado en la carrera que se celebró a favor de la lucha contra el cáncer de mama, escribí tu nombre en el dorsal y corrí por ti tu estabas entre el público y al llegar los últimos cien metros me acompaño mi hija y entramos juntos en la meta – ella te quiere mucho lo sabes y te regalamos la camiseta y el dorsal. Tú sonreías, estabas rodeada de los tuyos, fue un momento muy bonito.

Gracias por tu sonrisa, gracias por tu ejemplo, gracias un millón de veces por ser como eres. No te rindes al desánimo y como dices “si el desánimo llama a mi puerta no le abro y punto”.

 

Hoy más que nunca GRACIAS

 

Alberto López Escuer

Reinold Messner conquistando lo inútil

reinhold-messner-1646687_960_720Premio Princesa de Asturias de los Deportes, un pionero en el alpinismo, primer hombre de hollar los 14 ochomiles sin oxígeno, no es un montañero al uso con su propia filosofía, no le agrada en lo que se ha convertido el actual himalayismo, que si tienes dinero puedes subir a la cima eso sí, alguna tragedia que otra se ha cobrado esa peculiar y peligrosa manera de hacer turismo. Messner no concibe el alpinismo como deporte, según sus propias palabras: “Es un acto cultural entre la montaña y el hombre”. Perdió a un hermano en el Nanga Parbat, muchos le acusaron de dejarlo a su suerte, él se defendió diciendo que eso no era cierto, años después se demostró que tenía razón al hallar el cuerpo de su hermano, los que le acusaron nunca pidieron disculpas- suele ocurrir, por desgracia-. Un montañero que es una institución por sí mismo, no se ha apuntado a la carrera de coleccionar records, eso no va con él, lo hace por ir más allá de sus límites y vaya si lo ha conseguido, no solo se ha ceñido a la montaña, ha recorrido a pie la Atlántida y Groenlandia, en solitario sin ayuda de perros, Messner, hombre espiritual, disfruta cuando regresa al hogar, no le gusta vivir en la ciudad. Reinold Messner es el último representante del montañismo en estado puro, una leyenda viva de los conquistadores de lo inútil.

Alberto Lopez Escuer

La Familia Salesiana reflexiona sobre cómo cuidar a las familias desde la pastoral juvenil

provincia sanfrancisojavier

 200 participantes en las I Jornadas de Familia Salesiana, celebradas del 12 al 14 de octubre en El Escorial, entre ellos un grupo de la Provincia del Salesianos Cooperadores de la provincia de San Francisco Javier.

 Hasta El Escorial se desplazaron desde Burgos, Pamplona, Deusto, Vitoria, Urnieta, Santander, Donostia, Barakaldo. Salesianos Cooperadores y Delegados de Familia Salesiana. Entre ellos la coordinadora provincial, Raquel Sarabia.

 En clima de familia, pero con un ritmo intenso de trabajo se han llegado a interesantes conclusiones que aportan pistas para afrontrar el trabajo en torno a la pastoral familiar que ya se ha comenzado a realizar desde la provincia y en algunos centros locales.

¿Cómo formar a los padres en la tarea de la educación y la transmisión de la fe a sus hijos? ¿De qué manera acompañar a las parejas de novios en su camino hacia el matrimonio? ¿Qué atención prestar a las familias cuando pasan por momentos de crisis? Son algunas de las cuestiones que se abordaron en las I Jornadas de Familia Salesiana de la Inspectoría Santiago el Mayor (SSM), celebradas en El Escorial. 

Del 12 al 14 de octubre, cerca de 200 miembros de la Familia Salesiana reflexionaron en torno al tema ‘La misión compartida: La Familia y la Pastoral Juvenil’. El encuentro da continuidad al congreso internacional sobre pastoral juvenil y familia celebrado el pasado año en Madrid. Responde, también, a la preocupación de la Iglesia por la atención a las familias y a los jóvenes expresada en los últimos sínodos de los obispos convocados por el papa Francisco.

Entre los participantes, Stefano Martoglio, Consejero de los Salesianos para la Región Mediterránea; Eusebio Muñoz, Secretario Mundial para la Familia Salesiana; Juan Carlos Pérez Godoy, provincial SSM; y Mª Rosario García, provincial de las Salesianas en España. La Iglesia de Madrid estuvo representada por Monseñor José Cobo, obispo auxiliar, que presidió la eucaristía el sábado 13.

En las conclusiones, se destacó la necesidad de favorecer el encuentro con las familias, sistematizar la propuesta de pastoral familiar, cuidar la educación afectiva de los jóvenes, trabajar en el acompañamiento, avanzar en la comunión entre los grupos de la Familia Salesiana, proponer acciones conjuntas en la misión, colaborar con la iglesia local en iniciativas de este tipo, entre otras.

Ponencias, mesa redonda y presentación de experiencias

Las jornadas giraron en torno a tres ponencias marco. La provincial de las Salesianas de España introdujo la reflexión sobre  la familia y la pastoral juvenil como un desafío para la Familia Salesiana. “Tenemos que seguir buscando aquello que nos identifica, el espíritu de familia vivido desde el Sistema Preventivo”, expresó la religiosa, quien advirtió de que la tarea de “acompañar a los jóvenes nunca ha sido fácil”.

El profesor salesiano José Luis Guzón ofreció las claves y la lectura salesiana de la exhortación apostólica ‘Amoris Laetitia’ (AL). En la línea del Papa Francisco, Guzón destacó la necesidad de acompañar a las personas en situaciones de vulnerabilidad familiar desde la misericordia: “Tenemos claro el ideal del matrimonio, pero acogemos a todas las personas para que puedan hacer su camino”, manifestó. En este sentido, también recalcó la importancia de la prevención, basada en la pedagogía del amor, como se recoge en AL. 

Por su parte, José Luis Villota, delegado de Pastoral Juvenil de SSM, presentó algunas claves para una pastoral juvenil orientada a la familia. Aludió a la fraternidad dentro de la Familia Salesiana y a la urgencia de generar paternidad, de ser padres y madres en el sentido más amplio de la palabra. Esta actitud se traduce en la atención a las familias, “porque los jóvenes son la misión prioritaria”, y en el impulso de un ecosistema vocacional en las casas salesianas, acogiendo a las familias como sujetos activos en la pastoral juvenil.

 Proyectos en marcha

Otro de los momentos fue la presentación de experiencias, por parte de diferentes grupos de la Familia Salesiana, de trabajo en torno a la pastoral familiar y la pastoral juvenil: la Asociación de María Auxiliadora (ADMA) presentó su proyecto de implicación de las familias; Ex Alumnas de las Salesianas hablaron sobre un taller de oración; Hogares Don Bosco mostró sus proyectos de atención material, afectiva y espiritual a las familias; y Salesianos Cooperadores explicaron una iniciativa para formar a padres de chavales de catequesis.

Cerraba las intervenciones Eusebio Muñoz, secretario mundial para la Familia Salesiana, que habló de las posibilidades que se presentan cuando se realiza un trabajo en corresponsabilidad y señaló que uno de los retos es “el trabajo con las personas que forman el gran Movimiento Salesiano y que encuentran en la Familia Salesiana su núcleo animador”.

“Vivir en familia es una modalidad de realizar nuestro carisma, un objetivo a privilegiar en nuestra misión apostólica y no simplemente una opción estratégica”, señaló, en las clausuras de las Jornadas Juan Carlos Pérez Godoy. “Somos una familia espiritual y apostólica, y la fuerza apostólica de nuestra Familia depende de la unidad de intenciones, del espíritu común que compartimos, del método y del estilo educativo que nos caracteriza: el Sistema Preventivo de Don Bosco”, expresó en la clausura de las Jornadas.

 La Familia Salesiana en España

La Familia Salesiana en el mundo se compone de 31 grupos, entre religiosos, religiosas, laicos consagrados y seglares. En España hay 12 de estos grupos: Salesianos de Don Bosco (SDB), Hijas de María Auxiliadora (FMA), Salesianos Cooperadores (SSCC), Asociación de Devotos de María Auxiliadora (ADMA), Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María (HH.SS.CC), Asociaciones de Antiguos Alumnos y Alumnas de Don Bosco y de las FMA, Voluntarias de Don Bosco,Voluntarios Con Don Bosco (CDB), Damas Salesianas, Hogares Don Bosco y Testigos del Resucitado.

Todas las ponencias, lo videos, fotografías y materiales pueden encontrarse en: http://jornadasfasassm.cooperadores.org/

 

Marian Serrano y Manuel Serrano

Equipo de Comunicación de Salesianos SSM

 

San Óscar Romero: “Imagen del buen Pastor que da la vida por sus ovejas”

20181015113740_1060

(ZENIT ).- San Óscar Romero “supo encarnar con perfección” la imagen del buen Pastor que da la vida por sus ovejas, ha asegurado el Papa Francisco esta mañana ante más de 3.500 peregrinos el El Salvador.

Francisco les ha indicado que el Mons. Óscar Romero debe ser para ellos Ejemplo de “predilección por los más necesitados de la misericordia de Dios” y Estímulo para “testimoniar el amor de Cristo y la solicitud por la Iglesia”, sabiendo coordinar la acción de cada uno de sus miembros y colaborando con las demás Iglesias particulares con afecto colegial, ha matizado el Papa.

Misa de acción de gracias

La audiencia se ha celebrado después de la Misa de acción de gracias por la canonización, que ha tenido lugar en la propia aula, permitido por primera vez por el Santo Padre, debido a la participación de un gran número de peregrinos: más de 3.500 personas han querido agradecer a Dios la proclamación del primer santo salvadoreño.

Cíngulo de Óscar Romero

El Cardenal salvadoreño Gregorio Chávez Rosa, arzobispo auxiliar de San Salvador, quien ha presidido la celebración de la Santa Misa, ha entrado en el Aula mostrando a los fieles el cíngulo que tenía puesto Mons. Óscar Romero cuando lo mataron, el mismo que usó el Papa ayer en la Misa de canonización.

Acompañando al Cardenal de El Salvador, han concelebrado la Santa Misa el Cardenal de Honduras Mons. Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa; Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá; Mons. Rubén González Medina, obispo de Caguas, Puerto Rico; Monseñor José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador, y otros dos sacerdotes de El Salvador.

Publicamos a continuación el discurso que el Papa ha dirigido a los presentes en el acto.
Discurso del Papa Francisco

Queridos hermanos y hermanas:

Buenos días y muchas gracias por estar aquí. La canonización de Mons. Óscar Romero, un pastor insigne del continente americano, me permite tener un encuentro con todos ustedes, que han venido a Roma para venerarlo y, al mismo tiempo, para manifestar su adhesión y cercanía al Sucesor de Pedro. Muchas gracias.

Saludo en primer lugar a mis hermanos en el Episcopado, los obispos de El Salvador, venidos a Roma acompañados de sus sacerdotes y fieles, y tanta monja, ¿no? San Óscar Romero supo encarnar con perfección la imagen del buen Pastor que da la vida por sus ovejas. Por ello, y ahora mucho más desde su canonización, pueden encontrar en él un «ejemplo y un estímulo» en el ministerio que les ha sido confiado. Ejemplo de predilección por los más necesitados de la misericordia de Dios. Estímulo para testimoniar el amor de Cristo y la solicitud por la Iglesia, sabiendo coordinar la acción de cada uno de sus miembros y colaborando con las demás Iglesias particulares con afecto colegial. Que el santo Obispo Romero los ayude a ser para todos signos de esa unidad en la pluralidad que caracteriza al santo Pueblo fiel de Dios.

Saludo también con especial afecto a los numerosos sacerdotes, religiosos, religiosas que están aquí y los que quedaron en la Patria. Ustedes, que se sienten llamados a vivir un compromiso cristiano inspirado en el estilo del nuevo santo, háganse dignos de sus enseñanzas, siendo ante todo «servidores del pueblo sacerdotal», en la vocación a la que Jesús, único y eterno sacerdote, los ha llamado. San Óscar Romero veía al sacerdote colocado en medio de dos grandes abismos: el de la misericordia infinita de Dios y el de la miseria infinita de los hombres (cf. Homilía durante la ordenación sacerdotal, 10 diciembre 1977). Queridos hermanos, trabajen sin descanso para dar cauce a ese anhelo infinito de Dios de perdonar a los hombres que se arrepienten de su miseria, y para abrir el corazón de sus hermanos a la ternura del amor de Dios, también a través de la denuncia profética de los males del mundo.

Quiero también dirigir igualmente un cordial saludo a los numerosos peregrinos venidos a Roma para participar en esta canonización, y también a los miembros de la comunidad salvadoreña de Roma. El mensaje de san Óscar Romero va dirigido a todos sin excepción, grandes y chicos, para todos. Me impresionó al entrar una abuela de noventa años que gritaba y aplaudía como si tuviera quince. La fuerza de la fe es la fuerza del Pueblo de Dios. Él, Óscar Romero, repetía con fuerza que cada católico ha de ser un mártir, porque mártir quiere decir testigo, es decir, testigo del mensaje de Dios a los hombres (cf. Homilía en el I Domingo de Adviento, 27 noviembre 1977). Dios quiere hacerse presente en nuestras vidas, y nos llama a anunciar su mensaje de libertad a toda la humanidad. Solo en Él podemos ser libres: libres del pecado, del mal, libres del odio en nuestros corazones –él fue víctima del odio–, libres totalmente para amar y acoger al Señor y a los hermanos. Una verdadera libertad ya en la tierra, que pasa por la preocupación por el hombre concreto para despertar en cada corazón la esperanza de la salvación.

Sabemos bien que esto no es fácil, y por eso necesitamos el apoyo de la oración. Necesitamos estar unidos a Dios y en comunión con la Iglesia. San Óscar nos dice que sin Dios, y sin el ministerio de la Iglesia, esto no es posible. En una ocasión, se refería a la confirmación como al «sacramento de mártires» (Homilía, 5 diciembre 1977). Y es que sin «esa fuerza del Espíritu Santo, que los primeros cristianos recibieron de sus obispos, del Papa…, no hubieran aguantado la prueba de la persecución; no hubieran muerto por Cristo» (ibíd.).

Llevemos a nuestra oración estas palabras proféticas, pidiendo a Dios su fuerza en la lucha diaria para que, si es necesario, «estemos dispuestos también a dar nuestra vida por Cristo» (ibíd.).

También desde aquí envío mi saludo a todo el Pueblo santo de Dios que peregrina en El Salvador y hoy vibra por el gozo de ver a uno de sus hijos en el honor de los altares. Sus gentes tienen fe viva que expresan en diferentes formas de religiosidad popular y que conforma su vida social y familiar: la fe del Santo Pueblo fiel de Dios. A los sacerdotes, a los obispos les pido: «Cuiden al Santo Pueblo fiel de Dios, no lo escandalicen, cuídenlo». Y no han faltado las dificultades, el flagelo de la división, el flagelo de la guerra; la violencia se ha sentido con fuerza en su historia reciente, pero ese pueblo resiste y va adelante. No son pocos los salvadoreños que han tenido que abandonar su tierra buscando un futuro mejor. El recuerdo de san Óscar Romero es una oportunidad excepcional para lanzar un mensaje de paz y de reconciliación a todos los pueblos de Latinoamérica. El pueblo lo quería a mons. Romero, el Pueblo de Dios lo quería. Y ¿saben por qué? Porque el Pueblo de Dios sabe olfatear bien dónde hay santidad. Y acá entre ustedes, yo tendría para agradecer a tanta gente, a todo el pueblo que lo ha acompañado, que lo ha seguido, que estuvo cerca de él. Pero, ¿cómo hago para agradecer? Así que elegí a una persona, una persona que estuvo muy cerca de él, y lo acompañó y lo siguió; una persona muy humilde del pueblo: Angelita Morales. En ella pongo la representación del Pueblo de Dios. Yo le pediría a Angelita si puede venir [aplausos y cantos mientras se acerca la Sra. Morales].

Junto a la alegría de todos ustedes, pido a María, Reina de la Paz, que cuide con ternura a todos los habitantes de El Salvador y que nuestro Señor bendiga a sus gentes con la caricia de su misericordia. Y, por favor… –¿Ustedes pagaron entrada para entrar acá, o no? [Responden: «¡No!»]–. Bueno, ahora van a tener que pagar, y el precio es que recen por mí. Rezamos a la Virgen antes de recibir la bendición. Ave María… San Óscar Romero [R: Ruega por nosotros], y los bendiga Dios Todopoderoso…

[Bendición]

“El Espíritu Santo nos dé la capacidad de soñar

 

34e191e14d4820a20079be1a4f08c2a6_XL

”El Sínodo sobre los jóvenes ha iniciado en un contexto difícil y aparentemente poco favorable para la Iglesia, en medio de tensiones, incredulidad, descenso en las vocaciones y contestación abierta a las enseñanzas de la Iglesia sobre temas importantes como el derecho a la vida y el rol de la fe cristiana en el tejido social y los derechos humanos. Por otra parte un signo de comunión y de esperanza es la presencia de dos obispos de China Continental que “por primera vez” pueden participar en un Sínodo. A pesar de las circunstancias complejas que rodean a esta presencia.

La Iglesia es consciente que el mundo juvenil ha cambiado radicalmente: Los jóvenes de hoy viven en un mundo globalizado, una red de interconexiones y de relaciones, de sufrimientos y contradicciones. Dice el Papa “Los jóvenes nos envían un mensaje claro: tenemos mucha fatiga para poner junto nuestro crecimiento, nuestro viaje hacia la edad adulta y la experiencia religiosa”.

La iglesia sabe que sin la fuerza de los jóvenes acabará perdiendo la capacidad de entusiasmo y fuerza. Sin temor a exagerar, este Sínodo es un momento clave para la Iglesia. Lo afirma el Papa: “Este Sínodo tiene la oportunidad, la tarea y el deber de ser un signo de la Iglesia que escucha realmente, que se deja interpelar por las peticiones de aquellos que salen a su encuentro, aunque no siempre tenga una respuesta preparada”, advirtiendo que además,… nos estamos jugamos nuestro rol profético junto a las nuevas generaciones. “Una Iglesia que no escucha está cerrada a la novedad, cerrada a las sorpresas de Dios, y no será creíble, sobre todo para los jóvenes, que inevitablemente se alejarán en lugar de acercarse”.

En este clima de dialogo el Papa invita a los Padres Sinodales a no dejarse “asfixiar y aplastar por los profetas de calamidades y del infortunio” o por sus propios “límites, errores y pecados”, sino que sean capaces “de encontrar espacios para inflamar el corazón y discernir los caminos del Espíritu”.

El sínodo, es un hito importante para la Familia Salesiana ya que apunta al núcleo de nuestro carisma y nos ofrecerá seguramente elementos que nos ayudarán a discernir nuevos caminos y formas de servicio a los jóvenes.

Las orientaciones del Papa en el discurso inaugural del sínodo son una inspiración para iniciar nuestro camino de discernimiento capitular a la escucha de los jóvenes y responder a la pregunta del CG28: ¿qué salesianos para los jóvenes de hoy?

“Ardor y pasión evangélica que engendra el ardor y la pasión por Jesús. Memoria que despierte y renueve en nosotros la capacidad de soñar y esperar. Porque sabemos que nuestros jóvenes serán capaces de profecía y de visión en la medida que nosotros, ya mayores o ancianos, seamos capaces de soñar y así contagiar y compartir esos sueños y esperanzas que anidan en el corazón”.

Fuente: ANS

15 de octubre, Santa Teresa de Jesús

teresa-de-jesus

Nada te turbe,
nada te espante,
todo se pasa,
Dios no se muda;
la paciencia
todo lo alcanza;
quien a Dios tiene
nada le falta:
Sólo Dios basta.

Eleva tu pensamiento,
al cielo sube,
por nada te acongojes,
nada te turbe.

A Jesucristo sigue
con pecho grande,
y, venga lo que venga,
nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
nada tiene de estable,
todo se pasa.

Aspira a lo celeste,
que siempre dura

La Mala Suerte

portada_la-mala-suerte_marta-robles_201806061143
No hace mucho tuve el placer de entrevistar a Marta Robles sobre su última novela “La mala suerte” y entre otras cosas me dijo lo siguiente “Creo que hay muchos temas para reflexionar en esta novela”, una vez leída, tiene toda la razón.
Marta nos sumerge en el lado oscuro de la persona que es capaz de cruzar todo tipo de líneas rojas con tal de conseguir su objetivo, temas que no te dejan indiferente. 
Otro caso del detective Roures que poco a poco se va complicando, llevándonos a lugares donde el delito se hace de una manera sutil.
Un novela donde Marta Robles deja patente lo buena escritora que es, tejiendo una historia que desde la primera página te va atrapando, es como un caleidoscopio donde se te presentan una gama de colores, en este caso son personajes de distinta procedencia con su propia historia y que cada uno de ellos daría para otra novela, personajes sólidos y bien construidos que le dan a “La mala suerte” una solidez en su desarrollo que hace que te sumerjas enseguida en ella, bien documentada dibuja unos personajes muy reales con su cielo y su infierno cada uno de ellos.
La trama te transporta de Mallorca,Madrid o Bosnia recorridos vitales de algunos de los personajes.
En definitiva Marta Robles ha escrito una buena novela con una historia que hace pensar. Que hace que sea muy recomendable leerla.

Alberto López Escuer

Ana López Arias: “Mi relación con Dios va a golpe de latidos”

Ana y familia
Ana es pura vida, una hermana muy querida que transmite mucho amor en esta entrevista, amor a Dios, a su prójimo, a la familia a su vocación de Salesiana Cooperadora. Mujer acogedora y con las ideas muy claras
1. ¿Quién es Ana Arias? Preséntate por favor
¿Quién soy? Pues una manchega que vino a Bilbao cuando tenía 12 años y que se ha quedado aquí porque se sintió tan querida y tan bien acogida, que ¡dónde iba a estar mejor, pues!
Soy salesiana cooperadora del centro de Deusto (Bilbao). Estoy casada con Natxo, una personita muy muy especial que tiene un corazón que no le cabe en el pecho. Y soy madre de dos niños maravillosos, que me están ayudando a redescubrir el mundo.
Y me encanta bailar…. ¡Bailarle a la vida, es la mejor medicina!

2. ¿Cómo conociste a los salesianos?
El primer contacto con los salesianos fue a través de mis hermanos. Estudiaban en el colegio de Salesianos de Paseo Extremadura y allí íbamos a la misa dominical toda la familia.
Más adelante, mi hermano mayor y luego mi hermano pequeño empezaron su formación como salesianos. En aquellos años, fue cuando más conocí a los salesianos.
Me encantaba ver la cantidad de chavales que se movían por el colegio los fines de semana.
Pero sobre todo, ¡la alegría!

3. ¿Cómo surgió tu vocación como Salesiano Cooperador?
Siempre que pienso es esto, me doy cuenta de lo curiosa que es la vida.
En mi presentación os he hablado de la acogida, ¿verdad?
Cuando llegamos a Bilbao, andábamos un poco despistadillos y a mi madre le ayudó mucho un salesiano Ismael. ¡Un hombre muy especial!
Ismael cogió a mi hermana por banda y le ofreció entrar en un grupo de formación en Deusto con más gente.
Mi hermana dijo que sí y yo no sé por qué, me quedé esperando que me lo ofreciera a mí también pero no fue así. Ya os digo cosas de la vida.
Sin embargo, un día, Ismael le propuso a mi hermana ir a una reunión con cooperadores de otras zonas de Bilbao. Y me salió del alma “¡Yo también quiero ir!. Así Maite no va sola… ”
Y allá que nos presentamos. Y ese día salí de esa reunión muy tocada.
Hablamos de qué significaba ser salesiano cooperador. Pero os puedo asegurar que la gente que estaba allí no habló de frases hechas escritas en un papel. Habló de vida, y eso fue lo que me cautivó.
Mi relación con Dios va a golpe de latidos, y ese día el corazón no me paró de latir.
ESE ERA MI SITIO.

4. ¿Qué episodio de la vida de Don Bosco te llama la atención?
La vida de Don Bosco, toda ella, me emociona y me toca mucho el corazón. Pero lo que más me llama la atención de su vida es su CONFIANZA.
Y lo pongo en mayúsculas: Confianza en Dios, en la Virgen y en sus chavales.
La escena con Bartolome Garelli, para mí es muy especial. Y es que D.Bosco confió en el chaval, y le dio pruebas de esa confianza. Como bien decía él:
“No basta amar, es preciso lograr ser amado”

5. ¿Cómo es un día en tu vida?
Yo diría que intenso…. como la mayoría de los padres de esta época que nos ha tocado vivir.
Trabajo por la mañana como informática y por la tarde a la carrera con los niños.
Hacemos todo lo posible por compaginar las extraescolares de la familia.
Para nosotros el baile y el teatro son tan importantes como el inglés
Y el mejor momento es la cena, cuando tratamos de contar algo bueno que nos haya pasado en el día o sino… historietas de cuando éramos pequeños.
Mi hijo pequeño se muere de risa, imaginándose las situaciones que les contamos.

6. ¿Cuáles son las personas referentes en tu vida?
Sin lugar a dudas, mi madre. Creo que los que la hayan conocido sabrán por qué.
Su amor a Dios era inmenso y era real.
Su vida fue un regalo y todavía hoy es el día que me encuentro con gente que fue tocada con su amor y me dice por ejemplo: “Es que con tu madre podía hablar, es que ella me ayudó, es que me escuchó”
Ella era así, siempre dando amor y conseguía el milagro, que la gente se sintiera amada.

7. ¿Cómo se puede hacer vida la frase “Signo y portador del amor de Dios a los jóvenes”?
Pues como hacía mi madre. Amando.
Dios ama a los jóvenes y nosotros somos el instrumento para que ellos se sientan amados.
Ahí queda eso.
Hablo por mí cuando digo que somos muy egoístas. Pensamos que trabajamos en un centro juvenil, que hacemos actividades con chavales y que estamos cambiando el mundo.
No somos nosotros, ¡es Dios!. No se trata de nuestros logros, se trata de que ellos sepan que no están solos.
Y la única forma de conseguirlo es con la oración. Ese diálogo diario con quién más nos quiere.
Eso es lo que nos ayuda a olvidarnos de nosotros y confiar en Él.

8. ¿Cómo ves a los jóvenes de esta generación respecto a la iglesia?
Esta generación es maravillosa.
Está claro que el compromiso no está de moda, que ser católico no está de moda, que no hacer lo que hace todo el mundo no está de moda.
Y aún así, hay jóvenes maravillosos con una formación humana y cultural admirable.
Hace unos pocos años escuché a los monitores de un centro juvenil hablar de integración, con chavales con ciertas discapacidades
Yo lo pensaba y decía “En mis tiempos… no eramos capaces de distinguir si un chaval tenía alguna discapacidad y de qué tipo”.
Actuábamos de buena fe, eso sí. Pero veo ahora a los monitores hablando con los padres, intentando conocer más a los chavales y ¡Me encantaaaaaa!

9. ¿El mejor momento de tu vida?
Una de las frases que me definen es : “Vivir el día a día”
Así que el mejor momento, este. AHORA.

10. ¿Qué crees que les diría Don Bosco a los jóvenes actuales?
Les diría : ¡BIENVENIDOS! , venid, venid, que hay sitio para todos.

 

14 de octubre,canonización de Pablo VI y Oscar Romero

PabloVIRomero_OficinaCanonizacion_050518

El Papa Francisco canoniza hoy a siete beatos: Pablo VI y Óscar Arnulfo Romero, que son ampliamente conocidos, junto con otros cinco, que también serán elevados a los altares: el sacerdote diocesano Francesco Spinelli; Vincenzo Romano, fundador del Instituto de las Adoratrices del Santísimo Sacramento; Maria Kahtarina Kasper, fundadora del Instituto de las Pobres Siervas de Jesucristo; Nazaria Ignacia March Mesa, fundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras Cruzadas de la Iglesia y el joven obrero Nunzio Sulpricio. Hoy es un día propicio para que reflexionemos sobre lo que significa una canonización, cuál es el proceso que se sigue, qué aporta a la Iglesia, en definitiva, qué sentido tiene en los tiempos actuales.

La canonización significa el reconocimiento de que una persona ha realizado en su vida el ideal cristiano, con fidelidad y constancia; de que ha llevado a la vida el mensaje del Evangelio con obras y palabras, de una manera real y objetiva. Es un reconocimiento solemne que hace la Iglesia; y con la canonización se propone a esta persona concreta como ejemplo, como inspiración, y a la vez se autoriza la veneración y la plegaria pidiendo su intercesión. Por otra parte, las canonizaciones nos recuerdan también la realidad de la comunión de los santos, es decir, el hecho de la comunión misteriosa, pero real, con las personas que nos han precedido. Porque nuestra vida no termina con la muerte, sino que se transforma, y al finalizar nuestra estancia de peregrinos en la tierra, llegamos a nuestro destino definitivo en el cielo.

La proclamación como santo es el final de un largo proceso que consta de cuatro etapas. La primera es la declaración de Siervo de Dios. El obispo diocesano y el postulador de la causa solicitan iniciar el proceso de canonización y presentan a la Santa Sede un informe sobre la vida y las virtudes de la persona. Previamente se realiza una exhaustiva investigación con personas que la conocieron, para saber si en verdad su vida fue ejemplar y virtuosa. La Santa Sede por medio de la Congregación para las Causas de los Santos, examina el informe y responde oficialmente dictando un decreto en el que declara que nada impide iniciar la causa.

La segunda etapa es la declaración de Venerable. La Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano aprueba la “positio”, un documento en el que se incluyen, además de los testimonios de los testigos, los principales aspectos de la vida, virtudes y escritos del Siervo de Dios. Si por estas detalladas averiguaciones se llega a la conclusión de que sus virtudes, fueron heroicas, el Santo Padre lo declara Venerable. Esta parte comprende el proceso sobre la vida y las virtudes del Siervo de Dios; el proceso de los escritos, en el que una comisión de expertos analiza sus escritos; la elaboración y presentación de la “positio”; el examen por parte de una Comisión de teólogos consultores; finalmente, si es aprobada la “positio”, el Santo Padre dicta el Decreto de Heroicidad de Virtudes.

La declaración de Beato es la tercera etapa. Para que un Venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión. Dicho milagro debe ser probado a través de una instrucción canónica especial, que incluye el parecer de un comité de médicos y de teólogos. El milagro no es requerido si la persona ha sido reconocida como mártir. Por último, la canonización. Para ello es necesario otro milagro atribuido a la intercesión del beato y ocurrido después de su beatificación. La Congregación para las Causas de los Santos examina este segundo milagro presentado siguiendo los mismos pasos que para el primer milagro que se presentó para la beatificación. El Santo Padre aprueba el Decreto de Canonización, que culmina con la celebración en la basílica de San Pedro o en la plaza de San Pedro del Vaticano.

Las personas canonizadas se nos proponen como ejemplo, como inspiración. En todas ellas brilla la coherencia de vida, la fidelidad al Señor, la entrega generosa, la aceptación de la cruz, la profunda vida espiritual, el celo evangelizador, la dedicación a los más pobres y pequeños. Que su ejemplo e intercesión nos ayuden, pues, a superar todo tipo de tentaciones en el camino de santidad que todos estamos llamados a recorrer.

 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa.

Fundente: revistaecclesia.com