La actualidad de un gran Santo: San Juan Bosco

05-ColleDB

(ANS) – Muchos de los proyectos que se asocian tradicionalmente con la figura de Don Bosco como son el oratorio, las instituciones Educativas, los Centros de formación profesional, las Universidades, los albergues para muchachos, no eran sus invenciones ni creaciones. Sin embargo, nada de lo que Don Bosco realizó y reinterpretó siguió siendo el mismo después de su paso. Con elementos ya conocidos, pudo crear modelos universalmente apreciados que se mantuvieron vigentes a lo largo de los siglos. Esta es la característica de su modelo y de sus proyectos, esta es la característica de la actualidad de un gran santo.

El secreto de Don Bosco probablemente estaba en sus sueños. Delante de un muchacho vagabundo o sin familia, no veía lo que veían el común de los mortales: un futuro criminal, y tipo que no hace nada. Don Bosco veía “soñaba” en el adulto que ese joven podría convertirse: en un maestro de trabajo, con habilidades técnicas y con cualidades humanas.

Los jóvenes siempre estuvieron en primer lugar, no solo en su corazón, sino también en su vida diaria. Recuerdan que Don Bosco tenía dos razones para interrumpir sus conversaciones más importantes: si el Papa lo llamaba o si un muchacho lo necesitaba porque tenía problemas.

Entre las muchas actividades a las que se dedicó fue principalmente a su oratorio, al desarrollo de su obra, a sus deberes como sacerdote, a la caridad con los pobres y la búsqueda a la búsqueda de sus benefactores; pero siempre dejaba un espacio para el diálogo directo con sus hijos, con los muchachos, escuchando sus historias y sus experiencias, dando consejos, y ofreciendo “palabra al oído” que podía tranquilizar ansiedades y temores entre sus jóvenes.

Desde muy joven fue capaz de absorber algo bueno donde quiera que estaba rodeado. Aprendió los trucos de acróbatas para impresionar a sus compañeros, aprendió el duro trabajo en el campo, aprendió de las experiencias dolorosas como el asistir a las prisiones y ayudar a los condenados a muerte. Todo esto lo llevó a madurar una extraordinaria riqueza de experiencias que lo utilizó en su tarea como educador.

En una época en que muchos hombres de la iglesia se mostraban distantes a la gente pobre y a los jóvenes, Don Bosco encarna la cercanía, la proximidad, la Iglesia “en salida”, y va en busca de los últimos y de los olvidados. El trabajo salesiano nació de su dulce enfoque hacia un muchachito golpeado y botado de la sacristía donde Don Bosco debía celebrar la Misa, y el nombre de aquel jovencito se le quedó grabado en su corazón: Bartolomé Garelli. Hoy, muchas personas y miles de familias envían a sus hijos simplemente “al Don Bosco”, porque su nombre inspira, su nombre abre corazones, su nombre educa, su nombre llama a la Santidad.

Han pasado 203 años del nacimiento de Juan Bosco, un 16 de agosto de 1815 nació en un pueblito llamado I Becchi y este santo, el Padre de los jóvenes, sigue siendo tan actual como hace siglos.

¿Esta es la televisión que queremos?

38819561_1739865189400423_7581014398706122752_o

Espermiograma: Análisis cualitativo y cuantitativo del esperma.

 A uno de los colaboradores de un programa televisivo de los llamados del corazón  le ofrecieron hacerse un espermiograma en directo, he comenzado con la definición que recoge el diccionario de la RAE de dicha prueba , uno se queda de piedra de lo que es capaz la gente de hacer por dinero o por estar en el candelero.

Algunas preguntas me vinieron a la mente cuando vi que él aceptaba:

¿Vale todo por aumentar la audiencia? ¿A dónde vamos a llegar? ¿Qué clase de televisión alimentamos? ¿Esta es la televisión que queremos? ¿Quién puede poner límites a todo esto?

Preguntas que probablemente algunos de vosotros os haréis, también me podéis decir que con cambiar de canal y ver otra cosa bastaría, seguro que tenéis razón  pero como educador que soy me preocupan los mensajes que se transmiten en este tipo de programas, que se dedican a escudriñar en vidas ajenas, algunos se dejan escudriñar a cambio del poderoso caballero don dinero.

Uno siente vergüenza ajena cuando ve estas cosas y se apunta a la frase de Groucho Marx:  ”Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me voy a otra habitación y leo un libro”, en este caso esta máxima de Groucho es de lo más oportuno.

No deja de ser sonrojante a los límites que se está llegando, gente que sin oficio ni beneficio se dan unas ínfulas con soberbia y prepotencia.

¿Este tipo de valores queremos transmitir a los jóvenes? Si es así tenemos la televisión que merecemos.

 

Alberto López Escuer

 

Solemnidad de la Asunción de la Virgen María

AsuncionVirgenMaria-15Agosto

La fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María, se celebra en toda la Iglesia el 15 de agosto. Esta fiesta tiene un doble objetivo: La feliz partida de María de esta vida y la asunción de su cuerpo al cielo.

“En esta solemnidad de la Asunción contemplamos a María: ella nos abre a la esperanza, a un futuro lleno de alegría y nos enseña el camino para alcanzarlo: acoger en la fe a su Hijo; no perder nunca la amistad con él, sino dejarnos iluminar y guiar por su Palabra; seguirlo cada día, incluso en los momentos en que sentimos que nuestras cruces resultan pesadas. María, el arca de la alianza que está en el santuario del cielo, nos indica con claridad luminosa que estamos en camino hacia nuestra verdadera Casa, la comunión de alegría y de paz con Dios”. Homilía de Benedicto XVI (2010)

Fuente: Aciprensa

 

 

 

Conversaciones con Oscar Rodríguez Maradiaga.

 

solo-el-evangelio-es-revolucionario

Este libro es una conversación entre hermanos, el cardenal hondureño  Maradiaga –responde a la preguntas de Antonio Carreiro, ambos son salesianos, hijos de Don Bosco. El Cardenal hace un repaso de su vida, desde que entró en la Congregación Salesiana hasta que ha sido elegido por el Papa Francisco para coordinar el Consejo de nueve cardenales para, entre otras cosas, realizar una reforma en la curia vaticana.

Una historia al del Cardenal Maradiaga que siempre ha estado abierta a la voluntad de Dios, siempre se ha puesto en sus manos, como deja plasmado en este libro.En esta conversación entre hermanos se habla de los salesianos, de la Iglesia, del papado de Francisco y, como no podía ser de otra manera tratándose de dos hijos de Don Bosco , se conversa sobre los jóvenes, de sus inquietudes, de sus problemas y esperanzas.

Un libro que te hace participe de los retos que se plantean para la Iglesia, que te ayuda a conocer a un Cardenal como Oscar Rodríguez Maradiaga, que trata de ser en su vida, signo y portador del amor de Dios con su prójimo, el cercano y el lejano. Sencillez, humildad y disponibilidad se dibujan en el retrato de este servidor de la Iglesia  que es el cardenal Maradiaga.Un libro que sus paginas transcurren como los meandros de un río, aportándote serenidad y perspectiva.

Un buen libro para nuestra formación cristiana que nos abre las miras al mundo con los ojos de un cardenal hijo de Don Bosco.

 

Alberto López Escuer

San Maximiliano Kolbe

Captura-de-pantalla-2016-08-13-a-las-16_31_40

«El hombre que confió en la Inmaculada. Franciscano, mártir de la caridad. Se ofreció como víctima en el campo de concentración de Auschwitz para salvar a un padre de familia. Había fundado la Milicia y la Ciudad de la Inmaculada»

De él dijo Juan Pablo II que «hizo como Jesús, no sufrió la muerte sino que donó la vida». Poco antes de la invasión de Polonia, el santo había escrito: «Sufrir, trabajar y morir como caballeros, no con una muerte normal sino, por ejemplo, con una bala en la cabeza, sellando nuestro amor a la Inmaculada, derramando como auténtico caballero la propia sangre hasta la última gota, para apresurar la conquista del mundo entero para Ella. No conozco nada más sublime». Dios le tomó la palabra.

Raymond nació en Zdunska Wola, Polonia, el 8 de enero de 1894. Sus padres, María Dabrowska, que no pudo cumplir su sueño de ser religiosa, y Julio Kolbe, integrados en la Tercera Orden Franciscana, le transmitieron su fe y devoción por la Virgen. De cinco varones habidos en el matrimonio, dos fallecidos prematuramente, los tres que sobrevivieron crecieron impregnados de la espiritualidad franciscana. En 1906 el pequeño Raymond había tenido una visión en la que María se le presentaba con una corona blanca y otra roja cuyo simbolismo interpretó como una simbiosis de pureza (la blanca) y vaticinio de su martirio (la roja). María Dabrowska, conocedora del hecho, guardó en su corazón, como hizo la Virgen, esta espada de dolor que sabía iba a ser motivo de gloria eterna para su querido hijo. Éste asentó en la Madre del cielo su vida y quehacer apostólico.

A los 13 años ingresó en el seminario franciscano de Lviv, junto a Francisco, su hermano mayor. Allí acrecentaba su oración, su amor al estudio y daba pruebas de férrea vocación. Sin embargo, la promesa de defender a María, que ambos hicieron, iba acompañada para Raymond de la idea de las armas. Combatiría por Ella rememorando el día en el que el monarca polaco Juan Casimiro consagró su país a la Virgen, ante la imagen de Nuestra Señora de Czestochowa. Todo ello venía a su mente y a su corazón porque la paz se había roto en la frontera de Lviv ocupada por los rusos y dominio austriaco. No tardó en darse cuenta de que sacerdocio y armas eran irreconciliables, pero se sentía llamado a engrosar las filas de los que se disponían a luchar para defender su patria.

Hubo un momento en que experimentó el aguijón de la duda respecto a su vocación; influyó en la voluntad de su hermano, y los dos decidieron abandonar el convento. Pero ahí estaba la madre, orando y velando por sus hijos, con tanta fe que llegó a visitarlos justo en el momento oportuno. Era portadora de una gozosa noticia. Les comunicó que iba a unirse a ellos Joseph, el menor de los hermanos, y que ambos progenitores habían acordado dedicarse a servir a Dios exclusivamente.

Disipada la vacilación, en septiembre de 1910 Raymond inició el noviciado. Al profesar tomó el nombre de Maximiliano. Cursó estudios de filosofía y teología en Roma entre 1912 y 1919, obteniendo el doctorado en ambas disciplinas, aunque también destacaba brillantemente en matemáticas y en física. En esta época la Virgen le inspiró la fundación de la Milicia de la Inmaculada. Ya sacerdote regresó a Polonia con una gran debilidad física, pero con un espíritu apostólico imbatible. Su mala salud lo liberó de otros compromisos y pudo dedicarse por entero a promover la Milicia que materializó en su país junto a otro grupo de religiosos en 1919. Llevado por su excelso amor a María, y creyendo que era una vía para rescatar las almas, creó la revista mensual «Caballero de la Inmaculada», cuya tirada ascendía al millón de ejemplares en 1939. Con esta publicación llegaba a hogares polacos y de otros lugares del mundo. Al mismo tiempo impartía clases en Cracovia.

En 1929 fundó la primera «Ciudad de la Inmaculada», que tuvo su sede en el convento franciscano de Niepokalanów, y que pronto fue bendecida con tal cúmulo de vocaciones que se convirtió en el mayor monasterio de la época y uno de los más numerosos en toda la historia de la Iglesia. Dos años más tarde, respondiendo a la solicitud de petición de misioneros que hizo el papa, partió voluntariamente a Japón donde creó otra nueva Ciudad y difundió la revista mensual. Abrió un noviciado y un seminario. Con un apostolado en el que incluía prensa y radio seguía adelante con su sueño de «conquistar todo el mundo, todas las almas, para Cristo, para la Inmaculada, usando todos los medios lícitos, todos los descubrimientos tecnológicos, especialmente en el ámbito de las comunicaciones».

En 1936 regresó a Polonia ya que en su ausencia Niepokalanów había atravesado alguna crisis. Con la ocupación nazi acogió allí a miles de desplazados de Poznań, los cobijó y asistió espiritualmente. En febrero de 1939 la Gestapo le apresó y le internó en los campos de concentración de Amtlitz y en el de Ostrzeszów. Aunque fue liberado, en 1941 volvieron a detenerle. Le condujeron a Pawiak y de allí le trasladaron a Auschwitz asignándole el número 16670. El 3 de agosto de 1941 se escapó un prisionero, y como castigo fueron seleccionados otros 10 para ser ejecutados. Raymond escuchó el clamor de uno de ellos, Francis Gajowniczka, que sufría por su familia. Dio un paso al frente y se ofreció al comandante para morir en su lugar al tiempo que daba fe de su condición sacerdotal. Era otro signo visible de su santidad.

Fue condenado a morir de hambre en una cámara subterránea, el temible búnker nº 13, junto a los 9 restantes prisioneros. Él, que había escrito: «Tengo que ser tan santo como sea posible», en esas condiciones siguió oficiando la Santa Misa con la ayuda de algunos guardianes que le proporcionaban lo preciso para consagrar, compartiendo rezos y cánticos con sus compañeros y alentándoles en esas crueles circunstancias. Tres semanas más tarde era el único superviviente; el resto fueron muriendo poco a poco. De modo que sus verdugos le aplicaron una inyección letal el 14 de agosto de 1941. Su madre tuvo directa noticia del martirio que estaba dispuesto a sufrir por la carta que él le había dirigido. Pablo VI lo beatificó el 17 de octubre de 1971. Juan Pablo II lo canonizó el 10 de octubre de 1982

 

Fuente: Zenit

Cardenal Bo: La ‘inadmisibilidad’ de la pena de muerte es la ‘afirmación sin miedo’ de la dignidad humana

Cardenal-Bo-2016-CCEW-

(ZENIT ).- El Cardenal Charles Bo elogia como una “afirmación valiente para proteger la dignidad humana” la reciente revisión que ha hecho la Iglesia del artículo del Catecismo que declara que la pena de muerte, bajo todas las circunstancias, es “inadmisible”.

El Cardenal salesiano de Yangon, Myanmar, subrayó esto en un mensaje que ofreció a ZENIT el 10 de agosto de 2018, titulado “Pena de muerte y juegos mortales”.

El Cardenal dio la bienvenida a la sección revisada del Catecismo y elogió al Santo Padre y la acción de la Iglesia para proteger la dignidad humana.

“Con la misericordia y la compasión características que han marcado su papado, nuestro querido Santo Padre Francisco ha corregido inequívocamente la aberración histórica”, dijo.

“La Iglesia Católica –subraya el Cardenal Bo– de ahora en adelante nunca comprometerá el derecho a la vida bajo ninguna circunstancia y no apoyará la pena de muerte en ninguna forma”.

Myanmar está emergiendo de décadas de gobierno militar después de que el partido Aung San Suu Kyi de la Liga Nacional por la Democracia ganara las elecciones de 2015 y asumiera el cargo.

La minoría musulmana de los rohingyas es considerada por la ONU como una de las más perseguidas. Según datos del Proyecto Arakan, una organización humanitaria que defiende los derechos rohingyas, desde 2010, unos 100.000 miembros de la minoría han huido de Birmania (Myanmar) por mar. La violencia entre budistas radicales y rohingyas ha dejado, desde 2012, más de 200 muertos y 140.000 desplazados.

En el mensaje, el Cardenal Bo señala que este “gran anuncio” fue recibido con mucha alegría y esperanza por grupos de derechos humanos y por personas de buena voluntad. El Cardenal de Myanmar agradeció al Pontífice su “valiente afirmación del principio cristiano de la dignidad humana”.

Reconociendo que “incluso aquellos que cometieron crímenes atroces tienen derecho a la vida”, destacó: “El Papa Francisco cerró todas las ambigüedades y anunció con valentía que la pena de muerte es abominable en todas las circunstancias”.

Tras señalar que la Iglesia ha seguido observando y protegiendo fielmente la dignidad humana, hizo hincapié en que, dado que todos los hombres y mujeres han sido creados a la imagen de Dios, todos merecen la dignidad humana.

“El anuncio de nuestro querido Papa Francisco es una afirmación de esa posición moral fundamental”, dijo el cardenal, y señaló que teniendo en cuenta la fuerza moral del Pontífice, todos debemos alegrarnos.

Sin embargo, el viaje es largo, admitió, lamentando que la dignidad humana se abuse de forma gradual en otros lugares.

“En la esclavitud, en la discriminación, en el tráfico de mujeres y niños para la industria del sexo, en la guerra y el desplazamiento, la santidad de la dignidad humana continúa siendo violada con impunidad”.

“Estos crímenes –ha dicho– son sentencias de muerte adicionales para las víctimas”. Además, los “juegos mortales” -como el boxeo, el kick boxing y otros juegos corporales peligrosos-, el cardenal salesiano también advirtió, “legitima la violencia y la muerte como deporte y entretenimiento”. Las sociedades civilizadas, subrayó, necesitan alejarse de estos “bárbaros” deportes, “que provocan violencia.

El Cardenal Bo concluyó rezando: “Que el valiente paso dado por el Santo Padre inspire a los gobiernos y otros actores de la sociedad civil a trabajar para abolir todas las formas de muertes incrementales y deportes peligrosos”.

Marta Robles, mujer serena

Marta Robles.png 1

Marta Robles es una periodista y escritora que me fascina, con una voz muy familiar que reconoces enseguida, más si has sido uno de los que has disfrutado con sus programas de radio.Una mujer que cuando participa en debates cada una de sus aportaciones son objetivas  y su manera de exponerlas aportan serenidad y construyen.Transmite calma, no dice una palabra más alta que otra, es una voz autorizada, gran periodista, escritora, que sus historias te enganchan desde la primera pagina.Ejerce un periodismo veraz, anclado fuertemente en la realidad eso le ha hecho ganarse un gran prestigio en la profesión. Cuando te encuentras con ella es acogedora, simpática y con la palabra oportuna para ti, te hace sentir cómodo, lejos de cualquier divismo es una mujer sencilla, muy elegante, una gran dama con mucho estilo y clase. Marta  es sinónimo de profesionalidad, de prestigio ganado a base de mucho trabajo.

Su trayectoria lo dice todo, radio, televisión, prensa, literatura… disfruto cuando leo alguno de sus artículos, siempre aprendes algo nuevo, personalmente es uno de mis referentes y también lo es de mi hija, cosa que me alegra mucho, las nuevas generaciones necesitan espejos donde mirarse. Marta es uno de ellos una mujer que transmite valores muy positivos.

Marta Robles una mujer que dignifica su profesión.

 

Alberto López Escuer

 

“¡Qué gran don es la fe!”

1479855941389777

 

 

 

 

 

 

DOMINGO 19 DEL TIEMPO ORDINARIO

Ciclo B

Textos: 1 Re 19, 4-8; Ef 4, 30 – 5, 2; Jn 6, 41-51

Antonio Rivero, L.C. Doctor en Teología Espiritual, profesor en el Noviciado de la Legión de Cristo en Monterrey (México) y asistente del Centro Sacerdotal Logos en México y Centroamérica, para la formación de sacerdotes diocesanos.

Idea principal: Sin fe es imposible entender, valorar y acercarse al banquete donde se nos sirve este Pan de vida eterna, que es Jesús.

Síntesis del mensaje: Sigue la catequesis de Jesús sobre el Pan de la Vida en la sinagoga de Cafarnaún. Hoy Cristo nos pide fe para creer que Él es el verdadero Pan de la vida que Dios envía a la humanidad para que sacie su hambre. El que crea en Él tendrá la vida eterna.

Puntos de la idea principal:

En primer lugar, la fe puede pasar por momentos duros psicológicos, como le pasó al profeta Elías en la primera lectura de hoy. Elías, huyendo de las amenazas de muerte de la reina Jezabel, es vencido por el miedo y la depresión, a pesar de haber hecho gala de coraje y confianza en la escena anterior. Esta imagen del profeta, tocando los límites de la existencia, resulta entrañable y conmovedora. No menos conmovedores son los cuidados de Dios hacia el profeta, brindándole comida y aliento por medio de un ángel en una doble escena que nos recuerda la del torrente Querit. Ya en el desierto, la huida de Elías se convierte en peregrinación hacia el Horeb, la montaña de Dios: “Fortalecido por ese alimento, caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta la montaña de Dios, el Horeb”. Elías parece desandar el camino del pueblo en busca de los orígenes de la fe. Para acercarnos y gustar del Pan de la Eucaristía tenemos que vencer todos los obstáculos desde la fe y confianza en Dios. Dios le dio a Elías pan para comer, y lo llenó de energía. Así también a nosotros en la Eucaristía.

En segundo lugar, el Evangelio me invita a purificar la fe de otros obstáculos mentales. La gente, que ha seguido a Jesús hasta ahora más por interés propio que por fe, lo empieza a criticar. No están listos para creer y seguir sus palabras, cuando les reprocha su prudencia humana y sus ideas preconcebidas. No es extraño a nuestra propia experiencia: tendemos también a elegir lo que nos gustaría o no nos gustaría creer. Jesús deja bien claro que la fe es un regalo de Dios: “Nadie puede venir a mí si mi Padre que me envió no lo atrae”. ¡Tenemos que sentir la atracción por Jesús! De lo contrario, cualquier tío-vivo, carrusel psicodélico o feria de la plaza nos llamará más la atención que este Pan de vida eterna.

Finalmente, y con la fe robustecida y purificada, entonces estamos preparados para comer de este Pan y nuestra alma tendrá vida; creceremos en fe, esperanza, amor a Dios; amor, justicia y solidaridad con los demás. Si comemos el Cuerpo de Cristo, no moriremos para siempre; viviremos para siempre después de la muerte, pues la Eucaristía es prenda de la gloria futura. La semana pasada contemplamos la Eucaristía como sacrificio; sacrificio incruento de Cristo, actualizado en la santa misa. Hoy damos un paso más: la Eucaristía también es prenda de la gloria final. El que la recibe como corresponde, vivirá para siempre. No quiere decir, lógicamente, que la recepción de la Eucaristía nos ahorre la muerte corporal. Nosotros comulgamos con frecuencia, y a pesar de todo un día moriremos. Acá se trata de la muerte espiritual, de la muerte eterna. El Pan que desciende del cielo nos libra de esa muerte y nos da la vida que no perece. Todo alimento nutre según sus propiedades. El alimento de la tierra alimenta para el tiempo. El alimento celestial, que es Cristo, Pan bajado del cielo, alimenta para la vida eterna. Nuestro Horeb es el cielo. Hasta allí, hasta ese umbral, nos acompañará el Pan bajado del cielo.

Para reflexionar: ¿Cuáles son mis motivaciones para recibir la Santa Comunión? ¿Disfruto de este banquete de la Eucaristía? ¿Cada día crece mi fe en la Eucaristía?

Para rezar: Gracias, Señor, por tu Eucaristía que no sólo nos acompaña en nuestra peregrinación al cielo, sino que, en cierto modo, ya desde ahora siembra algo de “cielo” en nuestro interior. Señor, dame conciencia de que en la Sagrada Comunión te recibo a Ti resucitado y glorioso; y me aplicas el fruto de tu Pasión y me comunicas el germen de tu resurrección. Me da alegría lo que me dice san Gregorio de Nisa: “al recibirte, me conviertes en principio de resurrección, frenando en Ti la descomposición de mi naturaleza”. Tú eres, Señor, el remedio de inmortalidad, como decía san Ignacio de Antioquía. Y yo lo creo.

 

Antonio Rivero

Rector Mayor: “Si al menos un joven cambió de vida, estamos construyendo una historia de salvación”

4aa75c7cc60ea0485383f8ca4faf393c_XL
(ANS ) – Estas jornadas del Rector Mayor en la Inspectoría “São João Bosco” de Brasil-Belo Horizonte, estuvo cargado de muchas actividades. En la mañana del martes 08 de agosto, el P. Á. F. Artime participó en el Congreso Salesiano Internacional de Educación, evento que reúne a educadores donde reflexionan sobre Educación, gestión, Emprendimiento e Innovación.

El Rector Mayor presidió la Eucarística que abrió las actividades del día y fue concelebrada por sacerdotes de la Inspectoría “São João Bosco”. En su homilía, destacó la importancia de buscar la felicidad auténtica y profunda y el deseo que todo educador salesiano debe hacer la diferencia en la historia de los jóvenes. “Si al menos un joven hizo un cambio de vida, es señal de que estamos construyendo una historia de salvación”, destacó.

Después de la Santa Misa el Rector Mayor concedió entrevista al grupo de la TV-Canção Nova, uno de los grupos que pertenece a la Familia Salesiana.

En la conferencia que ofreció, insistió en la necesidad de “escuchar y acompañar en la acción educativo-pastoral salesiana”. “Muchos jóvenes necesitan de nosotros, pero a veces no saben cómo o no tienen el coraje de decir: ‘necesito ayuda’. Por eso, los salesianos y los educadores deben tener los ojos abiertos y los oídos atentos, como hacían Don Bosco y Madre Mazzarello”, dijo.

“Tenemos que ser amigos de los jóvenes – continuó – A veces, ellos necesitan una palabra que sea la ‘palabra de un padre’ o de una ‘madre’. En muchas ocasiones de mi vida salesiana, pude ver a jóvenes que necesitaban mi ayuda como ‘padre’. Este es el arte de escuchar y acompañar”, explicó.

Por la tarde, visitó la Casa Don Bosco, refugio que realiza el trabajo de acogida institucional y atiende a jóvenes de 12 a 17 años. Con su estilo paterno, cercano conversó y bromeó con los muchachos, escuchó sus historias, y los animó a seguir formándose.

Por la noche, el Rector Mayor regresó al Congreso donde participó en una Noche Cultural, que contó con presentaciones de música, danza y teatro, realizadas por los adolescentes y jóvenes de Belo Horizonte y Pará de Minas.

El miércoles 9 el P. Á. F. Artime concluyó su visita en Belo Horizonte con una celebración Eucarística para los salesianos de la Inspectoría “São João Bosco”. Continúa su viaje a Brasilia, donde participó de la presentación de los dos primeros volúmenes de las Memorias Biográficas traducidas al portugués, y tuvo un encuentro con los integrantes de la Familia Salesiana.

Sting presenta el espectáculo ‘Juicio universal’ al Papa Francisco Su principal protagonista es la Capilla Sixtina

 

Sting (1)
(ZENIT).- El artista británico Sting presentó al Papa el espectáculo Juicio Universal. Miguel Ángel y los secretos de la Capilla Sixtina, el programa del auditorio de la calle de la Conciliazione, revela L’Osservatore Romano, en su edición del 9 de agosto de 2018.

El ex cantante de The Police, saludó junto su mujer, al Pontífice en la audiencia general, celebrada esta mañana, miércoles, 8 de agosto, en el Vaticano, en la que ambos participaron.

El espectáculo que Sting ha compuesto está producido gracias a la experiencia científica de los Museos del Vaticano, y su principal protagonista es la Capilla Sixtina. Sting es el autor del tema musical principal y Marco Balich, el creador de las ceremonias olímpicas, dirigió el espectáculo.

“Cuando vi la Capilla Sixtina –relata el músico en L’Osservatore Romano– me llamó la atención el genio de Miguel Ángel. Hacer una ‘banda sonora’ de tal visión es una experiencia mística “.

Particularmente atento a la dimensión espiritual y las cuestiones de solidaridad, Sting ya escribió en 1989 a Juan Pablo II para apoyar la causa de los pueblos amazónicos.

Al final de la audiencia, Sting visitó nuevamente la Capilla Sixtina, la Capilla Paulina y la Sala Regia, según la misma fuente.

Con Anita Bourdin